Una realidad intolerable. Sólo el odio al país y a un determinado sector de la sociedad, la hacen entendible

Millones de kilogramos de frutas de buena calidad, perdidos, pudriéndose en sus plantaciones …

El kirchnerismo no ha dejado grupo social sin atacar. Si a alguno favorece, lo hace por su propia conveniencia

Es decir: Los únicos grupos que salen airosos y muy beneficiados con el actual Gobierno, son los genuinamente kirchneristas, o sea, los amigos e integrantes del poder.

Al margen de esto, hay una noticia que ha sacudido a la Argentina en los últimos tiempos, pero más que noticia ha sido un clamor, en realidad, porque cuando desde un sector muy importante de la producción, que ha sostenido y sostiene a centenares de miles de familias de una gran porción del territorio nacional, se avisa con debido tiempo, que de acuerdo a las condiciones económicas del país, impuestas por el actual Gobierno, ese grupo humano no podrá continuar con su trabajo y su calidad de producción, y las autoridades lo ignoran –en el más habitual y conocido estilo kirchnerista que ha prevalecido a lo largo de toda su gestión gubernamental-, el problema es muy grave, no sólo por las consecuencias, sino porque el hecho confirma a las claras que hay una especie de persecución perversa, hacia determinados sectores de la sociedad. En este caso se está hablando de los productores de frutas de la región del Alto Valle, de Río Negro y Neuquén, y antes lo fueron sus pares de la zona de Mendoza, aunque el fenómeno afectó a todas las regiones del país donde se motoriza la economía con ese tipo de producción.

No cabe en la cabeza de las personas razonables y prudentes, el abandono oficial con el que ha respondido el Gobierno, desde que –se insiste que se lo ha hecho con el tiempo debido-, comenzaron los reclamos y las advertencias acerca de las dificultades que se manifestarían a corto plazo.

No hubo respuesta, y al contrario, si existió la habitual actitud kirchnerista de “ningunear” a los reclamantes. Un sector más, desplazado de la órbita de interés de la Presidente CRISTINA KIRCHNER en especial, y de su entorno más cercano, grupo que sí acude con premura cuando se trata de favorecer negocios y empresas de los amigos. Pero, bien puede creerse que en la Argentina, las actividades económicas que no son rentables, regularmente no entran en esa condición por una cuestión puramente de mercado, sino por una especie de actitud cínica y perversa de persecución que el actual Gobierno emplea cuando se trata de sectores empresariales y sociales a los que por distintas razones, algunas conocidas y otras posibles de imaginar, el Gobierno directamente excluye de la asistencia estatal que merecen, no sólo sus productores directos, sino la enorme cantidad de fuentes de trabajo que cada actividad genera, de modo indirecto. Hay, casi siempre, una exclusión basada en cuestiones ideológicas, algo antinatural, contrario a la cultura y a la historia del país.

Para que mejor se entienda acerca de lo que se está hablando, a continuación se transcriben algunos párrafos de un comunicado que el último día de Julio pasado, emitió la Sociedad Rural Argentina, dando cuenta de la visita que hizo ELVIO FERRAZA, titular de la Cámara de Productores Agrícolas de Villa Regina (Río Negro), a la 129° Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, donde fue recibido por el Presidente de la Sociedad rural Argentina, LUÍS MIGUEL ETCHEVEHERE.

Allí dijo FERRAZA:
“Queríamos venir a la Expo porque sabemos que es una vidriera muy importante de toda la producción del país y queríamos hacerle saber a la sociedad la problemática que tenemos: estamos trabajando a pérdida hace muchos años. Los últimos cuatro fueron malos y este último es el peor”, dijo y agregó: “el productor no puede seguir trabajando ni manteniendo su producción: lo que ustedes pagan 20 ó 30 pesos por kilo a nosotros nos pagan 1 peso”.

“Para comprar un kilo de carne, el productor de frutas necesita vender 85 kilos de manzanas. En el caso de querer un kilo de yerba, tendría que vender 50 kilos de manzana”. Esos son algunos de los datos que contenían los folletos que repartieron a la gente que se acercó a recibir las frutas”.

Lo expresado, representa tan sólo un caso para que sirva de ejemplo. Podrían recogerse miles más, aún desde ese sector, que no es el único perjudicado. Ya este mismo Medio se ha encargado en los últimos años de venir entrevistando a especialistas y a productores de distintos rubros, quienes ofrecieron al Portal los datos de los respectivos sufrimientos sectoriales.

En el puntual caso del ejemplo ahora presentado, hay además un hecho muy triste: Millones de kilogramos de fruta de muy buena calidad, debieron perderse, cuando el Gobierno, por no dar su brazo a torcer y además para evitar la evidencia de un descontrolado y arbitrario ejercicio del poder, ni siquiera se tomó el trabajo de organizar, al conocer con la debida anticipación la imposibilidad de los productores de recoger la fruta, la recolección por su cuenta, y la entrega ulterior de los productos a las entidades privadas que bien se ocupan de su distribución a los necesitados, como lo hace, por ejemplo, la Fundación Banco de Alimentos, cuyos Directivos han sido también entrevistados repetidamente aquí; o de implementar lo necesario para la conservación en frío de los productos, tan costosos a la vez que nutritivos, y hoy esenciales para la comunidad.

Además, con una medida de este tipo, hubiera encontrado la forma de hacer trabajar a millones de vagos que reciben Planes Sociales sin la exigencia de contraprestación alguna.

Pareciera que los actuales gobernantes sólo se muestran creativos cuando se trata de robar …

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

1 Comment en "Una realidad intolerable. Sólo el odio al país y a un determinado sector de la sociedad, la hacen entendible"

  1. Este gobierrno perverso destruyo todo lo que pudo, economica,fisica y moralmente al pais.PERO LO MAS TRISTE ES EL PUEBLO COMPRADO QUE LO APOYA .NUESTROS HIJOS PAGARAN CON SANGRE Y ESCLAVITUD EL NEGOCIO

Comments are closed.