Una marca de BASF incluye a jóvenes sudamericanos que no trabajan ni estudian

Un pasaje del desarrollo de “Espacio inclusivo”

El programa se aplica en la Argentina y Uruguay, ya lo hizo en Chile. Entrevista a Directivo de BASF

Según la información brindada en una reciente presentación de GLASURIT, la marca de repintado automotriz de la Química BASF, hay en Sudamérica alrededor de 20 millones de jóvenes que no trabajan ni estudian. En ese contexto surge el programa “Espacio Inclusivo”, el que consiste en generar oportunidades de trabajo a través de entrenamiento técnico en re-pintura automotriz.

ENFOQUES POSITIVOS entrevistó a PABLO PROVERA, Coordinador de Marketing de BASF, quien así responde las preguntas referidas al programa en cuestión, y su funcionamiento:

Hoy resulta de gran interés social la actividad que ustedes desarrollan en cuanto a la inclusión laboral. ¿Puede darnos precisiones acerca de este programa?

“Glasurit, la marca de repintado automotriz de BASF –We create chemistry-, está desarrollando el programa Espacio Inclusivo en Argentina y Uruguay, luego de su exitosa implementación en Chile. El objetivo de Espacio Inclusivo es elevar la calificación de la mano de obra en la industria del repintado mediante capacitaciones técnicas y prácticas en tecnologías de avanzada, generando oportunidades de empleo de calidad para jóvenes.

Espacio Inclusivo es un proyecto de valor compartido que contribuye con el desarrollo social y que, al mismo tiempo promueve negocios rentables en la cadena de valor”.

¿Cuál es la actitud que muestran los jóvenes que concurren a la capacitación laboral? ¿Son conscientes del alto valor que representa la oportunidad de trabajo que se les brinda?

“En Sudamérica, 1 de cada 5 jóvenes no estudia ni trabaja, por lo que están expuestos a una situación de vulnerabilidad, pero a la vez los mercados están demandando personas calificadas para tareas cada vez más específicas. A través de su marca Glasurit, líder en el negocio de re-pintura automotriz, BASF detectó la falta de profesionalismo y la escasez de mano de obra en la industria del repintado automotriz y decidió lanzar el programa Espacio Inclusivo, con el fin de generar oportunidades de trabajo a través de entrenamiento técnico en re-pintura automotriz.

Actualmente, en Argentina se está trabajando con el Centro de Formación Profesional Héroes de Malvinas y vemos que los participantes aprenden con entusiasmo y se esfuerzan en capacitarse en el manejo de tecnologías de avanzada. Nuestro próximo paso es promover más alianzas con distintas ONG´s para que el proyecto llegue a más personas, tanto a jóvenes como a nuestros clientes que obtienen mano de obra calificada”.

¿Qué experiencia a nivel social, han recogido de la aplicación de este mismo programa, en Chile y Uruguay?

“El programa comenzó en Chile, donde BASF junto a Fundación Cristo Vive, una organización que ofrece capacitación en oficios a jóvenes, implementó un plan de capacitación ofrecido a personas vulnerables para mejorar sus perspectivas de empleabilidad y vida. El resultado fue un éxito y continúa fomentando a jóvenes en el oficio del pintor para su inserción en el ámbito laboral. En el caso de Uruguay, se está capacitando a jóvenes de la Universidad del Trabajo (UTU).

Y en cuanto al respeto al Medio Ambiente, que forma parte de la capacitación que ustedes realizan, ¿Es un valor que reconocen los participantes del programa? 

“La estrategia corporativa de BASF pone foco en la contribución de la química para un futuro sustentable. La sustentabilidad es un valor que solemos transmitir a los participantes de Espacio Inclusivo ya que creemos que el éxito económico se impulsa a través de la protección ambiental, la responsabilidad social y la gestión responsable a lo largo de toda la cadena de valor y con un uso más eficiente de los recursos”.