Una juez deja desprotegida a la población por una imprudente medida y una mala influencia

Una imagen que en 24 horas recorrió el mundo entero

La actitud de esta funcionaria recuerda ineludiblemente a las extrañas actitudes de la ex fiscal FEIN

Obviamente en la Argentina hay que trabajar duramente para cambiar a la mayoría de los jueces y fiscales, que son quienes no cumplen con las leyes y además manifiestan tendencias políticas, actúan arbitrariamente, cuando no son prevaricadores, y se meten en temas que no conocen, como lo es la situación de desproteger a las Fuerzas de Seguridad ante energúmenos violentos, frente a una descontrolada manifestación de ataques, de quienes usan como excusa el tema de acaba de tratar el Congreso de la Nación

Y todo porque un sujeto que llegó a ser Diputado Nacional, utilizando todas las mañas que le permite el sistema, y que disfrutó de la conducción de la línea aérea de bandera, sin ninguna preparación específica ni general al efecto -aunque sirvió sí eficientemente en cuanto a corrupción, a un Gobierno dedicado precisamente a ese delitos -, lo pidió a la Justicia.

Pero si tan sólo desproteger a la Policía ya es una enorme imprudencia y un caso muy grave, además de los efectivos aquí corre riesgo toda la población, y hasta los bienes, tales como inmuebles, automóviles, etcétera. La conducción de las Fuerzas dio expresas instrucciones exigiendo al personal no sólo quedar desprotegido, sino que, utilizando expresiones rebuscadas pero fáciles de interpretar, también tienen que abandonar los lugares de peligro, aún fuera del círculo impuesto a la zona del Congreso.

Y aquí ya se entra en la zona de la patología mental.

ENFOQUES POSITIVOS pretende ilustrar lo referido a determinadas actitudes que le han sido denunciadas a lo largo de su carrera, a la juez que emitió la orden que aquí se critica. Ciertamente muy elocuentes. Para ello transcribirá, al final de la presente nota, lo publicado en el día de ayer Lunes 18 de Diciembre, por la Agencia de Noticias TOTAL NEWS, lo que muestra que esta persona no reúne las condiciones necesarias para evaluar y determinar medidas en casos de tanta importancia, y que además de un sano y razonable juicio, requieren de una específica preparación en el tema en cuestión.

Por ello la alusión a la ex fiscal FEIN en ocasión de hacerse cargo ella de la investigación por el asesinato del fiscal ALBERTO NISMAN, mostrando actitudes impropias para un funcionario judicial serio y experimentado.

Se hace imprescindible una revisión urgente y total de los mecanismos de selección de los funcionarios judiciales. Y la consiguiente búsqueda de lograr que desaparezcan de la Justicia, figuras inapropiadas para ocupar cargos de tanta responsabilidad, tan bien pagados, además de contar con privilegios inaceptables. No pueden llegar allí sujetos incapaces de ser razonables a la hora de impartir justicia. Ver al respecto lo que dice el Abogado ALEJANDRO FARGOSI, en una de las entrevistas que se publican en la presente Edición del Portal.

En definitiva una actitud criminal –y que lo digan si no los Policías que terminaron heridos sin que por pura casualidad no haya habido muertos-, todo por culpa de una desacertada decisión judicial. Pero la responsabilidad es compartida porque desde el Poder Ejecutivo no hubo una urgente presentación contra la Magistrada exigiendo anular su disparatada decisión. Los más acreditados profesionales en Derecho consultados, aseguran que la resolución de la juez es perfectamente posible de cuestionar y de llevarla a ella a un Juicio Político, por mal desempeño.

A continuación la transcripción de la nota que fue poblada de imágenes gráficas muy elocuentes y representativas de los juicios que se emiten en la nota publicada por la Agencia informativa TOTAL NEWS. Las imágenes podrán encontrarse en el Medio aludido a través de Internet:

“Reforma previsional: quién es la jueza que ordenó que la policía no lleve “armas letales” durante el operativo en el Congreso

18 DICIEMBRE 2017

La magistrada en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires Patricia López Vergara dispuso que las fuerzas de seguridad no usen “armas letales” durante las protestas frente al Parlamento

La jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires Patricia López Vergara prohibió el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad que tienen a cargo el operativo de seguridad frente al Congreso, donde se debate la reforma previsional.

En su fallo, López Vergara consideró que se encontraba “obligada a ponderar el estado de crispación de la población en orden a velar por la paz social y la preservación de vulneración de los derechos, tanto de ciudadanos como de personal policial“, e instó a las autoridades del ministerio de Seguridad porteño a usar balas de goma y gases lacrimógenos como “último recurso” y a “una distancia que minimice posibles consecuencias nocivas“.

Ex integrante del Consejo de la Magistratura de la Ciudad entre 2010 y 2011, donde fue presidente de la Comisión de Disciplina y Acusación, López Vergara está a cargo del fuero Contencioso Administrativo y Tributario N° 6 desde el año 2000, y por su despacho en Avenida de Mayo al 500 pasaron causas que la enfrentaron con los últimos cuatro jefes de Gobierno porteños, desde Aníbal Ibarra hasta Horacio Rodríguez Larreta, pasando por Jorge Telerman y Mauricio Macri.

Es ese mismo despacho en Avenida de Mayo desde el que hoy estableció el protocolo para las fuerzas de seguridad en el marco de las protestas en el Congreso donde López Vergara tiene, según reconoció en una entrevista en 2012 al semanario Democracia, una colección de perfumes franceses, “sillones recubiertos con pieles, banquetas animal print, un banco con forma de mano traído de Indonesia, cuadros valiosísimos que se destacan en una pared pintada de verde chillón, pinturas de Carlos Alonso, Julio Barragán y Alicia Puy, un grabado con reminiscencias de su libro preferido, ‘Alice in Wonderland’, un altar de iglesia católica transformado en una biblioteca adornada con budas, alfombras persas (y) lámparas art decó y Tiffany“.

Pero además, López Vergara tiene “un teléfono hecho en un stiletto colorado de lentejuelas y una colección de lapiceras Mont Blanc de la línea Divas traídas directamente de Europa cuyo precio no baja de los 600 euros cada una. No falta por supuesto la cafetera italiana y una silla ergonómica para la columna”.

Esta abogada egresada de la Universidad Católica Argentina (UCA) en 1970 comparte el gusto por los lujos con su marido, “un economista educado en Suiza e Inglaterra”. “El es mi cable a tierra, nos reímos mucho, tenemos un velero donde navegamos, nos vamos un mes y después no entendemos cómo seguimos trabajando“, aseguró en 2012 la magistrada.

Los jueces tienen que trabajar en un ambiente lindo, yo paso más horas acá que en mi casa. El arte me apasiona en todas sus manifestaciones: soy una apasionada de la pintura, de la música. Y en todos los aspectos de la vida, cuanto más sensible es un ser humano, mejor. En la Justicia necesitamos gente sensible“, aseguró en esa entrevista la magistrada para justificar su estilo de vida.

Sin embargo, la decoración de lujo de su despacho o sus gustos caros no son la única polémica que envuelve a la jueza, ya que en 2009 fue denunciada por violencia laboral por los empleados de su juzgado. En marzo de ese año, López Vergara fue acusada de incurrir en “conductas abusivas“, y en el expediente 2011/08 consta que sus denunciantes la acusaron de impulsar prácticas abusivas como “sobrecarga cuantitativa de trabajo, maltrato, desigualdad, alta burocratización, arbitrariedad, falta de respeto a los procedimientos instituidos, normativas y reglamentos vigentes, clima de trabajo tenso, constante cambio del personal entre las secretarías“.

El mismo expediente destaca además que “la jueza hace comentarios despectivos de los empleados respecto de la ropa que usan y sobre el peso de algunos, califica a muchos de sus empleados de ‘grasas’, ‘gente de barrio’ o ‘a esa empleada solo la tendría para llevar las bolsas del supermercado‘, y que ‘el que no habla inglés es un ‘grasita”. También denunciaron que en reiteradas oportunidades ha dicho ‘a vos no se te paga para que pienses‘”. Por suerte para la magistrada, esa denuncia impulsada por la Asociación de Empleados del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (AEJBA) fue archivada debido a que “ya que no se acreditaron los extremos que requiere el caso“.

Enfrentamiento con los Gobiernos porteños

La especialista en Derecho Administrativo y Administración Pública se enfrentó con todos los jefes de Gobierno desde que está al frente del fuero N° 6 en lo Contencioso Administrativo y Tributario. Por ejemplo, en 2005 chocó con el entonces intendente Aníbal Ibarra cuando ordenó clausurar el tesoro de la casa matriz del Banco Ciudad con el objetivo de que ocho familiares de cartoneros cobraran un subsidio de $3.690. Ese fallo motivó una dura respuesta de Ibarra, que dijo que esa decisión fue una “fenomenal irresponsabilidad”. “La jueza se presentó en el banco con estos fulanos pretendiendo que con fondos propios el Banco Ciudad pague subsidios delirantes”, decía en aquel momento Ibarra, que también la amenazó: “La vamos a recusar y la vamos a responsabilizar con su propio patrimoniopor haber ejecutado sobre fondos públicos una medida judicial que no está firme”.

Pocos meses después, López Vergara se enfrentó con Jorge Telerman cuando en 2007resolvió suspender los permisos de obra que habilitaban la construcción de edificios en 45 manzanas de Las Cañitas y Palermo y 16 manzanas en Caballito. Esto, que fue celebrado por las asambleas de vecinos, lo sufrió Telerman, quien estaba a favor de esos desarrollos inmobiliarios.

Por otro lado, en 2012, cuando Mauricio Macri ya era alcalde porteño, se metió en un conflicto entre el PRO y los manteros de Perú y Florida cuando resolvió suspender el desalojo de las peatonales y obstaculizó el plan del Ejecutivo porteño de mudarlos a la plaza Roberto Arlt, en Rivadavia y Esmeralda.

Finalmente, este lunes cerró el círculo cuando dispuso el protocolo para el operativo frente al Congreso que se realiza con la supervisión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, luego de que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich fuera desplazada de la organización de las fuerzas de seguridad”.