Un tema que interesa a toda la población es el referido a la relación entre los laboratorios medicinales y los Médicos

Débora Dansker

Entrevista con DÉBORA DANSKER, Directiva del Laboratorio SANDOZ, compañía farmacéutica de origen suizo

 

Nuestra entrevistada es Compliance Manager para Latinoamérica en SANDOZ, la división de genéricos del grupo NOVARTIS. DÉBORA DANSKER es Licenciada en Administración y ha realizado un MBA en la Universidad del Salvador.

 

El que sigue es el texto completo de la entrevista:

 

En un reciente encuentro realizado en Buenos Aires, el que se ocupó del tema de la corrupción a nivel de las empresas, usted aludió a una cuestión muy comentada en los últimos años en el país, relacionada con un conocido comportamiento de parte de las compañías dedicadas a la elaboración de medicamentos. Dijo: “Se va a terminar con la influencia de los laboratorios sobre los Médicos a la hora de prescribir”. Un pronóstico auspicioso por cierto …

P: ¿Puede ampliarnos esta expresión?:

R: “Así es. Hoy más que nunca, la sociedad exige que las relaciones entre la industria farmacéutica y los Médicos estén basadas en la ética y la transparencia. Nadie duda que dichas relaciones sean sumamente necesarias para el desarrollo de medicinas innovadoras y conocimiento de productos genéricos que devienen en una mejora de la calidad de vida de la sociedad en su conjunto, pero debemos asegurarnos que esas interacciones estén dadas en un ámbito, donde los Médicos tengan la suficiente independencia para prescribir los productos que ellos consideran como mejor tratamiento para cada paciente, anteponiendo la salud y bienestar de la sociedad a sus posibles intereses económicos. Esa independencia viene dada de la mano de determinadas medidas aplicadas por muchas compañías farmacéuticas orientadas a reforzar la transparencia de las relaciones con los Médicos, sin estar influenciados indebidamente. Si profundizamos en el tema de las prácticas comerciales éticas, muchas compañías financian la asistencia de Médicos a eventos, siempre y cuando cumplan con determinados requisitos, por ejemplo, deben tener una agenda con contenido puramente científico y los gastos que se financian deben estar limitados sólo a aquellos que sean razonables y que estén relacionados a traslados, alojamientos y comidas, los cuales deben ser secundarios al objetivo principal del evento en sí.

Asimismo, el lugar del evento debe ser apropiado al objetivo científico y educativo del mismo. En esta área, Novartis ha decidido invertir más que nunca en el desarrollo y adaptación de nuevas e innovadoras formas de comunicación digital, lo cual proveerá a un mayor número de Médicos alrededor del mundo de información médica clave sobre nuestros productos y tratamientos de las diferentes patologías. Así, al utilizar reuniones virtuales y plataformas web de comunicación, mayor cantidad de Médicos podrán acceder a información que necesitan para tomar mejores decisiones médicas y brindar a los pacientes el mejor tratamiento.

Esta decisión, para países en desarrollo como es el nuestro, es sumamente importante ya que no todos los Médicos hoy son financiados para asistir a congresos nacionales e internacionales y bajo esta medida, sí podrán hacerlo. Por otro lado, si hablamos de la contratación de los Médicos para la provisión de servicios, por ejemplo, como oradores, una práctica ética está referida a que el pago debe basarse en un valor justo de mercado, el cual debe estar respaldado por criterios objetivos de acuerdo a la cantidad de horas destinadas al servicio y a la preparación, años de experiencia médica/clínica, etcétera. Y asimismo, el proceso de selección de dichos profesionales de la salud debe estar liderado por áreas no vinculadas con lo comercial y/o marketing.

En este sentido, Novartis ha decidido restringir la contratación de Médicos como oradores para eventos donde se promocionan nuestros productos solo a determinadas situaciones como, por ejemplo, cuando un producto nuevo se lanza al mercado, porque se desprende que los Médicos deben ser capacitados debidamente en el uso del mismo.  Y así, podría seguir enumerando muchísimas más acciones implementadas por varias compañías, las cuales han decidido voluntariamente implementarlas, considerando ir más allá de lo que establece la ley”.

P: ¿El comportamiento de determinados laboratorios influyendo sobre los Médicos, al que usted se refirió, es sólo atribuible a nuestro país o a la región, o se trata de algo generalizado a nivel global?:

R: “Si hablamos de nuestro país particularmente, las prácticas éticas mencionadas anteriormente no son aplicadas por todas las empresas por igual o en igual medida, por lo cual una potencial nueva ley Anti-corrupción en nuestro país sería un incentivo más que suficiente para que muchas empresas adopten similares prácticas, equiparando las reglas de juego de la industria. Desde ya que no es de esperar que estos cambios ocurran ni bien se sancione esta nueva ley sino que son cambios graduales, que requerirán tiempo para erradicar las prácticas no éticas de la industria. En todo caso, dependerá de la aplicación de la ley por parte de la Justicia y del poder sancionatorio que esta ejerza. Si hablamos a nivel regional, países como Brasil y México ya han sancionado leyes Anticorrupción en los últimos tiempos. Ahora bien, si hablamos de auto-regulación, muy común en nuestra industria, y si comparamos nuestra región con Europa, en Latinoamérica no tenemos una asociación de empresas farmacéuticas con un sólido código de ética regulando las prácticas específicas de la industria como sí lo es EFPIA para Europa (European Federation of Pharmaceutical Industries and Associations).

En este sentido, dicha asociación ha dado un paso fundamental en lo que se refiere a conducta ética ya que, similar a lo que ya es requisito en Estado Unidos, desde Junio de 2016 ha decidido que todas las compañías pertenecientes a la asociación deben transparentar, haciendo público, todos los pagos y cualquier transferencia de valor (por ejemplo, honorarios por charlas, consultorías, etcétera) que se realice a los Médicos y a las asociaciones relacionadas con el cuidado de la salud y a los productos de prescripción médica. Novartis extenderá esta medida a todos sus productos y a todas las unidades de Europa a partir del 2017, incluso aquellas que por sus negocios no están cubiertas por EFPIA. Esta decisión es fundamental en lo que respecta a mayor transparencia en la relación entre la comunidad médica y la industria, y seguramente, en el mediano plazo, sea una medida alcanzable para todo el mundo”.

P: En un tema tan delicado como lo es el de la salud humana, donde un error puede generar consecuencias desastrosas, es posible imaginar los fuertes controles existentes dentro de las compañías, que a nivel de vigilancia sobre el comportamiento ético de su personal, se han de manifestar. ¿Cómo trabajan internamente para garantizar de alguna manera dicha conducta? 

R: “Para vigilar el comportamiento ético de nuestros empleados, desde el área de Cumplimiento (Compliance) realizamos diferentes actividades. Por un lado, efectuamos campañas de concientización y programas de entrenamiento de las políticas de Compliance en diferentes formatos, como entrenamientos on-line y presenciales, workshops, juegos, etcétera. Todos los empleados están obligados a completar los entrenamientos brindados. Además, junto con los líderes del negocio, realizamos monitoreos sobre las diferentes políticas que integran nuestro Programa de Cumplimiento, como son el Código de Conducta, la Política Anti-Soborno y la Política de Prácticas profesionales de interacción con Médicos y organizaciones del cuidado de la salud. Dichos monitoreos consisten en análisis de riesgo, matrices de control, testeos y reportes continuos de determinados indicadores al Management. Y por otro lado, recalco que Novartis requiere a sus empleados que reporten cualquier caso real o sospecha de mala conducta. El miedo a una posible represalia puede hacer difícil que los empleados reporten estos casos pero establecimos políticas claras para protegerlos de cualquier represalia. Existe una oficina que maneja las investigaciones y reporta cualquier caso comprobado de mala conducta a los equipos de liderazgo correspondientes para que tomen las acciones necesarias”.