Sospechas de enormes gastos en la campaña electoral de CK. ¿Se conoce de dónde salieron los fondos?

Buena idea sería la de poner una bandera argentina en cada mesa de votación. Tal vez sirva como elemento inspirador …

Pasaron las elecciones de Agosto y habrá que ver si hubo envíos descontrolados de la Casa Rosada a las provincias

 

No se terminan las sorpresas en esta Argentina, que da para todo, incluso como para tener que aceptar que el sistema populista al que se ha adherido al menos en parte, el actual Gobierno, es utilizado como verdaderos calcos de las conductas que por tantos años mantuvo el Gobierno anterior, cada vez que brinda importantes subsidios y otros tipos de ayudas a provincias que por culpa de su propia corrupción presentan hoy pesados déficits. Esas provincias siguen siendo gobernadas por kirchneristas sospechados de la más graves irregularidades, a modo de dispensas ilegales y gastos discrecionales. En este plano se destacan, tal vez en primer lugar, las de Formosa y Santa Cruz, y les siguen algunas del Norte argentino.

Son las mismas provincias, cuyos Gobernadores suelen viajar seguido a Buenos Aires para seguir pidiendo plata, y en la Casa Rosada, por cuestiones políticas, las que lamentablemente suelen privilegiarse frente a cuestionamientos legales y morales, y especialmente humanos, terminan haciéndoles envíos, para tranquilizar a la población, mientras ésta seguirá votando a su corrupta dirigencia política que la llevó al actual estado de cosas. El hecho merece tres fuertes calificativos, cuyos nombres comienzan con la letra “i”: Insólito, injusto e inadmisible …

Cuando estas líneas lleguen a los lectores, ya se conocerán los resultados de la elección del Domingo, pero de cualquier modo lo que aquí se presenta, merecerá ser investigado inmediatamente, como para conocer el origen de los dineros puestos por el kirchnerismo en esas elecciones y la responsabilidad que puede caberles a funcionarios del actual Gobierno Nacional, en todo caso por la falta de control de fondos del Estado enviados a las provincias.

Hay mucho dinero circulando hoy, de origen desconocido, descubierto en la aplicación de maniobras tendientes a generar ataques al actual Gobierno, a través de la utilización de grupos de izquierda, o de la distribución de personas con apariencia de indigentes, en distintos sectores de la ciudad, cuando en realidad a la mayoría de ellos no se los ve famélicos, y aparecen y desaparecen de un modo organizado, como respondiendo a estrategias finamente elaboradas, para dar la sensación de una complicación social que, si bien existe en cierto grado, no lo es tanto como se la quiere presentar.

Esto y además grupos de presuntos dirigentes sociales que gastan en permanentes viajes dentro del país, y obviamente no lo hacen por transporte terrestre sino que utilizan distintas líneas aéreas, y también viajan al exterior, especialmente al Vaticano. Todo esto lleva a preguntarse quiénes son estos sujetos, y de dónde obtienen dinero para tan elevados gastos.

Al margen de todo lo expresado y de la condena moral que merecen estos tipos de hechos frente a una sociedad que efectivamente padece necesidades, y si bien tal vez el tema del hambre, tan común en determinadas provincias muy pobres, está aparentemente controlándose, hay muchísimas necesidades más, que podrían solventarse con los mismos dineros que son utilizados para las campañas políticas. ¿Quién recuerda hoy las necesidades que tienen que ver con la salud y con el transporte, y acaso con la educación, cuando en la Provincia de Santa Cruz no hubo clases en todo lo que va del presente año. Y tantas necesidades más que día a día van quedando en evidencia.

Ese dinero que en la Argentina sigue circulando sin demasiados controles, alguien lo tiene que haber originado. Su distribución, a juzgar tan sólo por las investigaciones judiciales que han trascendido acerca de hechos de corrupción emblemáticos, puede ser fácilmente rastreada y llegar hasta sus orígenes. ¿Alguien está trabajando acerca de ello?. O es preferible no “hacer ola”, porque en la medida en que se siga hablando del tema pueden surgir novedades muy desagradables para los principales políticos vinculados a la era kirchnerista, pero tal vez también para actuales importantes funcionarios.

Con relación a la última expresión, se sugiere la lectura de la columna “CORTITAS” de la presente Edición, en la que puede encontrarse un ejemplo muy directo al respecto.

Volviendo, y ya para cerrar el presente comentario, a los gastos y actitudes mañosas y hasta mafiosas que se manifiestan en las campañas políticas, es cierto que las mismas no son nuevas, pero lo más triste es que la sociedad parece no rechazar ese estilo, como debiera ser, como correspondería que fuese.

Be the first to comment on "Sospechas de enormes gastos en la campaña electoral de CK. ¿Se conoce de dónde salieron los fondos?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


14 + 17 =