¿Será posible sentar en el banquillo a los jueces que actuaron influenciados por una patológica mentalidad?

Doctor Eduardo Gerome

Han provocado a la sociedad muchos y graves daños, irreparables. El Portal consulta a un distinguido Ex Juez

 

El doctor EDUARDO GEROME es un respetable abogado penalista, fue fiscal y juez de instrucción, y muy activo en la actual corriente que felizmente de modo creciente, se ha instalado en la sociedad argentina, ejerciendo legítimas protestas acerca de un indebido comportamiento de varios jueces y fiscales, de esos que actúan bajo la modalidad indebidamente llamada “Garantismo”, que consiste en otorgar privilegios insensatos a homicidas, violadores y ladrones, en perjuicio de la sociedad sana y apegada a las leyes. A través de este comportamiento, los jueces y fiscales que actuaron indebidamente, han conseguido que muchos argentinos inocentes, muriesen en manos de quienes nunca deberían haber estado en libertad, al momento de cometer esos asesinatos.

La presente entrevista se publica pocas horas antes de llevarse a cabo en Buenos Aires, una concentración pública que podrá dividir la cuestión de la inseguridad en toda la Argentina, en un antes y un después de la misma, a juzgar por la fuerte campaña que la ha apoyado, de parte de las más acreditadas entidades preocupadas por el tema en el país, y el apoyo de reconocidas figuras de la cultura, del arte y de la actividad social en general.

El encuentro es el que bajo la consigna “Para que no te pase – Inseguridad, Injusticia, Impunidad”, se llevará a cabo en la Plaza frente al Congreso Nacional, el próximo Martes, 11 de Octubre, a las 18:00 horas.

ENFOQUES POSITIVOS viene integrando ese ahora numeroso grupo de personas, entidades y algunos Medios, desde hace varios años.

Lo que sigue es la transcripción de la entrevista anunciada, aclarándose que los párrafos destacados en negrita, corresponden a la Redacción del Portal:

P: El Gobierno de CAMBIEMOS parece haberse visto empujado a acelerar los cambios en la Justicia, cuyo desempeño llegó a permitir situaciones aberrantes, como es ampliamente conocido. ¿Cree usted que las reformas a proponer ahora, podrían conseguir importantes mejoras en la calidad de ese servicio?:

R: “Durante mucho tiempo vinimos soportando una inseguridad creciente que se sufría con desesperanza porque la inacción del gobierno y los fallos arbitrarios de los jueces permitieron el crecimiento exponencial del delito, a  la vez que se multiplicaba la violencia que empleaban sus autores.  La elección del nuevo Gobierno trajo aparejado un cambio en el clima político y la sociedad, después de años de padecer la inseguridad y de saber que nada se había hecho para combatir este flagelo, expresó claramente su hartazgo con esa situación.  Afortunadamente,  las autoridades que asumieron en Diciembre pasado escucharon este requerimiento y hoy se advierte que se proponen diversas medidas para cambiar ese estado de cosas. Puntualmente, veo que se está tratando de mejorar el sistema policial y el penitenciario, así como se proponen normas para conseguir una mejor administración de justicia”.

P: ¿Hay algo previsto en los cambios propuestos, que podrían ayudar a limitar los “super-poderes” que ejercitan jueces y fiscales, a caballo de una legislación o de una asociación con la política de turno, que han permitido verdaderas y lamentables arbitrariedades o discrecionalidades?:

 

R: “Se ha enviado al Congreso un proyecto de ley que limita las excarcelaciones y esto es muy importante porque los jueces hasta ahora han hecho una aplicación antojadiza de dicha facultad, otorgándola automáticamente a una enorme cantidad de imputados de delitos incluso graves, sin adoptar los más mínimos recaudos para certificar la procedencia de las mismas y sin reparar en las consecuencias dañosas que esa actitud desaprensiva acarreaba. Resulta irritante que delincuentes que protagonizan hechos graves y que tienen antecedentes sean excarcelados a poco de que cometan el delito sin que los jueces tomen recaudos para determinar las posibilidades de fuga o de que vuelvan a delinquir. Ahora se busca limitar esa discrecionalidad, poniendo condiciones para su otorgamiento, lo que es un paso muy positivo.

Asimismo, estipula el proyecto que cuando alguien sea condenado a prisión por un tribunal, no se debe esperar a que intervengan cámaras de apelaciones o cortes superiores sino que se empieza a cumplir la sentencia desde el momento en que se dicta, por cuanto esa decisión rompe la presunción de inocencia que tiene todo procesado.  Estas reformas son muy necesarias porque hasta ahora una persona podía ser condenada a prisión en dos instancias y no empezar a cumplir la sentencia hasta que la confirme finalmente el último tribunal que puede revisar la decisión, lo que ocurre mucho tiempo después. Así, el delincuente muchas veces no se presentaba más y tampoco se lo encontraba sino que ya la memoria colectiva del hecho que cometiera se había esfumado.

Por su parte, en la provincia de Buenos Aires se busca sancionar una ley que otorga facultades procesales a la víctima para que ésta tenga intervención en los procesos, tanto durante el juicio como posteriormente durante el tiempo de su condena para opinar y oponerse a beneficios liberatorios anticipados que pueda peticionar el condenado.

Es fundamental la consideración de la víctima en el proceso porque hasta ahora solo se tenía en cuenta al delincuente cuando aquélla era la que sufre las consecuencias de la acción violenta y resulta la verdadera perjudicada por el hecho. Hay que destacar, en este  aspecto, el incesante esfuerzo de muchas organizaciones, entre las que puedo citar a Usina de Justicia, cuya perseverante labor en pro de la consideración de las víctimas ha contribuido a la concientización del tema y provocado algunos de los cambios que reclama.

También se debe anotar el denodado esfuerzo de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires para tratar de depurar la policía de una corrupción sistemática que posibilitó no sólo el enriquecimiento ilícito de los funcionarios que gobernaban sino obviamente el aumento de la criminalidad y la impunidad que gozaron sus autores.”

P: Por lo pronto: ¿Podría creerse que el fin de las excarcelaciones “automáticas” tan comunes en los últimos tiempos, y la justa consideración de la importancia de la reincidencia, permitirá escribir una condena que tenga a la seguridad de la comunidad como lógica destinataria?:

 

R: “El mal llamado “garantismo”, que otorga protección solo a los delincuentes pero no a la sociedad, que se vio así relegada en la consideración de quienes administran justicia, impulsó la inventiva permanente de nuevos argumentos que posibilitaron la aplicación de las leyes en forma cada vez más beneficiosa para ladrones, violadores y asesinos. Entre otras cosas, se dijo insólitamente que la reincidencia en el delito no podía ser considerada para la imposición de una pena o el otorgamiento de un beneficio, porque implicaba juzgar dos veces por el mismo hecho a una persona. Este absurdo cae por su propio peso ya que en todo orden de la vida se debe juzgar más severamente a quien ya ha cometido otros hechos delictuosos respecto de quien lo hace por primera vez. Es algo natural que así se haga. Igualarlos en la consideración implica violar la igualdad ante la ley ya que se da idéntico tratamiento a dos situaciones desiguales. Otro término que se ha tratado de eliminar es el de peligrosidad, cuando en realidad es una de las características que tornan más factible que el ser humano vuelva a delinquir. Como vemos, siempre la sociedad es la que debe soportar los desvaríos ideológicos de algunos que se creen iluminados. Es que quienes adscriben a esa postura ideológica encarnan un verdadero abolicionismo del derecho penal porque buscan que sus preceptos no se apliquen y consideran al delincuente como alguien que no tuvo contención por parte de la sociedad y por ende tampoco tuvo elección para elegir su modo de vida. Esto es una falsedad que, a fuer de ser repetida, pretendió pasar a ser una verdad incontrovertida. Es que de esa forma se equipara a pobreza con delincuencia, olvidando que la franja de pobres es enorme pero solo una pequeña cantidad de la población es delincuente. Quieren ignorar también el esfuerzo denodado de muchísima gente muy humilde que, con esfuerzo, llegó a labrarse mejores posiciones en la vida. En esta línea se encuentra el ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni y sus discípulos, que hoy integran tribunales y fiscalías, muchos de los cuales integran la agrupación Justicia Legítima.  También ocupan gran cantidad de cátedras universitarias de derecho penal desde donde siguen pregonando esta doctrina injusta y antisocial. Pues bien, el resultado de la aplicación de las leyes por ellos realizada está a la vista y delata sus nefastas consecuencias ya que nos ha conducido a la inseguridad más aguda de la que tenemos memoria. “

P: Por último: en una reciente nota de este Portal, se imaginó la posibilidad de un llamado a los jueces que ahora han quedado en evidencia como emisores de fallos que permitieron la libertad de delincuentes que volvieron a cometer homicidios, cuando al momento de los mismos deberían haber estado en la cárcel. ¿Puede ser algo técnica y legalmente posible de implementar?:

R: “Hasta ahora la jurisprudencia dominante en materia de juzgamiento a los jueces es que éstos no pueden ser juzgados por sus sentencias. Esta interpretación buscó que los magistrados no se vieran afectados en sus decisiones por la amenaza de que los denunciaran todos aquellos que resultaran perdidosos en los juicios que aquél resolvía. Sin embargo, no debemos olvidar que el desempeño de tan augusta función debe realizarse no sólo con apego a lo que disponen las leyes sino que también las decisiones que aquéllos tomen no deben ir en contra de los intereses y de las necesidades de la población ya que a ella están dirigidas las normas. En esa tesitura y dado que muchos jueces toman decisiones basadas en una postura ideológica que no es de esperar que cambie, considero que cuando los mismos violan sistemáticamente la letra y el espíritu de la ley y atentan consecuentemente contra el bien común de los habitantes se hacen merecedores a que se los enjuicie y destituya. Un antecedente negativo ocurrió hace poco tiempo, cuando un juez abolicionista fue sometido a un jury de enjuiciamiento pero fue salvado por el voto corporativo de sus colegas que no tuvieron en cuenta que así este magistrado siguió liberando gente que salió inmediatamente a robar, violar y matar de nuevo sin que los responsables de este contrasentido se inmuten.

Por todo esto, hoy la gente observa incrédula la impunidad que muchos integrantes del poder judicial le siguen brindando a los delincuentes, lo que se refleja en la baja confianza que tiene la justicia en las encuestas.”

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

7 Comments en "¿Será posible sentar en el banquillo a los jueces que actuaron influenciados por una patológica mentalidad?"

  1. JAVI BASALDÚA | 9 Octubre, 2016 at 1:34 pm |

    ME GUSTÓ EL NIVEL DE LA NOTA Y DEL ENTREVISTADO ES TODO MUY RAZONABLE LO QUE ALLI SE PUEDE LEER

  2. Hay que limitarles el poder a los jueces porque cuando aparece un deshonesto no hay forma de detenerlo en su accionar. También crear institutos u organizaciones cívicas que controlen el comportamiento corporativo de los integrantes de la justicia. Podemos imaginar que cualquiera de estas actividades propuestas no tendrían que molestar a los buenos jueces porque ellos se sentirían más cómodos actuando en un marco de orden y que además los terminaría prestigiando de verdad y no como hoy que lejos de ser respetados la gente los repudia y han perdido totalmente la credibilidad.

  3. Miriam Peralta | 9 Octubre, 2016 at 2:29 pm |

    A la cárcel todos los jueces corruptos y que sea cuanto antes porque en la medida en que siguen trabajando siguen delinquiendo

  4. Beto Arribas | 9 Octubre, 2016 at 4:38 pm |

    Alguien tiene alguna vez que empezar a meter preso a los jueces porque se han convertido en sujetos peligrosos para la sociedad

  5. ME ANOTOPARA CUANDO HAYA QUE IR A BUSCAR A LOS JUECES GARANTISTAS Y LLEVARLOS A LA CÁRCEL. POR FAVOR, REGISTRENME COMO VOLUNTARIO PARA ESA TAREA

  6. Patricia Lewis | 9 Octubre, 2016 at 10:12 pm |

    Deseo fervientemente que haya mucha gente en el Congreso el Martes por la tanta gente que ha sufrido tremendas injusticias. Tengo fe y esperanza que la Argentina cambiará pero habrá que trabajar mucho, y SE PUEDE !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  7. LYENDO EL MENSAJE DE SEBA TAMBIÉN ME ANOTO PERO SÓLO EXCLUSIVAMENTE PARA IR A BUSCAR AL PROSTIBULERO ZAFFARONI Y SUS AMIGUITOS, TODOS IGUAL QUE ÉL, DESVIADOS, POBRECITOS

Comments are closed.