Se distribuyen 18 Millones de planes sociales sin contraprestación alguna útil, para la comunidad o para los propios beneficiarios

Marcos Hilding Ohlsson

Hecha la aclaración con respecto a la utilidad, porque el Gobierno sí saca sus beneficios del sistema, ya que exige militancia. Entrevista a MARCOS HILDING OHLSSON

 

 

En la política en general, no hay demasiada renovación. Son siempre los mismos individuos que vienen buscando su lugar desde hace varios años, con idénticas mañas y vicios, y en muchos de los casos, con los peores antecedentes.

 

Es decir, no hay originalidad al respecto, y, apelando a la conocida frase –la que es atribuida a más de un autor-, que dice que si siempre se aplican los mismos procedimientos, el resultado no variará, ya tenemos en claro el panorama que espera a los argentinos.

 

En el Partido bonaerense de San Isidro, ha aparecido un joven Economista que decidió modificar esta aburrida y nefasta tendencia, proponiéndose luchar para mejorar el sistema, a partir de su propia capacitación. MARCOS HILDING OHLSSON ha sabido aprovechar bien el tiempo de su todavía corta vida, imaginando y actuando de un modo distinto al que, como se señala en el párrafo anterior, es el habitual y el que siguen como un calco, la mayoría de los Políticos de la Argentina.

 

A través del archivo de audio que se adjunta a la presente nota, el lector podrá escuchar la totalidad de la entrevista realizada al actual Concejal de San Isidro y además candidato al cargo de Intendente de ese distrito.

 

2 Comments on "Se distribuyen 18 Millones de planes sociales sin contraprestación alguna útil, para la comunidad o para los propios beneficiarios"

  1. Marta Peroni | 4 junio, 2015 at 1:57 pm |

    La única forma de erradicar la pobreza como dijo Sarmiento es EDUCAR AL SOBERANO. No es cuestión de repartir el dinero del pueblo para clientes y amigos, sino propiciar fuentes de trabajo genuino y ganas de trabajar, eso es darle dignidad a la gente y para eso es la educacion. Claro que la educación y el ejemplo debería venir de la presidenta que en su discursos emplea un vocabulario vergonzoso cuando no soez

  2. Con 18 millones de planes ningún país tendría que tener hambrientos y muchos menos indigentes. Es una vergüenza porque además la presidenta tan desprestigiada en el mundo sigue mintiendo y su ministro de igual apellido ridículo como el que más, la acompaña en esas enormes e irrespetuosas mentiras

Comments are closed.