Reflexiones para antes de irse a dormir: El Caso de LUIS MORENO OCAMPO

Moreno Ocampo en picada, dejando en evidencia su miserabilidad

Cayó un “impoluto”, el referente “serio” que tenía el ámbito judicial local

Siempre constituyó un personaje de cartón. Un especialista en lenguaje gestual lo descubría enseguida

Lo de MORENO OCAMPO recuerda aquella famosa expresión atribuida a ABRAHAM LINCOLN, que dice: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.”

Puede apostarse que el ex integrante de la Corte Penal Internacional, quien de ella se valió por su importancia a nivel global, y hasta se habría aprovechado de su cargo en ella, para verse favorecido en el caso de la grave denuncia que recibió por un grave acoso sexual cometido, dejará de pasar por la Argentina para sus clásicas exposiciones mediáticas, desde el mismo momento en que trascendió su verdadera moral.

Le han dicho a ENFOQUES POSITIVOS que en realidad, en el ambiente en el que MORENO OCAMPO se desenvolvía, nadie le creía su supuesta honorabilidad, la que él esgrimía y con la que especulaba a partir de algunas actitudes profesionales en la Argentina en años pasados, donde todo le llegó servido a través del clima político de esa época. Era gratis entonces obtener prestigio amparándose en mentiras que ahora, cuando la historia comienza a revelarse, son más evidentes.

Los pasos recientes por la Argentina, los de los últimos meses, de LUIS MORENO OCAMPO, persiguieron, al decir de algunos de sus conocidos, algún intento de obtener determinado cargo político con el actual Gobierno, para consolidar su situación económica futura. Probablemente se veía venir lo de las investigaciones europeas que ahora lo dejaron al descubierto, y tal vez más adelante, en la intemperie total. Por más que haya sabido aprovechar las buenas épocas con lo que el dinero no le ha de faltar.

MORENO OCAMPO no es ajeno a la corrupción que se manifiesta a alto nivel en el mundo. Es más, cualquiera podría decir que ese tipo de cargos los pueden tomar sólo aquellos que se saben obligados a mantener el silencio acerca de determinadas situaciones que lleguen a conocer. Ese es el trato, y la condición ineludible. Menudo escándalo provocaría la denuncia de un integrante de tan poderoso Tribunal que de pronto se animara a revelar las verdaderas funciones que este tipo de organismos suelen cumplir. Dicho esto a pocos días de haberse revelado lo que una gran empresa química consiguió hacer decir a los miembros de un organismo internacional que debería controlarla.

No es esto una acusación concreta del Portal, sino sólo presunciones que se alimentan de las informaciones que trascienden, desde la mayoría de las instituciones “sagradas” existentes. Esto es no sólo a nivel nacional, la Argentina se caracteriza en el mundo por su fama de tener alta corrupción, pero también son reconocidas por ese vicio, las instituciones regionales y mundiales. Mucho más cuidadosas, discretas y reservadas, por supuesto, las del nivel en las que se movió MORENO OCAMPO. Pero siempre hay “arreglos” en todas partes.

No deja de ser interesante lo sucedido con este argentino que creyó que podía “comerse” al mundo. En especial para los jóvenes que siempre idealizan, por falta de experiencia, acerca de determinadas figuras, de personas o entidades. Y el comentario no persigue precisamente generar pesimismo o descreimiento en lo que verdaderamente funciona bien y con honestidad, que también lo hay y mucho, gracias a Dios, en el planeta. Normalmente estas virtudes se ven en personas individuales o entidades no demasiado poderosas. Hay muchísimas personas que viven para el prójimo, sostenidas por sus principios o creencias religiosas, avanzan y hasta se juegan la vida por ellas. Son desde Religiosos hasta Policías y Militares, pasando por Médicos, Enfermeros, Bomberos y cualquier persona que asuma riesgos en función del amor al prójimo.

En todas las profesiones hay muy buenas personas y otras que están muy lejos de serlo. No debería importar la cantidad que hay de cada lado, sino que las hay, y que todos debieran estar del mejor lado.

Y asumir, y cuanto antes, que cuando tanto un individuo como una institución manifiestan ostentosamente su “honorabilidad” y “confiabilidad”, vistiendo en consecuencia, y portándose en público como tales, y hablando o escribiendo sobre sí mismo, halagándose sin pudor, y destacando su presencia y participación en las ceremonias religiosas y en toda ocasión en donde puedan seguir mintiendo, hay que observarlo con atención para descubrir su verdadera identidad, poniéndola en evidencia, con lo que se hará un enorme bien a la comunidad, al quedar esta prevenida.

Parece, este último párrafo, algo destinado especialmente a quienes ejercen la Política, pero sirve para todos, en realidad. Y, esa denuncia, ese señalamiento, debería constituirse en un propósito loable, practicable cotidianamente, para sr ejercido inmediatamente uno se levante, mañana temprano …

2 Comments on "Reflexiones para antes de irse a dormir: El Caso de LUIS MORENO OCAMPO"

  1. Este chanta se la creyó y la culpa no es solo de él sino de quienes también se la creyeron junto con él. Mentirosos y estafadores estaban entre sus relaciones. Pero la realidad lo volteó porque de fiscal pasó a ser un sospechado de maniobras financieras indebidas y hasta de acoso sexual

  2. HASTA AHORA EL UNICO ARGENTINO QUE NOS NO HACE QUEDAR MAL ES MESSI Y DESPUÉS LA GENTE DICE QUE EL FUTBOL NO TIENE IMPORTANCIA

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


cuatro × 4 =