Recordó Turquía el intento de golpe de Estado en su país, al cumplirse el primer año desde su manifestación

La violencia y el terror se adueñaron hace un año, de las calles de Turquía

En todo el mundo hubo actos sobre el caso. En la Argentina la Embajadora de ese país mostró importante actividad

 

La señora Embajadora de la República de Turquía, MERAL BARLAS, hizo un importante aporte a Medios locales, presentando los datos más destacados del acontecimiento, ilustrándolos además con una valiosa publicación gráfica y videos, con imágenes muy representativas del fallido ataque que sufrió el Gobierno de esa República, el 15 de Julio de 2016.

La señora BARLAS, quien recientemente fuera entrevistada por este Portal, se preocupó por puntualizar la gravedad del intento desestabilizador contra el Gobierno de su país, puntualizando las características principales del caso.

Emitió ella, además, un documento recordatorio y esclarecedor al respecto, que se transcribe a continuación, y luego del mismo, las palabras, acerca del mismo acontecimiento, provenientes de BINALI YILDIRIM, Primer Ministro de la República de Turquía.

En primer lugar entonces, la palabra de la señora Embajadora:

“El día sábado 15 de julio hemos conmemorado el primer aniversario del fallido intento de golpe que se llevó a cabo en Turquía el año pasado. Las impactantes escenas de la noche del 15 de julio de 2016 aún siguen vívidas en nuestras memorias. Aviones de combate, piloteados por soldados que formaban parte del intento de golpe, volaron sobre Ankara y Estambul, bombardearon las oficinas centrales de seguridad, el Palacio Presidencial, la sede central de Inteligencia Nacional y la Gran Asamblea Nacional Turca, donde los parlamentarios se encontraban llevando a cabo su trabajo de rutina.

En esa noche aterradora, alarmantes noticias se sucedían una tras otra: la transmisión de un videomensaje emitido por el Canal Nacional de Televisión el cual había sido previamente ocupado, sobre el derrocamiento del Gobierno y el Presidente electos democráticamente, así como también, la ofensiva para asesinar al Presidente en el hotel donde estaba vacacionando. Esa noche, fuimos testigos de la traición y de una brutalidad indescriptible.

Los conspiradores, fanáticos seguidores de Fethullah Gülen, el hombre que se hace llamar ¨Imam del Universo¨, actuaron de manera perturbada e hipnotizada, sin vacilar en abrir fuego contra civiles inocentes, quienes salieron a las calles a protestar contra el intento golpista e incluso se ubicaron frente a los tanques a los fines de proteger la democracia. Sin dudas, fue el peor acto terrorista en la historia reciente de la República de Turquía, donde 250 ciudadanos turcos perdieron la vida en pocas horas. Si el intento de golpe hubiera resultado exitoso, Fethullah Gülen y sus seguidores, quienes se habían infiltrado clandestinamente en los principales organismos de Estado esenciales a través de los años, hubieran tomado el control del Estado turco y reinstituido el régimen conforme a su perversa ética religiosa y probablemente hubieran proclamado un sistema de estado de fanatismo religioso, gobernado por Gülen, ¨el Mesías¨, según lo consideran sus fanáticos seguidores. De más está decir, Turquía se hubiera visto sumida en el caos, así como también toda la región.

Por otro lado, el rechazo inmediato al intento de golpe del 15 de julio por parte del pueblo turco muestra la fuerza consolidada y la perseverancia de la democracia turca. Los ciudadanos turcos, sin importar sus posturas políticas, todos los partidos políticos, tanto del gobierno como de la oposición, los sectores no infectados de las Fuerzas Armadas, la Fuerza Policial y los medios se levantaron en contra del intento de golpe. Una vez que el intento de golpe fuera revocado por la voluntad del pueblo durante semanas, se llevaron a cabo manifestaciones de victoria y democracia en todo el país. Hoy, luego de un año de exhaustivas investigaciones judiciales y criminales, tenemos una mayor comprensión del intento de golpe y de sus autores. Hay 78 causas de los responsables llevándose a cabo en tribunales de 23 provincias diferentes. Los fiscales han reunido pruebas fundamentales que señalan a la inconfundible impronta de FETO (Organización Terrorista Fethullah Gülen) detrás del intento de golpe de estado.

La lucha contra FETO, que es una nueva organización terrorista basada en el engaño, encubrimiento y secretismo, se lleva adelante en base al estado de derecho y la democracia. El Gobierno Turco toma diversas medidas preventivas con el propósito de capturar las vinculaciones restantes de FETO, drenando sus recursos financieros, limitando sus conexiones externas y al mismo tiempo, fortaleciendo la democracia, para que en el futuro no se repita un golpe similar.

Muchos países amigos y hermanos, entre los que se encuentra Argentina, a través de sus comunicaciones oficiales, expresaron su solidaridad y apoyo a la democracia en Turquía.

Combatir contra los vínculos externos de estas organizaciones terroristas requiere de la colaboración de países amigos. FETO está presente en más de 150 países alrededor del mundo, a través de escuelas, ONGs, lobbistas, medios de comunicación y compañías. En Argentina, FETO opera bajo la apariencia de escuelas, fundaciones, centros culturales y de diálogo. Quisiera destacar que estas instituciones clandestinas no representan ni son reconocidas por Turquía. Lo que sucedió en nuestro país hace un año es un recordatorio de lo que esta organización es capaz de hacer también en otros países. Por consiguiente, a través de nuestros contactos con autoridades argentinas, pedimos que permanezcan alertas a sus actividades.

Por último, me gustaría referirme brevemente a nuestras relaciones bilaterales, las cuales a pesar del fallido intento de golpe, continúan desarrollándose en cada área de nuestra agenda conjunta. La visita de S.E. Mevlüt Çavuşoğlu, Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía a la Argentina en enero pasado, marcó una importancia histórica y un momento crucial en nuestras relaciones bilaterales. Durante la visita, se acordó mutuamente una agenda positiva con respecto al futuro de las relaciones.

Argentina es nuestro quinto socio comercial en la región de América Latina y el Caribe. Nuestro volumen comercial bilateral alcanzó los 510 millones de dólares en 2016. Por otro lado, teniendo en cuenta la magnitud de ambas economías, consideramos que hay un amplio margen para mejorar la trayectoria comercial y la complementariedad. Al ser, tanto Turquía como Argentina, dos importantes miembros del G-20, deberían poder alcanzar un mayor volumen de comercio y una cooperación más estrecha. Durante la visita del Sr. Çavuşoğlu, se firmó el Acuerdo de Asistencia Mutua en Materia Aduanera. Su proceso de aprobación se concluyó en Argentina, mientras que en Turquía se encuentra en curso. Una vez que esté vigente de manera conjunta, el Acuerdo va a dar resultados positivos para ambas economías. Existe un gran potencial para explotar en términos de MERCOSUR, OCDE y el G-20.”

Y lo que sigue es el mensaje del Primer Ministro de la República de Turquía:

“PRIMER ANIVERSARIO DE NUESTRA GRAN VICTORIA DE DEMOCRACIA

Binali Yıldırım, Primer Ministro de la República de Turquía

Pasó un año desde que superamos el ataque terrorista más sangriento de nuestra historia, el cual fue un ataque contra nuestro estado por parte de desertores vinculados a un fanático que se considera el “imán del universo”. Los criminales bombardearon el parlamento nacional, destruyeron el cuartel general de la Policía, atropellaron a civiles con tanques y abrieron fuego contra ellos. Esta red terrorista mató a 250 ciudadanos e hirió a más de 2000.

Esta trágica experiencia tiene dos aspectos admirables. El primero, nuestros ciudadanos, de todas las facciones y opiniones políticas, se movilizaron contra los golpistas. Las cadenas de televisión continuaron con su emisión a pesar de las amenazas de los golpistas. El segundo, la nación turca reivindicó la democracia y demostró que quiere que la gobierne la democracia, no los grupos armados.

Aquella noche, enfrentamos un sistema criminal, esotérico y perverso de creencias liderado por Fetullah Gülen. Antes del 15 de julio nuestro gobierno había descubierto su verdadera naturaleza y había hecho esfuerzos para revelar las prolongaciones de esta estructura dentro del Estado. No obstante, el intento de golpe nos mostró de forma trágica que la amenaza era mucho más profunda y vital de lo que nos habíamos imaginado, quedando develada así la magnitud del complot que Gülen orquestó durante 40 años para apoderarse del Estado turco. Los miembros de FETO, en palabras de Gülen, “se movieron dentro de las arterias del sistema sin que nadie notara su presencia”, accediendo así a casi “todos los centros de poder”.

Las escuelas y residencias estudiantiles de la organización sirvieron como centros de lavados de cerebro y de conversión en militantes. Así consiguieron que los miembros de la organización formados en estos centros y, por lo tanto, leales a su líder considerado por ellos como el “Mesías”, se infiltren en las instituciones del Estado.

Las personas afiliadas a Gülen han llegado a cubrir puestos críticos en el Gobierno y han llevado a cabo todo tipo de actos ilegales e inmorales. Estos individuos han orquestado complots como ser, irregularidades en los exámenes de acceso a empleos públicos, escuchas ilegales, chantajes y juicios ficticios. Se han proporcionado recursos financieros a la organización a través de entidades constituidas bajo el nombre de organizaciones de caridad o fundaciones. Además, se han blanqueado transferencias de dinero por valor de mil millones de dólares a través de grandes grupos empresariales y bancos. La rama de la organización dentro de los medios de comunicación ha servido como mecanismo de propaganda.

Puedo decir que se destruyó la columna vertebral de la organización en Turquía. Sin embargo, esta organización tiene en diversos países muchas estructuras parecidas a las que tenía en nuestro país. Ahora planifican la traición en otros países. Esta vez intentan ejercer de forma más activa influencia económica y política a nivel global con el fin de poder sobrevivir. Me gustaría utilizar esta ocasión para advertir de nuevo a todos nuestros amigos.

Estamos haciendo el máximo esfuerzo posible para poder llevar a cabo este difícil proceso dentro del orden constitucional. Por lo tanto, nuestro objetivo y esfuerzo es dar los pasos necesarios para que nuestra democracia alcance una cima más segura y evitar enfrentar nuevamente una amenaza semejante.”