¿Quiénes son los enemigos de la Nación Argentina, sino los integrantes de los últimos Gobiernos?

El recurso del campo, con lo enorme que es, no es lo único con lo que el país cuenta para su desarrollo y crecimiento definitivo

Consiguieron un enorme poder y ahora continuarán con sus planes para intentar el control total del país

 

Falta agregar que no sólo quienes participan o participaron de los últimos Gobiernos, en cualquier calidad, como miembros oficiales o simplemente operadores, tienen la gran responsabilidad del daño provocado al país, sino quienes diciendo ser opositores, fueron en realidad funcionales a dichas gestiones.

 

Y desde ahora habría que estar atentos para saber, en primer lugar, cómo implementarán, y con qué tipo de recursos, la estocada final para conseguir el objetivo que ha venido quedando en descubierto, y es el del control total del país, a partir de la destrucción de su cultura y de la tergiversación de su historia. Hechos que no merecen debate, por cuanto están absolutamente a la vista.

 

Casi no queda nada en pie del patrimonio a todo nivel que tuvo la Argentina hasta mediados del Siglo pasado. Y lo poco que pudo haberse obtenido pasados los períodos presidenciales del peronismo, también se fue perdiendo. Y hasta no se recuerda la paz que caracterizó a la Argentina durante algunos períodos. Pareciera que el país hoy está en guerra y su atacante es el mismo Gobierno.

 

Porque en cualquiera de sus ciudades se vive un clima muy duro y tenso, de gran inseguridad, abonada en especial por la presencia ya firmemente establecida, del narcotráfico.

 

El país atravesó una triste guerra en los años setenta, con los furibundos ataques de un terrorismo organizado fuera de su territorio pero con material humano local, y con dirigencia también local, en mayor medida. Allí pudo conocerse la importancia que representaba ya por entonces la Argentina, para los mentores de dichos movimientos terroristas. A la toma del poder total y absoluto se dirigieron sus movimientos.

 

Felizmente fracasaron, porque la reacción de la ciudadanía se manifestó con firmeza y así fue que las Fuerzas Armadas actuaron en consecuencia. No hubo casi sector político, empresarial, académico, y social importante, que no se sumara al clamor que pedía detener la violencia.

 

No se entiende sino admitiendo ese claro propósito de buena parte de la dirigencia local de dejar al país a merced de extraños y negros intereses, que hoy en nuestras calles se deba soportar un clima horrendo, con grave deterioro del nivel social y cultural. No sirve decir, al respecto, que el mundo también ha cambiado. Es cierto, ha habido cambios importantes a nivel universal, pero la Argentina habrá tomado, en todo caso, lo peor de todos esos cambios. En los países ordenados, grupo al que en algún momento también perteneció la Argentina, aunque sea en sus orillas, hay grupos sociales de convivencia afable, hay desarrollo de la cultura y hay también, previsibilidad, a todo nivel, social, empresarial, educativo, industrial, en políticas de seguridad y de convivencia urbana, etcétera.

 

El desafío es recuperar esa calidad de vida con una adecuada y honesta organización de parte del sector social que aún sigue siendo sano, con buena formación y deseos de salir adelante.

 

Será una tarea difícil y que demandará esfuerzo y perseverancia, pero absolutamente posible de realizar. Hay recursos humanos que sabrán aprovechar a los que la naturaleza generosamente regaló al país. Habrá que sencillamente concentrarse en ese trabajo, sin distracciones ni permisivismos, y sin olvidar que fundamentalmente un propósito de este tipo se consigue con el ejercicio de la condena social, dejada de lado últimamente por los argentinos.

 

 

Carlos Alberto Cabana Cal

 

Enfoques Positivos

Octubre 7 de 2015

 

5 Comments on "¿Quiénes son los enemigos de la Nación Argentina, sino los integrantes de los últimos Gobiernos?"

  1. jimena aristide | 9 Octubre, 2015 at 12:19 am |

    de eso se esta seguro que son los que vinievon a hacer bolsa al pais

  2. Me gusta el final de la nota cuando habla de la condena social que los argentinos no practican. En Suiza donde las cosas ya no son tampoco como eran antes, conocí un caso emblemático por el cual si bien la prensa no tuvo casi intervención echaron a un funcionario por un hecho que acá sería ignorado y que sin embargo sirvió para alejar a alguien que estaba cobrando un sueldo y encima no podrá seguir su carrera

  3. Samuel Vierzwit | 9 Octubre, 2015 at 11:00 am |

    Es verdad y triste lo que aquí se dice. Hoy salió un comentario en los diarios donde dejan en evidencia la estupidez de pagar un bono y salir corriendo a pedir más dinero de afuera para cubrir el agujero en el Banco Central. ¿Es que nadie se da cuenta de esta tan evidente maniobra que desastagiliza al país?

  4. MARINA PIETRO | 9 Octubre, 2015 at 10:28 pm |

    COMPARTO CON EDU LO DE LA CONDENA SOCIAL. NOS AHORRARÍAMOS MUCHOS DOLORES DE CABEZA Y CALENTURAS SI PUDIERAMOS EMPEZAR A USAR ESE SISTEMA

  5. Una pena que tan interesantes publicaciones no se puedan compartir,obviamente con la fuente de origen .

Comments are closed.