¿Qué se espera para asumir que vamos a un totalitarismo?. De cabeza, y ya mismo…

Sobran las palabras …

Al menos si esta realidad se aceptara abierta y claramente, sería un paso hacia adelante

Por más dominio que sobre el escenario mediático tiene hoy la pandemia mundial que soportamos, no debe olvidarse el transcurso de la Política. Dentro de ella, pese al especial marco, hay continuidad sin pausa para todos los proyectos que hoy apuntan al dominio de nuestro país, de parte de la corriente ideológica que alimenta al actual Gobierno.

El asumir lo que asevera el título del presente Editorial, no implicará la solución y el esclarecimiento de tantos ilícitos que urgentemente requieren esclarecimiento y castigo penal, pero sí al menos la comprensión acerca de lo que nos espera como argentinos, sometidos a un poder omnímodo, sin ningún tipo de reservas, para la población en general, con todas las libertades arrasadas y encima con el más grande esfuerzo, en recursos humanos y materiales, que está planificando el Gobierno, para adoctrinar a la mayor cantidad posible de personas.

¿Puede ser considerada exagerada esta presentación?. Pues quien así lo crea, debería visitar, en la medida en que se lo permitan las autoridades de los países afectados por la enfermedad del totalitarismo, tales como Corea del Norte, China o Rusia, por poner lejanos países, o los cercanos a nuestra Argentina, como lo son Cuba, Venezuela y Nicaragua, verificando así “in situ” la veracidad del presente comentario.

Y no sólo visitar dichos lugares sino ingeniárselas como para conocer la verdad de lo que allí se vive y no quedarse con la versión edulcorada dedicada al turismo ingenuo.

Al margen de lo explicado, debe considerarse que si hoy se atiende al comportamiento de la gente, será posible notar que hay mucha angustia en ella, en todos sus segmentos sociales, etarios, económicos, y culturales en general. Pese a esta pausa impuesta por las medidas sanitarias obligatorias, se percibe que el país va hacia una mala situación, a algo que desde ya puede entenderse como un espacio y un tiempo negativo, que no cumple con los parámetros regulares y usuales para que una sociedad funcione justa y ordenadamente. Lo que puede verse, es todo lo contrario: Por ejemplo, a los criminales convertidos en víctimas, y a los defensores de la Nación y de la sociedad, en victimarios; a quienes no se comportan pacíficamente y apegados a la ley, como figuras ejemplares para la comunidad (El caso de los elogios presidenciales a HUGO MOYANO es un gran ejemplo al respecto), y especialmente a quienes no reúnen ni las mínimas condiciones de probidad e idoneidad, ocupando destacados lugares en las instituciones republicanas.

Esto también implica hasta una ostentosa reacción en contra de todo lo que podría encontrarse como ejemplo de meritocracia. Por el contrario, lo que se resalta públicamente, desde el mismo Gobierno, y desde los Medios de Comunicación sostenidos por éste, es un claro repudio a todo lo que implique un esfuerzo y el más elemental orden que requiere una Nación, para ser sostenible, para desarrollarse y crecer.

Se está llegando a un estado de cosas muy negativo y peligroso, mientras que, paralelamente, desde los hilos que tejen en el poder, se crean operaciones distractivas, o éstas se montan sobre los sucesos que se instalan espontáneamente, agregándole los ingredientes para desconcentrar, confundir y generar un clima pésimo, cargado de violencia e inmoralidad. Todo esto atenta contra una sana convivencia y una paz sostenible, condiciones sin las cuales nada bueno se puede construir. Y mucho menos esperar una reducción del fenómeno conocido como “Grieta”.

El actual Gobierno conducido por el tándem FERNÁNDEZ-FERNÁNDEZ – el kirchnerismo, en definitiva-, logró instalarse en la cima del poder, aunque es bueno reconocer que nunca lo perdieron, ni aún abandonando la Casa Rosada, la que para ellos representa nada más que un elemento contingente y accidental, para el ejercicio de las irregularidades que necesitan. La primera de ellas es la de limpiar absolutamente todas las causas penales que pesan sobre los K, algo que, en un sistema de país ordenado, sería inconcebible. Pues bien, aquí en la Argentina está siendo notoriamente posible.

Esto es, que muy probablemente conseguirán su objetivo número uno. Hay que celebrar que todavía haya quienes, sin ser ilusos o cándidos, aseguren que la obtención de la desaparición de todas las causas penales que afectan a los kirchneristas, no será fácil de conseguir. Importa poco, porque ya mismo es un propósito de este sector de la Política, que se está consiguiendo sin que nadie haya salido lastimado, sólo la comunicad sana y sabia de nuestro país.

Y el segundo propósito, puesto también como último para ser nombrado en el presente Editorial, para no extender demasiado al mismo, es otro que ya está en plena ejecución, y con el menor silencio posible, como lo son las gestiones para terminar de armar un aparato enorme y complejo, destinado al adoctrinamiento de la población.

El lector podrá entender fácilmente que, de concretarse en modo suficiente las nombradas dos aspiraciones kirchneristas en el corto plazo, el camino hacia el totalitarismo, ya quedará liberado. Allí sí, la Argentina pasaría a constituirse, definitivamente, en lo que es Cuba o Venezuela.

ENFOQUES POSITIVOS tiene claro que el tratamiento de una hipótesis de tan alta gravedad, requeriría de una extensión acorde a ella. Hoy la fatiga del lector por tantos y tan graves problemas que se manifiestan, aconseja considerar estas cuestiones gradualmente y con suficiente tiempo.

De modo que en Ediciones sucesivas se irá tratando tan importante cuestión.

3 Comments on "¿Qué se espera para asumir que vamos a un totalitarismo?. De cabeza, y ya mismo…"

  1. RUBEN NEGRITTI | 9 abril, 2020 at 10:27 pm |

    PARAFRASEANDO AL TÍTERE MAYOR PODRÍA DECIRSE DE ESTA IMAGEN QUE ENTRE LOS TRES NO HACEN UNO, Y SON TODOS EXCELSAS PERSONALIDADES, CIENTÍFICAS, ADEMÁS, Y DE UNA MORAL INTACHABLE. JAMÁS MINTIERON NI SE ROBARON NADA

  2. Javier Astarta | 10 abril, 2020 at 9:37 am |

    El problema es grave mientras estas personas enfermas que se dedican a la politica sigan en el estado en el que estan solo dedicadas a robar y ha hacer crecer su fortuna personal

  3. Es increíble que estos tipos de la foto estén a cargo del país con toda su fuerza de la violencia y de la corrupción. Increíble digo porque indica la bajísima calidad de la cultura y educación de nuestro pueblo, porque como bien se dice (creo que fue Lincoln) cada pueblo tiene el gobierno que se merece

Comments are closed.