¿Puede considerarse positivo que el eje de la discusión sobre la inseguridad haya pasado de lo policial a lo judicial?

Una de las estudiadas puestas en escena en las presentaciones de nuevos efectivos policiales que hizo Scioli, con sus secuaces …

Tal vez represente un adelanto, por el sinceramiento de la situación. ¿Qué se escucha desde el ámbito policial …?

 

Son pocos todavía los datos fehacientemente comprobados por la Justicia, con relación al hecho de tránsito ocurrido al inicio de la presente semana, en el barrio porteño denominado Villa Real, por el cual fallecieron un joven Policía junto a su hijo varón adolescente. De probarse definitivamente las versiones de testigos del caso, el mismo podría denominarse como “crimen de tránsito”, expresión que propone desde ahora este Portal, aplicar a los casos en que, obviamente no pueden ser llamados “accidentes”, y hay quienes prefieren encuadrarlos en “hechos” de tránsito. A juicio de este Medio, y ante la repetición constante de situaciones tan desgraciadas que sufren víctimas inocentes, lo justo sería que fuesen consideradas por la Prensa en general, como crímenes de tránsito.

Antes de desarrollar aunque sea brevemente, el título de la presente nota, cabría sumar aquí y ahora, más interrogantes a los presentados por ENFOQUES POSITIVOS en el día de ayer, en las redes sociales de mayor popularidad, con relación al mismo caso. Estos serían ahora: Considerando que será fácil determinar el recorrido que tan grande camión desarrolló antes de impactar con el automóvil en el cual circulaban las dos personas fallecidas, podrá saberse si durante el mismo no pudo encontrarse en ningún momento con alguna patrulla o vigilancia fija, policial. Si así no fue, sería muy triste reconocer lo que muchos además, aseguran, acerca de la muy escasa presencia policial. Y si algún Policía vio circular, y del modo en que se dice lo hacía, el vehículo protagonista del hecho, la pregunta deberá apuntar a saber el porqué no comunicó advirtiendo de la situación, a tiempo.

De haber procedido correctamente la Policía, se hubiesen evitado las dos muertes, que sólo por casualidad, no constituyó, encima, un hecho más terrible todavía.

Una vez hecha esta reflexión se va al tema central de la cuestión: Repetidamente, casi hasta el cansancio, este Portal viene mencionando la triste situación que presenta el personal policial que puede encontrarse en las calles de la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense. Muy pocas veces se ven, y casi siempre a través de un coche patrullero, donde quien conduce suele hacerlo con sus vidrios levantados, aislado del ruido ambiente y de las contingencias climáticas externas. Dentro de la Capital Federal tal vez sea más fácil cruzarse con algún móvil, pero no en toda la ciudad, sino en determinados barrios.

El personal policial, es consciente absolutamente de todo lo que está sucediendo a nivel de inseguridad. Esto es obvio, y no necesita explicación. Ellos mismos, los Policías, son los que, ante personas de su confianza, suelen expresarse, y mostrar sus inquietudes. Estas pasan por la desconfianza que les generan las autoridades judiciales. Ningún Policía dirá esto públicamente, por temor a castigos de sus superiores, quienes con su silencio pasan a ser cómplices de la situación.

La falta de confianza en lo que se resuelva en las Fiscalías, en este caso, hacia donde se dirige la Policía como primer paso de vinculación con la Justicia, ante un hecho criminal, se basa en lo que en las Comisarías atribuyen a la por lo general escasa experiencia de estos Funcionarios judiciales y en la tendencia a defender siempre primero a los victimarios, antes que a las víctimas. Dicho esto sin entrar en consideraciones ni especulaciones acerca del origen de este comportamiento, el que la gran mayoría de la población ya conoce, especialmente si se trata de lectores de este Medio.

La Policía en general, tiene ya también su propia responsabilidad en la mayoría de los hechos de inseguridad. La corrupción dentro de sus filas, la falta de preparación y la escasez de recursos adecuados y modernos como para ejercitar sus obligaciones, son más que evidentes. Pero tal vez peor que todo ello, es la desmoralización conseguida a través de prácticas políticas atribuidas a los últimos Gobiernos en el país.

Y la gente en general también advierte esta situación, a raíz de lo que los Medios publican, sobre el comportamiento de determinadas figuras de la Justicia. Cuántos casos se conocen ya de terribles hechos criminales originados por individuos que no deberían haber estado libres al momento de producirse los mismos. ¿Quiénes sino los jueces y fiscales son los responsables de esos casos?.

Evidentemente – y con esto ya se vuelve, para cerrar, a la pregunta que compone el título de la presente nota -, todo lo que convierta en visible la realidad de los casos en general, y muchos más si se habla de los hechos criminales, será altamente positivo. La comunidad sabrá hacia quien y donde apuntar para atribuir la responsabilidad de los mismos, la culpabilidad, en todo caso. Y la Argentina está atravesando horas difíciles en cuanto a las muertes de inocentes en manos de la delincuencia. Si a ello sumamos el descontrol casi absoluto de parte de las Fuerzas de Seguridad hacia el tránsito automotor, se entra ya en un clima intolerable. Las cifras de muertes por unos y otros casos, ya llegan a muchos miles cada año. No es justo, no es razonable, y sin embargo es absolutamente posible mejorar notablemente la situación.

La última de las preguntas, dentro de tantas que este caso genera al Portal, es la siguiente: ¿Qué se está haciendo hoy al respecto, en cuanto a la formación, equipamiento y exigencias hacia las Policías, y qué, también, para controlar a la Justicia, haciendo que desaparezcan de la misma los Funcionarios sin preparación o sencillamente afectados por patologías mentales disfrazadas de ideología

3 Comments on "¿Puede considerarse positivo que el eje de la discusión sobre la inseguridad haya pasado de lo policial a lo judicial?"

  1. No lo sé si es o no positivo pero lo que me interesa es que de una vez por todas y a través de cualquiera que sea su mecanismo terminemos con esto porque si no va a seguir pareciéndose a Venezuela

  2. NO SÉ SI ME CAMBIA ALGO O NO QUE EL EJE DE LA DISCUSIÓN SE HAYA CORRIDO MÁS PARA EL LADO JUDICIAL. ENTIENDO EL PLANTEO Y HASTA CONCUERDO CON EL MISMO PERO LO QUE LA GENTE HOY NECESITA ES QUE LAS AUTORIDADES LE SOLUCIONEN SU SEGURIDAD DE CUALQUIER MODO Y CUANTO ANTES

  3. Marcial Federicci | 21 Septiembre, 2016 at 5:28 pm |

    También dejaré un mensaje en esta nota diciendo que ese periodo que refleja la placa fotografica es histórico. He visto en el Gran Buenos Aires donde vivo la creación de estos falsos cuerpos policiales que son una verdadera afrenta a la población, una burla que además expone a todos a morir si no es con un disparo de quienes no saben usar sus armas lo puede ser con un choque de un movil policial conducido por quienes en toda su vida se subieron a manejar un vehículo, encima veloz

Comments are closed.