Preocupa a buena parte del mundo occidental, el agresivo comportamiento que muestra el Presidente ruso PUTIN

Vladímir Putin: ¿Quién dijo que se había terminado el peligroso comunismo soviético … ?

Hay constantes señales de una vocación invasora y conquistadora. El comunicado oficial de la Embajada de Ucrania

 

El comunicado fue enviado al Portal por la Embajada de Ucrania en la Argentina. Su actual titular es el Embajador YURII DIUDIN, Ministro Extraordinario y Plenipotenciario, alguien que ha mostrado serias preocupaciones por el comportamiento aludido, de parte de VLADÍMIR PUTIN, con relación a sus ambiciones de dominio por la fuerza y a través de maniobras políticas, y mediante ilegales ocupaciones de territorios, y otras actitudes, referidas a distintos puntos del mundo, que han conseguido generar intranquilidad y desconfianza en dicha figura.

El Embajador DIUDIN, por su parte, sí ha dejado claras muestras de su patriotismo y valor, en distintas declaraciones, algunas de las cuales ha concedido a ENFOQUES POSITIVOS.

El que sigue es el texto completo de su más reciente comunicado:

Comunicado de la Embajada de Ucrania en la República Argentina

Sobre el no reconocimiento de las elecciones al parlamento ruso en Crimea

Tras anexar ilegítimamente, en febrero de 2014, una parte del territorio de Ucrania – la República Autónoma de Crimea, a raíz de un “referéndum” ilegítimo y dudoso, sin ninguna observación electoral, la Federación de Rusia nunca ha dejado los intentos de legitimar dicha anexión. A pesar del no reconocimiento internacional de este acto, plasmado en la Resolución de la Asamblea General de la ONU “Integridad Territorial de Ucrania” del 27 de marzo de 2014, Moscú siguió con sus métodos “híbridos” tratando de obtener por lo menos una “legitimación” implícita, trayendo a la península a algunos políticos europeos de partidos marginales de extrema derecha o izquierda. Dichos políticos, con fuertes lazos con el Kremlin, más tarde vieron su entrada en Ucrania prohibida por violar la legislación nacional en materia de entrada en los territorios ocupados.

Las “elecciones” a la Duma Estatal (Cámara baja del Parlamento ruso) organizadas por el Kremlin en Crimea el pasado 18 de septiembre han sido una nueva tentativa de mostrar al mundo que la península “forma parte” de la Federación, aunque privada recientemente del estatus de unidad administrativa independiente, pasando a formar parte del Distrito Federal Sur de Rusia con el centro en la ciudad de Rostov.

Sin embargo, esta tentativa de Moscú tampoco tuvo éxito, pues inmediatamente a seguir a los comicios representantes oficiales de muchos países democráticos (EEUU, Francia, Alemania, Canadá, Reino Unido, República Checa, Letonia, Rumania, Noruega, Suecia, entre mucho otros) hicieron declaraciones en las que afirmaron no reconocer la legitimidad de las “elecciones” en Crimea, manteniendo firme su posición de principio de que Crimea es parte integrante de Ucrania. Lo mismo fue pronunciado por dirigentes de los más importantes organismos internacionales, como la Unión Europea, la OSCE, el Consejo de Europa, la Comisión de Venecia y otros, que se habían recusado tajantemente a enviar sus observadores a monitorear los comicios en Crimea.

 

La Verjovna Rada (parlamento Ucraniano) el 20 de septiembre aprobó una declaración sobre el no reconocimiento de la legitimidad de dichas elecciones, al igual que de sus resultados y efectos jurídicos, y, en consecuencia, de la composición, facultades, actas y decisiones de la Duma Estatal de la Federación de Rusia de la séptima convocatoria y se dirigió a los parlamentos del mundo a hacer lo mismo.

Según el principio universal del derecho “Jus ex injuria non oritur” (un derecho legal no puede surgir de un acto ilícito) las elecciones a la Duma rusa en los territorios ocupados de Ucrania son ilegales y, por consiguiente, sus resultados ilegítimos. La razón es muy simple. La presencia, en de la Duma Federal de Rusia, de diputados electos a raíz de dichas elecciones ilegales en el territorio ocupado (un total de 229 de 450 diputados, o sea una mayoría constitucional) lleva a que los resultados de las elecciones a la Duma Estatal sean ilegítimos en su totalidad, por lo que toda la Cámara baja del Parlamento ruso, sus actas y resoluciones también sean ilegítimas.

La Fiscalía de la República Autónoma de Crimea, que se encuentra temporalmente en el territorio continental de Ucrania, inició una investigación penal en el ámbito del Inciso 2 del Artículo 110 del Código Penal de Ucrania (Atentado contra la integridad territorial de Ucrania) que prevé penas de entre 5 a 10 años de prisión para los culpados.

De conformidad con los principios básicos del derecho internacional y los principios del funcionamiento de las Naciones Unidas, fijados, particularmente, en el Artículo 2 de la Carta de la ONU, los estados deben respetar tales principios como: la igualdad soberana de los estados; la abstención del uso de la fuerza en relaciones internacionales; la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras estatales; la no injerencia en los asuntos internos de otros estados. Según el Memorando de Budapest de 1994 la Federación de Rusia confirmó a Ucrania su compromiso de respetar, conforme a los principios del Acta Final de Helsinki, la independencia, la soberanía y las fronteras existentes de Ucrania.

Ucrania agradece a los estados y organismos internacionales por su posición coherente en cuanto a la condena de la agresión rusa contra Ucrania y el no reconocimiento del intento de la anexión de Crimea, exhortándolos a que, en línea con esta postura, no reconozcan la legitimidad de parlamentarios rusos electos a raíz de dichas elecciones ilegales. Es importante que la comunidad internacional aplique esfuerzos para prevenir el reconocimiento de los diputados electos en el territorio de la Crimea ocupada, porque tales acciones podrían indirectamente significar la legitimación de la ocupación y de la anexión de la península ucraniana. Hay que tener presente que cualquier reconocimiento de la legitimidad de la Duma correspondería a las intenciones del Estado-agresor, el cual ha violado el orden legal mundial, pero también significaría una tolerancia hacia la política de represiones y de la violación total y sistémica de los derechos y libertades de personas, la cual está siendo llevada a cabo por las autoridades de ocupación rusas en el territorio ocupado de Crimea.

La Federación de Rusia viene violando sistemáticamente las normas del derecho internacional, otro testimonio de lo cual es la organización de las elecciones en los territorios ocupados de Abkhasia y Osetia del Sur. Procediendo de esta manera, el Gobierno de Moscú se ha encorralado en un “callejón sin salida”. Sacarla de allí, devolver a Rusia al cauce del derecho internacional sólo será posible mediante esfuerzos mancomunados de todos los países democráticos.

Ucrania urge a la comunidad internacional que aumente su presión político-diplomática sobre la Federación de Rusia con el objetivo de obligarla a parar con la agresión armada contra Ucrania y recuperar la integridad territorial de Ucrania. El único camino para asegurar la de-ocupación de la península ucraniana es la vía político-diplomática a través del aumento de la acción de las sanciones internacionales contra Rusia por la ocupación y la tentativa de anexión de Crimea.

Embajada de Ucrania en la República Argentina

Septiembre de 2016

#CrimeaIsUkraine #NoRussianElectionsInCrimea  #StopRussianAggression