PHILIPS concientiza sobre la importancia de contar con un Desfibrilador Externo Automático ante un paro cardíaco

Carlos Emilio Alvarez, Health Systems Business Leader for Hispanic Latam, de Philips

Entrevista con el Vocero de la compañía, para América Latina. Información de gran utilidad para toda la población

 

La filial local de la compañía de origen holandés organizó una campaña revelando datos útiles para salvar una vida

La campaña se denominó “Salva una vida con Philips”, buscando concientizar sobre la importancia de disponer de un Desfibrilador Externo Automático (DEA), para salvar una vida ante un paro cardíaco súbito. Muchos de estos paros cardíacos ocurren fuera del hospital. Se estima que el 90 por ciento de las víctimas que sufren de un paro cardíaco fuera del hospital, muere principalmente porque la asistencia no llega a tiempo, o porque no tiene acceso a un DEA.

ENFOQUES POSITIVOS entrevistó al Vocero de PHILIPS para América Latina, CARLOS EMILIO ALVAREZ (Health Systems Business Leader for Hispanic Latam), quien así responde al Portal:

P: Una valiosa campaña organizada por Philips busca concientizar sobre la importancia de contar con un Desfibrilador Externo Automático. ¿Existen datos estadísticos que registren los casos en que por culpa de la ausencia de estos equipos, no se ha podido salvar a las víctimas afectadas?

R: “Sí, los datos son para preocuparse y ocuparse. El paro cardíaco es una de las principales causas de muerte.

Puede ocurrirle a cualquier persona en cualquier lugar. Según las estadísticas internacionales, más del 70% de los paros cardíacos ocurren en presencia de un familiar o un amigo. La Campaña #SalvaUnaVidaConPhilips apunta justamente a concientizar a la comunidad sobre la importancia de disponer de un Desfibrilador Externo Automático (DEA) para salvar una vida ante un paro cardíaco súbito.

Aproximadamente el 90% de las personas que sufren un paro cardíaco fuera de un hospital mueren, principalmente porque la asistencia no llega a tiempo o porque no tiene acceso a un DEA. En Estados Unidos, alrededor de 360.000 personas mueren cada año debido a un paro cardíaco fuera de un hospital.

En países desarrollados, la cantidad de personas que muere cada año debido a un paro cardíaco equivale a la cantidad total combinada que muere debido a: Alzheimer, robos, cáncer de mama, cáncer de cuello de útero, cáncer colorrectal, diabetes, HIV, incendios, accidentes de tránsito, cáncer de próstata y suicidios”.

P: Relátenos, por favor, porqué, más allá de la atención a través de la reanimación cardio pulmonar (RCP), y la buena voluntad de parte de quienes asisten a los pacientes, no es posible salvar sus vidas, si no se cuenta con un equipo Desfibrilador:  

R: “Cuando una persona sufre un paro cardíaco, su corazón deja de latir. La Reanimación CardioPulmonar (RCP) es muy importante, pero por sí sola no hará que su corazón vuelva a latir. La RCP es una técnica muy conocida que consta  principalmente de compresiones torácicas para presionar el corazón e impulsar manualmente la sangre a los órganos vitales. Permite mantener con vida a la persona hasta que llega el DEA, pero no revierte el paro cardíaco. Si la RCP se practica dentro de los primeros minutos del paro, puede hasta triplicar las posibilidades de supervivencia.

Para restituir el latido, se necesita la descarga de un Desfibrilador Externo Automático. Es un equipo portátil que permite dar una descarga eléctrica para que el corazón vuelva a latir coordinadamente. Tiene una interfaz muy amigable para el usuario. Están diseñados para que cualquier persona los pueda usar, incluso sin entrenamiento previo, gracias a las instrucciones de voz que lo guiarán paso a paso. El DEA automáticamente evalúa el ritmo cardíaco de la víctima y determina si es o no apropiado dar una descarga eléctrica. Si el DEA determina que no se debe aplicar la descarga, no se podrá administrar, ni siquiera pulsando el botón. Esto lo hace muy seguro”.

P: ¿Cuáles son a su juicio las razones por las que la presencia de estos equipos, aún se demora en muchos establecimientos o lugares donde asiste importante cantidad de público? ¿Cuestiones referidas a los costos, o sencillamente desinformación?

R: “Son múltiples factores. La desinformación y, sobre todo el miedo a actuar, son factores muy importantes. Es muy importante que la comunidad esté educada en RCP y en el uso de un DEA, para actuar eficazmente y sin miedo. Además, el acceso público a un desfibrilador es determinante para completar esta cadena y para que salvar una vida esté al alcance de todos.

Por otro lado, es necesario contar con un marco legal adecuado. Es muy importante que las leyes existentes sean reglamentadas, para que funcionen con obligatoriedad en la práctica.

Por último, al no estar correctamente informados, muchos creen que deben esperar a que llegue una ambulancia. Sin embargo, en los casos de un paro cardíaco súbito, el tiempo es determinante. Idealmente, se debe administrar la descarga del DEA dentro de los 3 o 5 minutos de ocurrido el paro. La ambulancia tarda mucho tiempo en llegar. Por eso es importante que cada establecimiento tenga sus propios DEAs, para actuar con rapidez”.

 

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS