Persiste la actitud de Rusia en contra de Ucrania, violando todo tipo de normas del Derecho Internacional

El Embajador Diudin en una reciente exposición en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, CARI

Entrevista con el Embajador de Ucrania en la Argentina, YURII DIUDIN

Rusia es uno de los pocos componentes del listado de países que felicitaron a NICOLÁS MADURO por el resultado de las recientes elecciones celebradas en Venezuela el último Domingo. El resto de los mismos son evidentemente, como Rusia, países totalitarios o simpatizantes de esos sistemas de Gobierno, irrespetuosos de las libertades y las garantías más elementales de sus ciudadanos. De otro modo no podrían empatizar con un Gobierno como el de Venezuela, que está matando de hambre o de enfermedades no tratadas, a buena parte de su población, cuando esta no termina asesinada, directamente, por el régimen de MADURO.

La reciente inauguración ilegal de un puente sobre el Estrecho de Kerch, que une a Rusia con la península ucraniana, fue el motivo que inspiró a ENFOQUES POSITIVOS para entrevistar al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Ucrania en la República Argentina, además de ser Embajador concurrente de su país, también en Uruguay, Paraguay y Chile, simultáneamente, YURII DIUDIN.

Seguidamente se transcribe lo obtenido en dicha entrevista:

El 18 del corriente mes de Mayo, se recordó el genocidio del pueblo Tártaro de Crimea. ¿Puede recordarnos los detalles de este triste episodio de la historia?:

“El 18 de mayo de 1944 el régimen totalitario soviético cometió un terrible crimen contra su propio pueblo – los tártaros de Crimea -, que habían sido el pueblo autóctono de la península de Crimea. Aquel día comenzó la deportación del territorio de la península de 200 mil personas: Tártaros, búlgaros, armenios, griegos y otros “extranjeros” que molestaban a las autoridades del Kremlin con el simpe hecho de su permanencia en esta región.

Después de la liberación del territorio de la península de Crimea de las fuerzas nazis por el Ejército Rojo de la URSS en abril de 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, las autoridades soviéticas decidieron castigar a los que habían permanecido bajo la ocupación alemana en los años anteriores de la guerra. Bajo el pretexto de supuestas “acciones traicioneras de los tártaros de Crimea contra el pueblo soviético” y “la inconveniencia de la permanencia ulterior de los tártaros de Crimea en la región fronteriza de la Unión Soviética” fue realizada una deportación forzosa de toda la población tártara de Crimea – 35.275 familias – a Uzbekistán y otros territorios lejanos de la Unión Soviética.

La deportación de los tártaros de Crimea comenzó en la madrugada el 18 de mayo de 1944 y terminó en su mayoría el 20 de mayo. En esta operación participaron más de 32 mil funcionarios del NKVD – el servicio represivo policial del país. A los deportados les dieron desde unos minutos hasta media hora para recoger sus cosas. Formalmente, una familia podía llevar consigo apenas 500 kilogramos de algunos objetos personales, utensilios de cocina, artículos para el hogar y provisiones. En realidad, los tártaros de Crimea lograron llevar un promedio de 20-30 kilogramos de bienes y productos. El resto fue confiscado por el Estado.

Esta tragedia privó a todo el pueblo tártaro deportado de casi todos sus derechos políticos, económicos y culturales. La mitad de ellos – cerca de 46% – murieron en los primeros años de su exilio. Los que lograron sobrevivir, vivían con miedo y bajo el control policial hasta la misma desintegración de la URSS. El pueblo tártaro de Crimea obtuvo la posibilidad de volver a su tierra natal solamente en la Ucrania independiente, a partir del 1991”.

¿Qué situación política y social vive hoy la comunidad tártara en Crimea?:

“Lamentablemente, después de la ocupación ilícita rusa de Crimea en marzo de 2014 la situación de la comunidad tártara que vive en la península se ha vuelto a deteriorar de manera drástica. El pueblo tártaro de Crimea está de nuevo bajo la amenaza de la violencia y el terror. Las autoridades del Kremlin cada día aumentan la presión sobre los representantes del pueblo autóctono de la península. En los últimos años se han registrado muchos casos de detenciones arbitrarias de los tártaros de Crimea y desapariciones forzadas de las personas que están en contra de la política rusa en la península. Los allanamientos de las casas de los tártaros de Crimea y de los ucranianos que viven en la península se convirtieron en una práctica cotidiana de las autoridades rusas de ocupación.

Hace dos años, en Abril de 2016, el llamado “Tribunal supremo” de la Crimea ocupada adoptó la decisión de prohibir totalmente el Medjlís del pueblo tártaro de Crimea – órgano clave de la autodeterminación nacional de los tártaros de Crimea, cuya base es el principio de la no violencia – tras reconocer su actividad como “extremista”. Los líderes del Medjlís fueron injusta e ilegítimamente presos por las autoridades de ocupación, bajo acusaciones falsificadas, y más tarde, después de una enorme presión de la comunidad internacional, y la mediación del Presidente turco Erdogan, fueron liberados y entregados a Turquía. Sin embargo, los máximos representantes del pueblo tártaro de Crimea siguen teniendo prohibida su entrada a la península anexada.

Igualmente está prohibida la enseñanza del idioma tártaro en las escuelas de la península anexada y la profesión del culto islámico en las mezquitas tártaras.

Las autoridades rusas inclusive hacen caso omiso a las disposiciones del ordenamiento de la Corte Internacional de Justicia de la ONU en el caso “Ucrania contra la Federación Rusa”, relativo a la aplicación de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. Dicho órgano judicial en Abril de 2017 ordenó que Moscú debía “abstenerse de mantener o introducir nuevas restricciones de los derechos de la comunidad tártara de Crimea, en lo que toca a la preservación de sus instituciones representativas, incluido el Medjlis (Congreso) del Pueblo Tártaro de Crimea”.

La presión continua contra el pueblo tártaro hace que muchos de sus representantes se hayan visto obligados a abandonar sus hogares, como sus antepasados hace 70 años, y buscar refugio en las regiones de la Ucrania continental”.

¿Qué puede decirnos acerca de la reciente inauguración de un puente sobre el Estrecho de Kerch, que une Rusia con la península ucraniana?. ¿Qué situación legal implica esa acción de Rusia?:

“Para Ucrania, la apertura de un puente sobre el estrecho de Kerch, dentro de las aguas territoriales ucranianas, que fue construido sin el consentimiento de la parte ucraniana, es una flagrante violación de las normas y principios del derecho internacional, en particular, de la Convención de las Naciones Unidas Sobre el Derecho del Mar del 1982 y de las obligaciones rusas ante Ucrania asumidas en el ámbito de tratados bilaterales.

Percibimos este hecho como una nueva tentativa del régimen del Kremlin de legalizar la anexión y la ocupación de una parte del soberano territorio ucraniano que es la República Autónoma de Crimea.

Como dijo la Viceministra de Asuntos Exteriores de Ucrania, Olena Zerkal, “el puente de Kerch fue construido en nuestro territorio en contra de nuestra voluntad. El impacto negativo sobre el medio ambiente, la navegación marítima y la pesca son factores que apenas complementan lo principal – sin el consentimiento ucraniano este puente en general no podría haber sido construido”.

La construcción y la apertura del puente, que ya fue condenada por la Unión Europea, la OTAN y los líderes de muchos países democráticos del mundo, no pueden de ninguna manera cambiar el estatus de la República Autónoma de Crimea como parte integrante del territorio de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

La Federación de Rusia, siendo un estado ocupante, tiene toda la responsabilidad por las consecuencias de sus delitos internacionales y tendrá que indemnizar el daño causado. La parte ucraniana en 2017 ya había presentado una demanda contra Rusia a la justicia internacional por la violación de sus derechos soberanos, y en febrero pasado presentamos el Memorando a la Corte con todas las pruebas necesarias. Estamos seguros que la Corte Internacional tomará en consideración nuestros argumentos y su decisión será muy desagradable para Moscú”.

¿Qué otro tipo de conflicto se manifiesta por estos días desde Rusia en contra de Ucrania, o si es que se agrava alguno de los que ya vienen manifestándose en los últimos años?: 

“Lamentablemente, por ahora sigue sin resolverse el conflicto en el Este de nuestro país, en la región de Donbás, donde las fuerzas ruso-terroristas que ocuparon partes de dos provincias ucranianas – de Donetsk y Luhansk – en violación de todos los acuerdos logrados con la mediación internacional, continúan atacando las posiciones de las FFAA de Ucrania con armas prohibidas de gran calibre, sembrando muertes y destrucciones.

A pesar de todos los esfuerzos del Gobierno Ucraniano que está cumpliendo con todos sus compromisos asumidos en el ámbito de los acuerdos en vigor, la parte rusa y los títeres secesionistas controlados, armados y financiados por el régimen de Moscú, siguen torpedeando el proceso de paz. Para Ucrania, la única solución de este conflicto consiste en la implementación rigurosa de todos los puntos de los Acuerdos de Minsk, bajo el estricto control internacional. Esta postura es apoyada por todos nuestros socios – desde Francia y Alemania como partes del Formato de Normandía y la Unión Europea en su conjunto -, hasta los EEUU y muchos otros países democráticos del mundo que han introducido fuertes sanciones contra el Kremlin que afectan de manera considerable la economía rusa.

Consideramos que la iniciativa del Presidente de Ucrania Petró Poroshenko sobre el despliegue de una fuerza de paz de las Naciones Unidas en el Este de Ucrania que está siendo seriamente discutida durante los últimos meses a diferentes niveles por varios líderes mundiales, podría ser una herramienta que permita allanar el camino hacia la solución pacífica del conflicto en el Donbás”.

 

3 Comments on "Persiste la actitud de Rusia en contra de Ucrania, violando todo tipo de normas del Derecho Internacional"

  1. Patricia Sunter | 23 mayo, 2018 at 7:30 pm |

    Los ucranianos son gente especial muy laboriosa y respetuosa del prójimo y no merecen este maltratoconstante de los rusos que con los saludos enviados a Maduro han demostrado que siguen siendo los mismos soviéticos de siempre

  2. Beatriz Mancuerti | 24 mayo, 2018 at 12:40 pm |

    Es como lo dice Patricia que los rusos siempre dejan en evidencia sus propósitos vinculados con el totalitarismo y son amigos de tener un gobierno dictatorial y si hasta ahora Putin se cuida él preferiría ser un Zar y no le da el cuerpo

  3. María Silvina | 24 mayo, 2018 at 7:17 pm |

    Ingenuos son quienes creyeron que cuando cayó el muro de Berlín desapareceria el sistema totalitario de Rusia. Qué lamentable porque es un lindo país y buena la gente común

Comments are closed.