Pareciera que la tolerancia de los argentinos hacia los corruptos, es excesiva. No habría que dar lugar a confusión

Hay que evitar andar demasiado cerca del precipicio …

La promoción pública de la ex Presidente, denunciada con pruebas de corrupción muy fuertes, es indebida y peligrosa

 

La caradurez y deshonestidad de las principales figuras del Gobierno kirchnerista, no serán novedad para nadie, pero el caso no deja de ser muy negativo, desde cualquier óptica que lo considere. No vaya a ser que por una falsa e indebida defensa a la libertad de expresión, hasta el más repudiable sujeto, cuya vida estuvo constituida en gran parte por malos ejemplos, y bajo investigaciones judiciales que lo muestran asociado a graves ilícitos, permita a este,  ostentosas presentaciones públicas, cubiertas por una Prensa irresponsable, en donde prevalecen las mentiras, con la confusión que ello previsiblemente puede generar, en un público sin demasiada formación e información.

CRISTINA KIRCHNER sigue moviéndose libremente, cuando cualquier argentino que tuviese en los Tribunales tan pesadas denuncias, se encontraría con su libertad seriamente limitada. No se sabe si los jueces están confundidos y temerosos, o especialmente “alentados” por el poder económico que ha conseguido la ex Presidente, precisamente en el ejercicio indebido, ilegal e ilegítimo de su mandato (el que no sólo exige cumplir con el requisito electoral). Y si fuera por esa “confusión y temor” que se menciona más arriba, ello se debería a los contradictorios mensajes que se emite desde el Gobierno Nacional, con origen en el mismo Presidente MAURICIO MACRI, cuando comenzó a difundir la pésima idea de que a la Argentina no le vendría bien tener a una ex Presidente presa. Discurso que fue repetido por los más cercanos asesores de la Casa Rosada.

Es algo que nadie entendió, a no ser que sólo se piense en cuestiones de puntuales conveniencias políticas, pero personales de quien las expresó, aunque estas igualmente no pueden estar por encima de la moral, y por sobre la imagen del país.

A cualquier Nación seria le vendría bien que se supiera que la corrupción dentro de la misma es castigada. Obsérvese, si no, algo muy preocupante hoy para el propio MACRI, como lo es la necesidad que cuenta su Gobierno, aunque antes de él el país todo, de que arriben a la Argentina, y cuanto antes, importantes inversiones. Quienes disponen esos arribos, son personas de carne y hueso y si bien muchos de ellos tal vez desprovistos de moral, aún en esas circunstancias no expondrían sus dineros en un lugar donde al poco tiempo de haberlo hecho le cambian las condiciones, y con ello se anula su seguridad jurídica, haciendo que las autoridades que fueron enormemente corruptas, puedan volver al Gobierno, portando sus habituales prácticas que podrían hasta incluir una expropiación de las empresas ubicadas en el país. Eso u otras consecuencias muy negativas para los genuinos inversores, que ellos las pueden imaginar …

De allí que esas expresiones tanto del actual Presidente como de parte de sus seguidores más cercanos, suena a una “chiquilinada” irresponsable, que pone en riesgo incluso la continuidad de un sistema de Gobierno creíble. Porque si la intención que movió oportunamente a emitir esas conocidas frases fueron en razón de que desde la Casa Rosada ven conveniente la libertad de CRISTINA KIRCHNER, e inclusive a esta con su prontuario penal totalmente limpio, a efectos de que ella pudiera ser la oponente más importante que tuviera MACRI en las próximas elecciones, y este considera que en función de la corrupción conocida en la gestión de la ex Presidente, ella obtendría escasos votos, se estaría ante una especulación muy compleja, pero sobre todo altamente arriesgada. El cálculo puede salir mal, y la gran confusión que lograrían ante muchos argentinos las costosas campañas kirchneristas destinadas a limpiar la mala imagen de la ex Presidente, podría volcar a favor de esta los votos suficientes como para hacer tambalear al actual Presidente.

Si eso sucediere no sólo perdería MACRI, sino todos los argentinos que votaron en la búsqueda de un cambio definitivo en el estilo de Gobierno, al margen de que hasta el momento mucho al respecto no se ha visto

La ciudadanía está pidiendo hoy a gritos, ver presos a los responsables del enorme daño sufrido por la Argentina, y eso no se contiene con especulaciones políticas. Gestos, actitudes, que respalden a las personas honestas, que las hay y muchas en la Argentina, pese a la mala fama que tiene el país, gracias especialmente, a su conducción política desde hace tantos años.

No hay tiempo para perder ni riesgos innecesarios que atravesar.

No se puede jugar, en definitiva, con el futuro de un pueblo, el que encima ya ha sufrido demasiado …

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

3 Comments en "Pareciera que la tolerancia de los argentinos hacia los corruptos, es excesiva. No habría que dar lugar a confusión"

  1. HAY QUE CUIDARSE Y NO JUGAR CON FUEGO Y NO OLVIDAR QUE SE ESTÁ FRENTE A LO PEOR DE LO PEOR DEL ÚLTIMO SIGLO EN LA ARGENTINA Y ESO QUE HUBO MUCHOS INDESEABLES LADRONES CORRUPTOS Y MALINTENCIONADOS PERO TODOS SE HAN QUEDADO CORTOS FRENTE A LOS QUE RECIENTEMENTE SE HAN CONOCIDO

  2. Mariella Pérgamo | 9 Octubre, 2016 at 2:51 pm |

    Me gustó lo de chiquilines porque hay un par de ellos y hasta el mismo presidente a veces se comporta como tal

  3. No los veo preparados para “luchar contra el mal”, como diría la hormiga atómica

Comments are closed.