Paralelamente a las investigaciones judiciales, hay que motorizar la condena social, y aún contra la Justicia misma

Bergoglio y Del Corral (de Scholas Ocurrentes), saludando efusivamente al actual prófugo y denunciado por gravísimos delitos, Marcelo Mallo, lo que da idea de lo largos que son los brazos de la corrupción

¿Cómo puede conseguirse una concientización acerca de la importancia de esa actitud cívica tan valiosa …?

 

Si la condena social no aparece por sí misma, habrá que salir a buscarla. Hay formas como para que el mismo Gobierno procure aleccionarla, especialmente cuando ella puede ser considerada como una manera de ayudar a que la misma Justicia, tan lenta y poco dispuesta a investigar en los últimos tiempos, tome conciencia del clamor popular. De allí que el subtítulo de la presente deja la puerta abierta como para que dicha condena social sirva asimismo para apuntar hacia los propios Funcionarios de la Justicia, cuando estos son prevaricadores. Y en la Argentina de hoy, se ha demostrado palpablemente que la mayor parte del problema de la corrupción, se debe a los jueces que no cumplieron con su deber. Por miedo, por beneficio personal, por enriquecimiento ilícito, o por lo que fuere, pero no cumplieron.

Las pocas manifestaciones que se han conocido en los últimos meses con respecto a esa condena social, se confunden con actos de “escraches” o inclusive con ataques personales en contra de sujetos sospechados y denunciados de ser partícipes de actos de corrupción. No debiera caerse en actitudes que hasta están penadas por la ley, sino, sencillamente actuar en profundidad y dentro del marco legal, en la condena que se requiere. Por dar un ejemplo, podrían hacerse cadenas de repudio a los Medios que siguen invitando a presentarse en sus espacios, a los más cuestionados integrantes del anterior Gobierno, permitiéndoles hacer públicas sus mentiras y sus ataques a la República.

O no comprar los productos de las Empresas cuyos titulares sirvieron a la gran corrupción. Tampoco contribuir a ser parte de las audiencias de Programas de Radio o Televisión, de los Medios o Periodistas que sirvieron a los Gobiernos corruptos que gobernaron la Argentina en la última década.

Y así, pueden imaginarse, si de hecho hay vocación para contribuir a que la corrupción no se vuelva a manifestar otra vez en los próximos tiempos, muchos tipos de conductas dentro de lo que la ley y el buen gusto permite. En base a esas leyes y a ese buen gusto, nadie podría presentar cuestionamientos a los argentinos que por defensa propia procuren dejar fuera de la circulación pública, a quienes tanto dañaron al país.

Y, si algún distraído, o los pícaros de siempre – estos con mala fe-, aparecen defendiendo a quienes esa condena afecte, o estos contraataquen, la respuesta popular entonces debería, sencillamente, oponerse a ese tipo de acciones previsibles, con la publicación de los daños concretos al país que se mencionan en el párrafo anterior, con cifras de las víctimas de la corrupción, y de los enormes trastornos, que además de las muertes y todo tipo de circunstancias graves creadas por los Gobiernos que no actuaron conforme a las leyes, se conocieron en la Argentina de los últimos años. Han sido vidas afectadas por terribles sufrimientos, físicos y espirituales, persecuciones, encarcelamientos, quiebras económicas, disgustos muy graves y una larga serie de perjuicios más.

¿Va a quedar impune todo eso …?. ¿Bastaría para sus autores nada más que una condena de encarcelamiento, de muy pocos años de cumplimiento, y la posibilidad de que no se vean obligados a revelar el monto de todo lo robado al Estado?.

La historia del mundo muestra que en los países en los que se logró vivir en libertad, orden y justicia, sus habitantes, comprometidos con dichos valores, debieron exponerse a graves sufrimientos por conservarlos. En sentido contrario, en aquellos en los que las tiranías o totalitarismos de todo tipo, lograron instalarse, eso fue gracias a la indolencia de sus habitantes, a su desinterés por esos valores de libertad, justicia y orden, y por la ausencia de una lucha patriótica.

Es inteligente admitir que los sufrimientos que necesariamente conlleva una lucha por la defensa de los aludidos valores, es preferible hacerla, antes de que se instale una tiranía, porque cuando ella se consolida, los costos de la recuperación son mayores en vidas humanas.

Expresó mejor toda esta idea WINSTON CHURCHILL en 1938, pocos días después del célebre Pacto de Munich, hablando en el Parlamento de su país: “Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra … elegisteis el deshonor, y ahora tendréis la guerra”. Resulta interesante recordar el marco en el que se manifestó esta expresión tan conocida, y a quien fue dirigida, ya que ella es aplicable a mucho de lo que sucede aún hoy en la Política y también en la vida común, cotidiana.

Hay que actuar y comprometerse, por todos nosotros y por quienes nos sigan, después de nosotros …

 

Carlos Alberto Cabana Cal

Enfoques Positivos

Junio 29 de 2016

4 Comments on "Paralelamente a las investigaciones judiciales, hay que motorizar la condena social, y aún contra la Justicia misma"

  1. Marcela Rubbio | 30 junio, 2016 at 12:17 am |

    un bochorno más lo del Papa. aquí es cuando cabe preguntarse qué le hace una mancha mas al tigre?

  2. JULIA ISIS | 1 julio, 2016 at 12:08 am |

    La foto publicada me recuerda la vieja frase que dice que una imagen vale mas que mil palabras pues aquí deberíamos decir que vale más que millones de palabras y con eso queda todo dicho

  3. Rafael Esperanza | 1 julio, 2016 at 12:30 am |

    La foto esa es cierto que duele, a quien no? Deja en evidencia lo que muchos argentinos de hoy están pensando sobre la iglesia y se equivocan si generalizan. Ya vendrán tiempos mejores alli y todo lo que hoy se ve desaparecerá y se pedirá perdón a los argentinos

  4. RENATO BERTIGLI | 3 julio, 2016 at 10:55 pm |

    AHORA EL PAPA FRANCISCO QUIERE DAR MARCHA ATRAS DE LAS BARRABASADAS QUE VIENE COMETIENDO Y PORQUE ADEMAS LE DIJERON QUE SI QUERÍA VOLVER A LA ARGENTINA Y NO SER MALTRATADO DEBIA CAMBIAR SU CONDUCTA TAN ERRÓNEA COMO ANTIPÁTICA. SE VERÁ SI TODAVÍA ESTÁ A TIEMPO

Comments are closed.