Para tener en cuenta: Cada vez más argentinos repudiarán a la clase política sin distinción de Partidos

Con sólo ver de quiénes se rodea el Presidente para enfrentar muy delicados y graves problemas de la Argentina, ya queda claro que no habrá solución para los mismos …

No se trata sólo de un fenómeno local, sino que crece en casi todo el mundo

Sí, al menos será así en los países que van progresando en cuanto a un mayor caudal de información en su población, o se manifiesta un desgaste en esta, que puede terminar en incentivo para generar protestas y fuertes planteos al Gobierno de turno, por la suma de frustraciones a nivel político y social que éste genera. No sucede en todos lados, aún quedan muchas regiones del mundo que siguen sometidas a un poder totalitario, el que contiene y engaña a sus habitantes, o utiliza la violencia para controlarlos.

En nuestra Argentina el caso resulta más visible en las provincias más alejadas de Buenos Aires, e históricamente olvidadas, y también en las más pobres, donde por muchos años ha prevalecido una especie de sistema feudal, con el característico estilo de la sucesión de mandatarios pertenecientes a una misma familia o ligados a un reducido grupo que históricamente retuvo el poder en la región.

El hartazgo contra la clase política, muestra un interesante ejemplo en el primer mundo, el que aún no ha terminado de expresarse. Es el caso de Francia, y se conoce  bajo la denominación de “chalecos amarillos”.

Es posible mencionar más de una razón a la hora de buscar los orígenes de estos sucesos. Suele hablarse de hechos espontáneos, pero es muy difícil que tengan ese origen. Siempre hay alguna organización detrás, y en gran parte por motivos políticos o ideológicos. Pocos son los emprendimientos de este tipo que cuenten con un genuino motor solidario. También suele haber intereses económicos o empresariales que movilizan, con acertados recursos publicitarios, a buena parte de la población.

Aún hechos como los sucedidos durante el último año en Chile, pueden llamar a confusión, cuando las razones expuestas por sus impulsores – según lo que ellos dijeron-, eran pequeños aumentos en las tarifas de transportes. La realidad es que, detrás del caso Chile, del que se esperan fuertes réplicas en los próximos dos meses, está la directa participación de la izquierda internacional, con su brazo más fuerte en la región, a través del Foro de São Paulo, entidad sostenida por los Gobiernos de Cuba y Venezuela, sólo principalmente, porque hay un largo listado de promotores detrás. 

En la Argentina país afectado en estos momentos por la misma nefasta influencia de la izquierda internacional, es muy posible que se manifieste algún conflicto de tipo social, en no demasiado tiempo más. Tal vez algún tipo de desmadre, como consecuencia de una preocupante situación económica y social, la que, teniendo un origen de varios años y agravada por el Gobierno de MAURICIO MACRI, hoy es fuertemente motorizada a propósito, dentro de un plan diseñado y en plena ejecución por el actual Gobierno de ALBERTO FERNÁNDEZ y CRISTINA KIRCHNER.

La persecución de este plan, con el origen señalado, también viene instrumentándose desde lejos en el tiempo, y en el mismo han intervenido muchas figuras de la Argentina y del mundo, ampliamente conocidas. Hasta los fuertes poderes de China y Rusia que hoy trabajan coordinadamente a favor del agravamiento de la situación en Venezuela, tras sus particulares proyectos, utilizando para todo ello mano de obra desocupada cubana, por ejemplo, la que así puede calificarse hoy como consecuencia de su acelerada pérdida de poder, por razones biológicas en la dirigencia tradicional castrista.

La intención de todos estos participantes recién mencionados, no presenta ninguna duda en el sentido de apuntar a la conformación de un Gobierno totalitario en la Argentina, al estilo de las dictaduras que supieron conformarse en Cuba y Venezuela.

En definitiva, y a modo de cierre del presente comentario, puede agregarse el dato que indica que además de la esperable reacción en contra de cualquier iniciativa antidemocrática grave en la Argentina, de parte de su población, ésta, hoy de por sí, ya da muestras de hartazgo, por las constantes defraudaciones de sus dirigentes políticos, a través de sus mentiras, y por carecer de honra, y también por ejecutar un permanente saqueo a las arcas públicas, más una infame inclinación al favorecimiento de sus familiares y amigos, usando su poder, en la administración del Estado. Nepotismo, que se llama …

Y esta descripción en general, corresponde a la situación que hoy se vive en la Argentina. Los lectores sabrán evaluar si tanto se ajusta, o no, a la realidad que se pretende describir …

2 Comments on "Para tener en cuenta: Cada vez más argentinos repudiarán a la clase política sin distinción de Partidos"

  1. Que fatal atracción se tienen entre si las personas de bajo nivel moral y muchos de ellos de escandalosa intimidad

  2. Vanessa Lago | 22 febrero, 2020 at 1:19 pm |

    En Europa y en Estados Unidos se han venido creando grupos de reacción en contra de la clase política en los últimos años. No hablo de los violentos o de los que los quieren sacar a la fuerza pero cada vez están mas enojados porque los sinverguenzas no se quieren ir. Es simple ahí tienen todas sus expectativas personales. A todos les gusta el queso decía mi abuela y así es que estos aprovechadores buscan la manera de perpetuarse en los cargos y de allí vivir de la teta del estado. Hace muchos años que esto es así y aquí el más sinverguenza de los sinverguenzas que se llamó Perón tuvo mucho que ver con la creación y consolidación de esa mentalidad

Comments are closed.