Para la posibilidad de un regreso de la violencia a la Argentina, el país no está preparado

Los Mapuches “truchos”, están distrayendo al Gobierno mientras ellos avanzan decididamente contra la Argentina …

Militarmente, ni tampoco anímica y moralmente. Mientras tanto, hay sectores desde donde se presentan amenazas

¿Qué sucederá con la Argentina si los rumores que circulan advirtiendo acerca de una organización en ciernes, sospechada de estar tras la intención de instalar la violencia en el país, al estilo de lo sucedido en los años setenta, se ajustasen a la realidad?. Cualquier ciudadano ya sabe que hoy la Argentina no se encuentra anímicamente preparada como para hacerle frente a un fenómeno de esas características. Tampoco lo estuvo en los inicios de los setenta, cuando encima, quienes sabían lo que se estaba armando, prefirieron hacer silencio, se quedaron callados, por miedo o complicidad …

Algunos Historiadores y Analistas Políticos, a quienes el Portal les pregunta al respecto, muestran preocupación, pero evitan dar opinión. Es cierto que se trata de un tema desagradable, expresado justo en la misma jornada en la que la ciudadanía saldrá a procurar, precisamente, disminuir la posibilidad de un regreso de la violencia que puede traer la opción kirchnerista.

Pero es que en las últimas horas se han manifestado hechos bastante sugestivos al respecto. Ahora sucedió en el lejano Sur argentino, pero sólo como prueba, como ensayo para quienes parecen decididos a la reinstalación de una triste experiencia en el país. El lugar, y la falsa excusa, les parece a sus promotores, más que adecuados.

¿Es que será prematuro hablar de ello en estos momentos, o ha de ser políticamente correcto mantener el silencio, pese a las señales que se observan, a través de cierta información coherente, llegada en forma de versiones, desde distintos orígenes?.

¿Alguna autoridad de la Argentina ordenó profundizar seriamente las investigaciones sobre los dichos que rodean las acciones desarrolladas por MILAGRO SALA en el Norte del país, cuando aún estaba en libertad, situación que gracias a los apoyos regionales que incluyen las versiones publicadas, probablemente pueda recuperar en lo inmediato?.

Nada se habla al respecto, lo importante, pareciera, es hacer la plancha. No tratar temas conflictivos, los que puedan herir algunas especiales susceptibilidades, lo mismo que ocurre cada vez que se recuerda el pasado de homicidas de varios Legisladores que están hoy usufructuando indebidamente cargos y disfrutando de la impunidad y los enormes ingresos que le brinda el Estado.

Sin embargo, y a pesar de que no resulta fácil aún conseguir precisiones, para un verdadero Estado debidamente organizado, no debiera ser así. ¿Acerca de cuáles temas estará trabajando la costosa y presuntamente inepta organización que se denomina AFI?. ¿Tendrá en su misión, entre sus objetivos, estudiar todas las manifestaciones que aparecen, y que apuntan a mostrar un marco regional de convulsionado futuro?. ¿Habrán evaluado debidamente hacia dónde se dirigirán las fuerzas que constituyen un poderoso cuerpo de “mano de obra desocupada”, compuestas por individuos procedentes de las FARC, más los expertos que aporta Cuba en estos casos, y los que previsiblemente en relativamente corto tiempo deberán abandonar Venezuela?. ¿Estarán ocupados en estas cuestiones o tal vez analizando el mejor negocio que pueda representar el pase de un famoso jugador de fútbol argentino, en su previsible regreso al país?.

Hace pocas horas un grupo de “adelantados”, utilizados normalmente para estudiar las reacciones del Estado ante determinados ataques, manifestó el suyo. Fue en El Bolsón, la bonita localidad rionegrina, donde se apuntó hacia una Fuerza federal, creando un serio peligro de enfrentamiento, y en donde cometieron el grave delito moral de despreciar la bandera de la Argentina, a la que finalmente destruyeron.

¿Miran para otro lado desde la Casa Rosada, ante tan graves humillaciones, “mojadas de oreja”, como se diría en el lenguaje popular?. El ensayo procura conocer hasta cuándo puede estirarse la reacción del Estado, y con qué elementos y animosidad la misma pueda manifestarse. Si es que estuviera dispuesto a reaccionar, lo que hasta el momento genera una gran duda.

El caso SALA sirvió para exponer públicamente la organización de grupos en la región, de origen indigenista aunque en rigor de verdad esa procedencia es sólo una excusa interesante para el armado que se procura, por cuanto las propuestas apuntan, presumiblemente, a objetivos mucho más altos. Esa organización muestra además estar conducida por sujetos que son conocidos, con nombre y radicación, por los servicios de informaciones de distintos Estados, personajes que regularmente operan desde el exterior.

Como lo viene exponiendo ENFOQUES POSITIVOS, hay un gran movimiento en nuestro Continente, con viajeros permanentes que muestran conseguir fácilmente los recursos monetarios para desenvolverse como lo hacen. La procedencia del dinero no trasciende, aunque es fácil creer que es la que se obtuvo ilegalmente en la Argentina en los últimos años, más otra que muy probablemente llegue del exterior.

Ya se ha visto demasiado, no se entiende qué se espera desde el Gobierno, para comenzar a actuar como se debe, ante una amenaza concreta. Concentrarse sólo en la Economía, en la llegada de inversiones y en la atención de los reclamos que les hace un sector de la ciudadanía que se encuentra bajo la influencia del anterior Gobierno, pese a que no está mal, no alcanza para prevenir situaciones más graves y complicadas. Prevalece el silencio y la inacción, y la falta de preparación que debiera realizarse sobre la ciudadanía, especialmente en cuanto a la difusión de la información adecuada.

Lo descripto, esta actitud del silencio aún ante situaciones tan graves, lleva a recordar lo acontecido en 1938 en Europa, cuando el Primer Ministro inglés NEVILLE CHAMBERLAIN regresaba a su país luego de una reunión con ADOLF HITLER –entre otros líderes europeos-, y se encontró con un muy enojado WINSTON CHURCHILL, quien, conociendo el resultado de esa reunión, le advirtió:

“Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra. Elegisteis el deshonor, y ahora tendréis la guerra”.

CHURCHILL no se equivocó.

4 Comments on "Para la posibilidad de un regreso de la violencia a la Argentina, el país no está preparado"

  1. Si estos 20 o 30 mapuches que ni siquiera son reconocidos por la misma comunidad logran molestar al gobierno entonces si que estamos en el horno

  2. Este tipo de grupos más lo que hemos conocido en la política de los últimos años, todos ellos trabajan para hacer el mal, para los enemigos de la paz y de la sana y buena convivencia. Parece sencillo pero hay que tenerlo claro a la hora de ilustrar a quienes no lo han advertido que no son pocos y la prueba es que aún perdiendo las elecciones hay muchos argentinos que votan por el mal

  3. Nubes “merecidas” sobre la Argentina, otra cosa no podría esperarse cuando un grupo de delincuentes politicos sacan tantos votos como pasó ayer. Aquí se premia a la delincuencia

  4. D´ANDE ?, COMO DIRÍAN EN EL CAMPO, SE CREEN ESTOS TONTITOS DUEÑOS DEL TERRITORIO. NI SIQUIERA SON DE AQUI LOS MAPUCHES Y VIENEN A MOLESTAR. QUÉ HARÁ EL GOBIERNO ANTE TANTA OFENSA A LA GENDARMERÍA QUE DIO SU SANGRE EN LA VIDA DE LOS GENDARMES MUERTOS EN MALVINAS Y QUE ESTOS DESCEREBRADOS HUMILLARON QUERIENDO TAPAR SUS NOMBRES CUANDO ATACARON AL DESTACAMENTO DE EL BOLSÓN

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


uno × dos =