Otra vez la Justicia, pero esta vez desde la óptica de las empresas y las inversiones

Desde el Lunes próximo se acabaron las excusas. Hay que gobernar pero también cumplir…

Hacia el relativismo judicial. Cero previsibilidad en todos los aspectos de la vida

¿Quién podría imaginar que una viciada y absolutamente parcial y descontrolada administración de la Justicia, terminara afectando a aspectos de la vida que por lo regular resultan no muy ligados al comportamiento de los jueces?. Cuestiones, por ejemplo vinculadas al consumo de los productos comerciales más diversos, a la obtención de elementos de tecnología de uso doméstico, tan de moda hoy, a productos alimenticios y tantas transacciones que hoy el ciudadano realiza con la mayor naturalidad …

Sin embargo sí, hay afectación. Por la falta de previsibilidad que manifiesta la Justicia de la Argentina a través de fallos escandalosos, y que llevan a hacer replanteos en la relación entre las empresas y sus clientes, o entre éstas con sus proveedores, o en los mecanismos habituales de comercialización … o algo peor, como lo es lograr prácticamente paralizar a los Abogados especializados, en sus actuaciones ante los Tribunales, porque la lógica aplicada a la resolución de este tipo de conflictos normalmente no termina hoy como debiera ser, como es esperable, o porque las normas que históricamente han regulado las transacciones suelen ser desconocidas ahora por jueces que se han constituido o quieren hacerlo, en una especie de “estrellas” del Derecho, en un notorio afán por sobresalir u obtener protagonismo mediático.

Ni hablar entonces de las relaciones legales entre los empresarios y los empleados y obreros, o de la misma relación en cualquier tipo de trabajo, en donde hay patrones y empleados. ¿Qué aliciente tendrán los empresarios para arriesgarse en la Argentina cuando la tendencia casi histórica aquí ha sido favorecer al sector laboral en muchos casos, de modo notoriamente injusto e ilegal …?. Nadie debería cuestionar la protección debida a este sector, el más débil y vulnerable regularmente, pero de allí ir a lo que hacen con este los Gobiernos populistas, de empoderarlo indebidamente, hay una gran distancia.

Aunque cierto es que en los últimos meses algunos acontecimientos en el ámbito Judicial permiten crear ciertas esperanzas de que tal vez la locura de imprevisibilidad que hoy se vive, pueda superarse en el futuro, pero de cualquier modo, si hubiera un cambio de tendencia, el mismo necesitará consolidarse por varios años hasta que el mismo aparezca confiable …

Hoy se ve claramente que la Argentina sigue demorada en la recepción de importantes inversiones, y una de las razones para ello es precisamente el tema que trata en la presente nota, ENFOQUES POSITIVOS. Se espera el señorío de la ley, pero para que este se manifieste no sólo tiene que haber buenas y serias leyes, sino que quienes las aplican deben ser personas aptas como para hacerlo. No sólo preparadas en cuanto a su estudio acerca de esas leyes, sino decentes, sensatos y razonables, no ideologizados, ni con tendencias políticas, y tampoco obviamente, algo idiotizados como ha quedado demostrado en recientes fallos que previsiblemente traerían consecuencias muy lamentables, como lo son –entre otros-, aquellos que permiten liberar a los peores criminales que hasta muestran una clara tendencia a la reincidencia. ¿No será sencillamente perversidad todo esto …?.

Hay que recomenzar de cero, en lo referente a la Justicia argentina, en todos sus fueros y especialidades, pero en el que hoy ya está impactando en el ámbito de las empresas y las inversiones, con mayor razón. Para hacer previsibles las resoluciones de los conflictos judiciales, y ganar la confiabilidad requerida, no sirven los jueces del actual sistema, y probablemente tampoco el sistema mismo, según lo advierten algunos especialistas.

Y encima ahora, se da una clara influencia de parte de organismos internacionales, por sobre Tribunales locales, en casos que por burdos y groseros dejan en claro una parcialidad extrema, a favor de mentalidades e ideologías que la sociedad argentina está intentando sacudirse.

A lo que oficialmente se responde con tibieza y hasta con temor, pareciera, situación que ha llevado a este Portal más de una vez, a preguntarse –como también lo ha hecho ante presiones de sectores de izquierda y desde los más comprometidos con el Gobierno kirchnerista-, ¿Porqué les teme el Gobierno, y no aplica la energía y el rigor para el que ha sido votado …?.

Y para cerrar, sin irnos de la problemática judicial, sólo cabría agregar una obviedad, referida a los más altos cargos que desde el Ejecutivo están vinculados a la cuestión judicial: Estos requieren con mayor empeño una rigurosa selección en el nombramiento de quienes los ocuparán.

Con sólo dos ejemplos se entenderá mejor y más rápidamente lo expresado en el párrafo anterior: La reciente intervención del Ministro de Justicia de la Nación, GERMÁN GARAVANO, ante el delicado momento en el que se manifestaban críticas y cuestionamientos por la decisión de la Justicia de Jujuy de volver a llevar a una cárcel común a las muchas veces denunciada y procesada militante kirchnerista MILAGRO SALA, ha sido poco inteligente e inoportuna, ya que sus expresiones dejaron la sensación de desconfianza hacia ese Tribunal. Es decir, GARAVANO con su actitud, presumiblemente sin malas intenciones, le dio de comer al enemigo.

Esto a nivel Nacional, y dentro de lo referido a los funcionarios del Ejecutivo, puestos a controlar el comportamiento correcto de la Justicia. El otro caso es el que ya se mencionó en estas páginas en más de una ocasión, y es el referido al Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, donde ese cargo está cubierto por un enfático defensor de DANIEL SCIOLI, y absolutamente comprometido con su terrible gestión.

¿Y si se aplicara un mayor esfuerzo en encontrar, para ocupar cargos tan importantes, a Abogados de gran prestigio, insospechados de parcialidad y de estar contaminados políticamente, y verdaderos expertos en el tema …?. Porque así como se mantiene esta problemática, y el futuro que puede verse acerca de la misma, podría decirse que no se justifica mantener esas estructuras tan costosas que han mostrado hasta ahora, no servir demasiado.

Tal vez una tarea, la de la implementación de los cambios en serio, para ser iniciada ni bien concluya el proceso electoral del presente año, es decir, el próximo Lunes …

6 Comments on "Otra vez la Justicia, pero esta vez desde la óptica de las empresas y las inversiones"

  1. Más bien que tendrá que esforzarse el gobierno para convencer a los empresarios para que pongan plata cuando no se sabe qué puede pasar ante el mínimo conflicto con el personal o con el gobierno mismo o con los sindicatos y el maltrato que estos les dan

  2. Pese a la importancia que aqui se le da a la falta de credibilidad en la justicia con relacion a las empresas es notable ver que no todos toman en cuenta algo tan importante

  3. Diego Carpio | 17 octubre, 2017 at 10:53 pm |

    Pero todo es relativo aquí porque hay que fijarse por ejemplo el caso de una empresa a la que también se entrevista hoy que es Pepsico se salvó de tener que pagar millonadas y fundirse en la argentina gracias a que hace nada más que un año y algo no está más el gobierno populista y ladrón que estuvo hasta entonces

  4. Víctor Serenelsky | 18 octubre, 2017 at 7:37 am |

    También sucesos como el del joven Maldonado enturbian la imagan de un país estable y serio. Habrá que ver qué ha sucedido en este caso y hasta podrían descubrirse maniobras muy especiales de parte de los grupos que están atacando hoy al país

  5. carlos ernesto luna | 19 octubre, 2017 at 1:18 pm |

    Hay que declarar “en comisión” a todo el poder judicial nacional y federal. Bajarles los sueldos a la mitad (siempre sin pagar ganancias, claro), porque la mediocridad general ni siquiera les justifica el 50% del sueldo que ganan. A los jueces penales que condenaron a quienes nos evitaron que hoy seamos Cuba, hay que despedirlos sin indemnización alguna y mucho menos jubilación. Y después enjuiciarlos por prevaricato.

  6. sergiobattistelli29@yahoo.com | 20 octubre, 2017 at 10:54 pm |

    En un todo de acuerdo con carlos luna que hace aquí un comentario y enjuiciarlos por facilitar la corrupción política y por el prevaricato que constituye su comportamiento ante el caso de quienes defendieron a la patria cumpliendo con su deber

Comments are closed.