Nunca estarán de más nociones de economía razonable y lógica. El aporte de un gran estudioso en la materia

Juan José Guaresti

Con la debida autorización expresa de su autor, JUAN JOSÉ GUARESTI, se transcriben interesantes definiciones

 

De una publicación encargada por la Institución de Magistrados Judiciales de la Nación en Retiro, titulada “Perspectivas económicas para el nuevo Gobierno”, cuyo autor es el doctor JUAN JOSÉ GUARESTI (Nieto), y con autorización expresa de su autor, el Portal transcribirá una de sus partes, la que con la sencillez y a la vez profundidad del estilo que caracteriza al doctor GUARESTI, deja conceptos de interés.

El autor ha sido entrevistado en varias oportunidades por ENFOQUES POSITIVOS, y es Abogado y fue Director del Banco Central de la República Argentina, además de ejercer la docencia en la Universidad Nacional de Buenos Aires. Es Productor agropecuario, y participa regularmente en importantes Medios de Comunicación de nivel nacional.

El que sigue es el fragmento de la obra mencionada:

“ALGO DE CIENCIA ECONOMICA PARA CONCLUIR:

Para producir más bienes o hacerlo más barato o para que sean mejores no hay más remedio que invertir en más y mejores máquinas o en más y mejores trabajadores. En este último término no se distingue el nivel operacional de los seres humanos involucrados. Para que haya inversión es imprescindible que sea estimulada por la posibilidad de obtener utilidades. Esto no es malo. Lo que puede ser malo es la forma de hacerlo. La Argentina presenta hoy un cuadro desolador porque tiene el Estado atiborrado de muchos ineptos, expertos en impedir que se haga lo que se debe y puede hacer, que generan  gastos impagables porque comparativamente han disminuido las fuentes de riqueza. El sector privado está abrumado por impuestos que no vuelven a la comunidad en términos de servicios prestados o productos útiles. El problema  de la inflación en la Argentina es mucho peor que el hecho contable que los ingresos del Estado no alcanzan para pagar los egresos lo que se resuelve en más impuestos o más endeudamiento o más emisión monetaria o todo esto a la vez. Lo más grave es que la mole estatal no aporta realmente a la generación de riqueza argentina una masa tal de bienes y de servicios que sea mayor o que por lo menos compense los recursos que extrae de la riqueza nacional. En nuestra estructura productiva  el Estado es una fuente de inflación estructural porque su oferta de bienes y de servicios es baja y de mala calidad mientras que su demanda de factores de la producción es alta. Para aumentar la inversión en aquello que el Estado es, normalmente, el principal protagonista,  léase la ruta, el puerto, el ferrocarril, la planta de energía, o el sector privado en lo  suyo, hacen  falta capitales baratos o sea con intereses bajos. Las tasas de interés en nuestro medio son muy altas y el acceso al crédito, para  decirlo suavemente, difícil. Si los impuestos fueran menores (lo que incluye el costo de pagarlos) y mayor la eficiencia global del Estado, se podrían encarar proyectos generadores de empleos dignos, hoy irrealizables por la inflación estructural que nos entrega nuestro Leviatán. Para colmo, cada tanto, en nuestro medio, aparecen aprendices de brujo, a quienes se les ocurre la idea genial de tener un dólar barato, porque de esa manera creen que va a bajar la inflación. Ese dólar barato,  que durante un corto tiempo ayuda a contener los precios, es un arma que se vuelve prontamente en contra de quien la empuña, porque conspira contra las exportaciones, alienta las importaciones, aumenta el turismo fuera del país y las compras en el exterior y disminuye la producción local. Esto último al poco tiempo vuelve locos a los Secretarios de Finanzas porque recaudan mucho menos impuestos y aparece el déficit fiscal…con su inevitable secuela: Más impuestos, más endeudamiento, más emisión monetaria. O TODO ESTO JUNTO. EL DÓLAR BARATO NO ES SOLUCIÓN. HACEN UNOS 70 AÑOS QUE LO SABEMOS … PERO, CADA TANTO, CAEMOS EN EL MISMO PANTANO”.

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

1 Comment en "Nunca estarán de más nociones de economía razonable y lógica. El aporte de un gran estudioso en la materia"

  1. Si hay alguien hoy para ser consultado sobre temas de la economía es don Juan José Guaresti, hombre que difícilmente le erre alos pronosticos

Comments are closed.