Muy importante para la prevención: Bronquiolitis: ¿Qué es?

La siguiente información es de gran utilidad para prevenir una enfermedad muy activa en esta época del año

Se trata de una enfermedad aguda de etiología viral que afecta el aparato respiratorio en forma difusa y bilateral. Compromete a los chicos menores de 2 años y principalmente a los lactantes en el primer año de vida. Se presenta especialmente en los meses de invierno y primavera.

Su causa más frecuente es el virus sincicial respiratorio, pero también pueden provocarlos otros virus  como el rinovirus humano.

La bronquiolitis produce una obstrucción al paso de aire hacia las vías aéreas más pequeñas (bronquiolos), ocasionando así, dificultad para respirar y un típico silbido que pueden escuchar los papás al oír respirar a su bebé.

Presenta un espectro muy amplio en su gravedad y en el tiempo de resolución, y un porcentaje de aproximadamente 3 % de los lactantes requieren internación. Es más grave en aquellos niños que tienen factores de riesgo aumentados, como ser: pretérminos, cardiopatías, enfermedades pulmonares crónicas.

Es una enfermedad que se contagia a través de gotitas que eliminamos por la tos o el estornudo y a través de la presencia de virus en las manos.

¿Cómo podemos prevenirlas?

Mantener al lactante alejado de personas que estén enfermas con cuadros respiratorios (resfríos, tos, fiebre)
Evitar el contacto con objetos contaminados por niños enfermos (juguetes, etcétera).
No llevar a los chicos a lugares cerrados y con mucha gente.
Ventilar los ambientes.
Evitar los jardines maternales en lo posible los primeros meses de vida.
Evitar el humo del tabaco que aumenta la posibilidad de enfermedades respiratorias.
Lavarse las manos con agua y jabón.
Mantener la lactancia materna en forma prolongada.

¿Cuáles son los síntomas?

Mucosidad nasal.
Respiración rápida (taquipnea).
Tos y catarro.
Presencia de silbidos al respirar (sibilancias).
Esfuerzo con la respiración (se hunden las costillas).
Fiebre.
Dificultad para alimentarse o para conciliar el sueño.

Cuidados generales:

Mantener al niño bien hidratado ofreciéndole líquidos o leche materna en forma fraccionada.
Bajar la temperatura.
Usar medicación solo con indicación médica (broncodilatadores y corticoides).

Finalmente cuanto más pequeño es el niño mayor es el riesgo de gravedad.

No existe una vacuna para prevenir esta enfermedad, pero sí, en pacientes de alto riesgo (prematuros extremos), disponemos de una medicación que es un anticuerpo para prevenir la infección por el virus sincicial respiratorio.

Esta información fue suministrada por el Sanatorio Mater Dei, Departamento de Pediatría.

Sanatorio Mater Dei – Departamento de Pediatría – Turnos. 4809 5533 – Turnos web: www.sanatoriomaterdei.com.ar .