Muchos lo celebrarán: Se le pierde el miedo y el respeto a ZAFFARONI. Cae en picada su falso prestigio

Zaffaroni defendiendo a su amigo e imitador Axel López

No está más en la Corte, desde donde imponía temor a potenciales litigantes; y recientes fallos “garantistas” escandalosos, también ayudaron al desprestigio

 

 

Puede afirmarse que la imagen de figura respetable que hábilmente supo reunir EUGENIO ZAFFARONI, un Juez que acaba de jubilarse de su último cargo en la Justicia, cae estrepitosamente, gracias a que cada vez es más evidente la locura que representa la corriente por el impulsada en la Argentina, falsamente llamada “garantista”, con la que en realidad, por una cuestión que sólo podría explicar un buen especialista en conductas humanas patológicas, este juez, lo que ha procurado desde siempre, ha sido la abolición del Derecho Penal, posibilitando así la eliminación de la pena de encarcelamiento que una sociedad normal y sana necesita imponer para quienes transgreden las reglas más elementales de convivencia, entre ellas, ni más ni menos, las destinadas a prevenir e impedir el matar, violar y robar …

 

ZAFFARONI aprovechó al extremo la imbecilidad de muchos de sus colegas que se dejaron llevar por esos argumentos retorcidos que el empleaba, tanto en sus sentencias como en el ámbito académico, basados en algunas ideas que han sido experimentadas, aunque sólo parcialmente, en determinadas culturas absolutamente diferentes a la de la Argentina. Pero es común que personas mediocres, busquen destacarse en situaciones novedosas; y otras, que están afectadas por algunos problemas de adaptación a su medio, también lo hagan para contrarrestar lo que sufren; o quienes poseen conductas antinaturales, procuren no sentirse tan “diferentes” y así lograr aunque sea, su aceptación de parte de las personas que padecen las mismas afectaciones. De allí la inusual fuerza y el despropósito aplicados, aún con descaro y hasta provocativamente, de ese tipo de ideas descabelladas que utilizan quienes enarbolan los principios del “pseudo-garantismo”.

 

De todo ello, como queda dicho, se aprovechó el ex juez en cuestión, pero también sacó ventaja –y esto lo afirman quienes ejercen la profesión de Abogado y debieron caer en su Juzgado-, de todos los privilegios que le brindaron sus cargos, especialmente el de “desaparecer” de su trabajo por largos períodos, en ocasión de viajes para asistir a reuniones internacionales de Magistrados o de Abogados, que le brindaban “puntaje” académico, e ir así reuniendo una bien estudiada carpeta de antecedentes que se encargó de explotar debidamente.

 

“Nunca podía encontrárselo en su Despacho”, relataron a ENFOQUES POSITIVOS, un par de esos Abogados, que necesitaron entrevistarlo en alguna ocasión. Y mientras estas actitudes tenía ZAFFARONI, él seguía percibiendo importantísimos sueldos de la Justicia, más las prebendas y facilidades que su cargo le brindaba, a lo que habría que sumar, a la hora de contabilizar sus desde ya altos ingresos, los más elevados todavía, alquileres que ha percibido durante varios años, por sus muchos inmuebles destinados al ejercicio de la prostitución, oficio estrechamente ligado al otro delito, el de la trata de personas, siendo él integrante de una Corte que se ha llenado la boca anunciando su preocupación por esa ilícita, inmoral y tristísima actividad.

 

Felizmente, en los últimos tiempos, se ha notado una clara decadencia de la figura de ZAFFARONI, a partir de haber abandonado su cargo en la Corte Suprema de Justicia, que él hizo valer mucho, ya que, conforme a lo también advertido a este Portal, por profesionales del Derecho, estos debían mostrarle respeto y consideración, a raíz del temor que les provocaba saber que en cualquier momento podrían terminar litigando en la Corte, Tribunal que entre sus miembros contó con este juez de características tan especiales. No faltó quien también aportó a este Portal, que la misma circunstancia de respeto hacia la figura del ahora ex Juez, y por iguales razones, se manifestaba en el ambiente empresarial. ¿Y porqué no pensar de la misma forma, acerca del ámbito de la Política …?.

 

ZAFFARONI sabía que podía explotar estas particulares características de la cultura argentina.

 

Y cuando en dos párrafos más arriba se inicia el mismo con la expresión “felizmente”, en alusión a la caída de imagen positiva de este ex juez, es porque la historia de la Argentina deberá contener un capítulo especial que señale al mismo como el principal responsable del enloquecimiento de jueces y fiscales quienes con su errática conducta, sólo brindaron “garantismo” a los victimarios, a los criminales. Miles, o tal vez decenas de miles de inocentes argentinos, murieron, en los últimos años, o padecieron los peores sufrimientos u ofensas, entre ellas la injusticia, gracias a ZAFFARONI, el fuerte impulsor de la corriente garanto-abolicionista, la que, para mayor desgracia de los argentinos, fue tomada como propia y celebrada, por el actual Gobierno.

 

Hay un libro que ha merecido un importante interés del público, lanzado a fines del año pasado, titulado “Zaffaroni, el Padre de la Inseguridad”, el que relata detalles del comportamiento profesional de ZAFFARONI, con mucha mayor precisión de datos que los expuestos aquí, en esta simple nota, y con los correspondientes documentos. Muchos datos sobre la terrible suma de desaciertos jurídicos y judiciales que ha venido sufriendo la Argentina bajo la influencia “zaffaronista”.

 

La sociedad argentina tal vez vea cómo, próximamente, la terrible pesadilla que ha instalado en el país el ex Juez, comience a desaparecer para siempre, y tanto él, como sus adherentes, sufran la condena social correspondiente. Lo lamentable es que, de haberse quedado un par de años más en la Corte, ZAFFARONI hubiese sufrido la misma situación que hoy padecen dos de sus discípulos, los famosos camaristas que fallaron reduciéndole la pena al violador del niño de seis años, cuando se está pidiendo en la Legislatura bonaerense que no los dejen renunciar, jubilarse, sin antes pasar por el Juicio Político, donde merecidamente podrían perder una jubilación de muchas decenas de miles de pesos mensuales. ZAFFARONI se apuró, por las dudas. Ahora habrá que ver qué sucede con el caso de NORBERTO OYARBIDE, alguien que, también por las dudas, preparó con un año de anticipación todos los papeles para con una sola y rápida presentación, poder obtener el beneficio, asimismo injusto, de la jubilación …

 

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

3 Comments en "Muchos lo celebrarán: Se le pierde el miedo y el respeto a ZAFFARONI. Cae en picada su falso prestigio"

  1. Marta Peroni | 4 Junio, 2015 at 2:19 pm |

    Ojala sea cierto que como dice el articuló muerto el perro se acabo la rabia.La influencia de este nefasto personaje aun se vera reflejado en muchas sentencias garantistas y los muertos x su nefasta aplicación no resucitaran. En este país parece que el único que merece un juicio político es el ilustrísimo. De Fait por negarse a morir

  2. Francisquito | 4 Junio, 2015 at 7:46 pm |

    Lo de Zaffaroni es mundial. No se conoce a nadie que lo quiera y sin embargo supo hacerse respetar tantos años. Si uno habla con cualquier persona y de cualquier profesion y condicion social le dira que es un personaje que nunca debería haber sido juez como mínimo. Se escuchan otras cosas más fuertes pero mejor no repetirlo aquí

  3. Porque no hacerle un juicio politico a este loco con tantas pruebas que podrían encontrarse – se acuerdan del caso de la fellatio con la luz apagada o tantas imbecilidades propias de un ser enfermo

Comments are closed.