Los retos de siempre para los argentinos, esperando ser resueltos

¿La comunidad se siente bien cuidada ...?

No hay ordenamientos y resultados porque tampoco hay claros objetivos  

Son temas recurrentes estos que tratan los Editoriales que vienen apareciendo en ENFOQUES POSITIVOS

Y lo son así, esencialmente, porque los errores del Gobierno, en cuanto a las materias que allí se tratan, continúan manifestándose, y hasta groseramente, si se quiere, a través de enredos y complicaciones. Porque así como las acciones organizadas por el mismo para vencer a la inflación, por tomar nada más que ese caso, resultan inútiles, tal como queda a la vista, tampoco se muestra desde la Casa Rosada que hayan dado con la forma de bajar el índice de criminalidad en el país. Está a la vista que resultan insuficientes las medidas que se toman en materia de seguridad. Continúan muriendo inocentes atacados por delincuentes, casi siempre homicidas, que están en libertad cuando aún correspondería que estuviesen encerrados por largo tiempo más, si no fuera que jueces corruptos o ineptos, o practicantes de una ideología política imperdonable para ese trabajo, han conseguido un adelantamiento inexplicable para su liberación.

Cierto es que en la puntual cuestión de la Seguridad, no siempre el Poder Ejecutivo puede actuar con eficiencia y rapidez, por el deber que este tiene de respetar el sistema republicano, brindándole independencia a la Justicia, pero los argentinos ya saben de sobra que cuando se quiere ordenar a esos jueces y fiscales, desde el Gobierno, para ello éste cuenta con herramientas suficientes que le permiten actuar en ese tan delicado espacio. Al menos así lo viene haciendo cuando hay causas que les hacen peligrar su imagen a los más importantes Funcionarios. Lo que ocurre es que por dicho lugar, transcurren también negociaciones de otro tipo, donde la Política y la corrupción juegan un papel preponderante.

Pero fundamentalmente -y es por lo que siempre se lo critica al Gobierno desde estas páginas-, queda a la vista una notoria inactividad oficial, la que se muestra a través de actitudes que hacen sospechar precisamente lo dicho, eso de que ha de haber algún tipo de negociación, que contenga condiciones de canjes, entre los grupos de poder, los de la libertad a cambio del silencio, por ejemplo, que es algo que por estos días se escucha con frecuencia, cada vez que se recuerda que pese a las gravísimas denuncias de corrupción que apuntan a la familia de CRISTINA KIRCHNER, y la enorme profusión de pruebas al respecto, ninguno de los integrantes de la misma está en prisión. Así, como tampoco lo están, algunas de las figuras emblemáticas de esa tendencia política, y de esa corrupción, como lo pueden ser DANIEL SCIOLI (Teléfono para el fiscal ÁLVARO GARGANTA), ANÍBAL FERNÁNDEZ, y otros varios Ministros y Secretarios del área política, que frecuentaban asiduamente la Casa de Gobierno y la Residencia de Olivos, en ocasión de los Gobiernos K.

Es decir: Las actitudes de inactividad y silencio que en gran medida presenta el Gobierno ante el caso de la familia KIRCHNER, y sus íntimos allegados, y la excesiva calma que muestran varios de los jueces encargados de la investigación de la corrupción, más la presentación de una simétrica actitud de parte de la ex Presidente, es lo que levanta la mayor sospecha de acuerdos, al estilo del recientemente nombrado “Libertad por silencio”. Nadie está nervioso, por más que se hable de ello, mientras los “perejiles” sí van a la cárcel, aunque tal vez por poco tiempo más.

Algún lector podría intentar corregir diciendo que no todo es inactividad y silencio de parte del Gobierno, pero se expone a que se le señale que los movimientos y ruidos que desde este se hacen, serían sólo destinados a mantener el calor en las tribunas, porque medidas decididamente fuertes, no las hay, las denuncias que desde Diciembre de 2015 no se han hecho, ya pueden darse por perdidas definitivamente …

A este fenómeno, vinculado al delito en general, hay que sumarle la actitud del personal policial hoy, el que ha asumido, obviamente por indicaciones de su Jefatura, la actitud de mero observador, de común espectador, en la calle, donde sólo actúa ante un delito consumado.

Es muy oportuna la expresión que dejó al Portal uno de los entrevistados en esta misma Edición, el doctor MARTÍN ETCHEGOYEN LYNCH: “La policía debe pasar de su rol reactivo al proactivo …”, y agrega el Portal: Y dedicarse con la mayor actividad y energía posible, a la función preventiva que deben tener esos cuerpos.

En la condición que aquí se denuncia al personal policial, este se ha convertido en facilitador o responsable directo o indirecto, por acción u omisión, de la comisión de crímenes, tan graves como lo puede ser el homicidio de un inocente, quien también es muy posible que sea un Policía. Así sucede cotidianamente, cuando el Policía hasta puede estar al lado, en la mayor cercanía de un posible homicida, y no advertirlo, por más que su “olfato” profesional se lo diga, ya que si actuara preventivamente sería considerado muy atrevido para sus jefes, improvisados e ignorantes en la materia, eso de interrogar a cualquier transeúnte, por más que hasta este ostente su condición de ser alguien que vive fuera de la ley, y en casos desafíe y provoque al personal policial.

¿Es posible imaginar a PATRICIA BULLRICH o a DIEGO SANTILLI, elaborando estrategias para combatir el delito, en base a su experiencia en la materia, a su “olfato” profesional?. Evidentemente no, y se les recuerda a los lectores que los nombrados son las máximas autoridades en materia de Seguridad. La primera es la Ministro de Seguridad de la Nación, en tanto que SANTILLI hoy ocupa, además del cargo de Subjefe del Gobierno de la Ciudad, el de Ministro de Seguridad del mismo Gobierno. Es decir, dos puestos claves para la seguridad de las personas, que pueden perder la vida ante una previsible “mala praxis” de parte de estos individuos.

Una cuestión que mucho tiene que ver con la tranquilidad de las familias, el ejercicio del comercio sin demasiados riesgos, o el desplazamiento libre y seguro por la ciudad, y en definitiva todas las actividades que implicarían vivir sin tantos temores y angustias como se lo hace hoy.

Como se ve, algo de gran importancia como para que esté a cargo de improvisados funcionarios. Y encima de todo eso, a un altísimo costo monetario, que deben pagar los ciudadanos …

2 Comments on "Los retos de siempre para los argentinos, esperando ser resueltos"

  1. NO CIUALQUIERA PUEDE SER PANADERO PLOMERO O MECANICO ENTONCES MUCHO MENOS JEFE DE POLICIA SON UNOS CARADURAS ESTOS SINVERGUNZAS

  2. Si de verdad en los paises que son inteligentes ponen al mejor posible y casi siempre lo encuentran enun habitante honesto con probado buen comportamiento y a quien conocen todos y además con caráctery decision

Comments are closed.