Lo investigado por la AGN y lo publicado por el Portal, que realizó la OEA. ¿Un inicio de mayor control sobre la Corte?

La AGN debiera aprovechar las actuales circunstancias para presionar con mayores controles a los organismos estatales

Es evidente que en el comportamiento del Tribunal hay claros indicios de escasa transparencia y autoritarismo

ENFOQUES POSITIVOS publicó, en la Edición anterior a la presente (21 de Mayo), una entrevista realizada con el doctor MARCELO DE JESÚS (Titulada: “Significativas revelaciones al Portal, hace el informante de la OEA acerca del comportamiento de la Justicia argentina”), a raíz de haber sido este Abogado argentino hoy radicado en los Estados Unidos, quien en el presente año elaboró un informe solicitado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), acerca del funcionamiento de la Justicia de la Argentina, en sus distintos componentes, conforme a un requerimiento periódico, en ese sentido, proveniente del organismo continental.

En uno de los párrafos de aquella nota, ya se menciona a la Auditoría General de la Nación (AGN), organismo de asistencia al Congreso Nacional de la Argentina en el control de las cuentas del sector público, creado en el año 1992, a través de la Ley 24156, como involucrado también en una investigación dirigida hacia el Poder Judicial local.

Ese trabajo de la AGN es muy amplio y extenso y el Portal ha venido tomando conocimiento de su contenido en forma paulatina, y así fue que en los últimos días se obtuvieron mayores datos acerca del mismo. Sería de esperar que en los próximos días comenzara a difundirse con mayor espacio, particularmente en los Medios de Comunicación pero también a partir del mismo organismo oficial, las conclusiones del informe de la Auditoría General de la Nación.

Volviendo al informe de la OEA, corresponde recordar que el mismo se manifiesta dentro de la necesidad de ese organismo, de verificar el cumplimiento de los lineamientos que fija la Convención Interamericana contra la Corrupción. A partir de ese objetivo es que también se definen los lineamientos a seguir en el informe, así como los que impulsa la Auditoría General de la Nación, el organismo argentino, tiene los suyos. Pese a lo cual aparecen algunos objetivos comunes tales como, por ejemplo, la determinación de cuántos empleados tiene la Corte, y si estos son efectivos, provisorios o contratados. Nada más que expresado, este punto, como un ejemplo de lo expuesto.

Entonces, es válido aclarar que los datos que solicita la OEA se basan en algunos mecanismos preventivos anti corrupción, según lo establecido por la citada Convención.

El informe de la OEA verificó que sistemáticamente la Corte infla los presupuestos. Por ejemplo la nota del Portal dice que se presupuestan gastos por 4500 empleados pero tiene sólo 2500, quedándose con la diferencia, de acuerdo a lo que le autorizan las leyes del presupuesto, aunque este es un punto que para algunos especialistas sería dudoso, al menos desde el punto de vista ético, porque pedir recursos al Tesoro por un valor del que ya se sabe que no se necesitará, subvierte los fines del presupuesto. Algo que durante el kirchnerismo también se manifestó de igual manera.

Hay situaciones no claras todavía, con respecto a la situación y comportamientos de la Corte Suprema de Justicia, y no por negligencia en la confección del informe de la OEA, sino por algunas dificultades que implican las investigaciones, lo que es mencionado en la nota en este Medio, según podrá verse acudiendo a la misma, desde el archivo.

El caso, por dar un ejemplo, dado cada vez que la Corte da un aumento de sueldo, le pide al Tesoro que le cubra ese aumento, pero, ¿Lo que pide la Corte es por los empleados que realmente tiene o por la cantidad de empleados que la Corte dice que emplea?. Un tema por el cual el Alto Tribunal debería ser claro, en especial en cuanto a su difusión.

Una cuestión, por otra parte, que la AGN local no habría observado, es que la Corte tiene empleados contratados para tareas permanentes. En cualquier empresa privada las auditorías indican que ese tipo de actitudes no corresponde tener. La Corte tiene, según la misma Auditoría de la AGN, empleados con 20 años de servicio como contratados.

Eso genera un pasivo contingente porque el empleado podría pedir que le regularicen su situación, pagar jubilación, obra social, etcétera.

De hecho, hay una Resolución de la Corte que admite que el Consejo de la Magistratura le pide que regularice a algunos empleados, la Corte dio su conformidad, pero sin admitir ninguna antigüedad, lo cual, al menos así sucedería en el ámbito privado, no resiste ninguna demanda. Una situación por todos conocida pero parece ser que a la Corte no le importa.

Es decir que un determinado empleado puede haber trabajado para el Poder Judicial como “contratado”, pero ahora que es efectivo pasa a no tener antigüedad alguna. Algo insólito de gran perjuicio para el propio empleado, pero especialmente injusto, indebido, algo que no corresponde y mucho menos que se manifieste en el más alto Tribunal de Justicia de la Argentina.

Finalmente y para no hacer demasiado extensa la presente nota, hay trascendidos que indican que luego de 5 años, un contratado tiene derecho a que se lo efectivice. Lo que no estaría mal pero pareciera ser que dicho mecanismo no se cumple, de hecho no funciona, lo que siendo así constituye una forma de violar lo que hubiese servido como un paliativo a los daños que producen las irregularidades mencionadas. Para colmo esas versiones también advierten que regularmente habría cambios en las funciones y cargo de los contratados, los que al sufrir los mismos, empezarían oficialmente su desempeño, desde “cero”.

Mayor perjuicio todavía para ese empleado.

Un tema, todo este del comportamiento poco cristalino y presuntamente ilegal, o al menos muy cuestionable desde el punto de vista ético de parte del Poder Judicial. Algo que requiere ser vigilado y publicado por los Medios, como elemental medida de preservación republicana.

ENFOQUES POSITIVOS modestamente, a través de este tipo de informes, intenta abrir esta puerta a la transparencia …

 

3 Comments on "Lo investigado por la AGN y lo publicado por el Portal, que realizó la OEA. ¿Un inicio de mayor control sobre la Corte?"

  1. Paolo Sensini | 28 mayo, 2017 at 10:54 pm |

    Nadie se creyó en la Argentina que Lorenzetti es un tipo bien y lo que correspondería es que se bajase del pony y se sometiera a las investigaciones que él aparentemente intenta frenar

  2. Diego Carpio | 28 mayo, 2017 at 10:58 pm |

    ME SUMO A LO DICHO POR PAOLO SENCILLAMENTE PORQUE ARRASTRA UN CARMA ESTE CALVO QUE JUEGA A SER SIMPÁTICO, Y ES SU RELACIÓN CON NÉSTOR KIRCHNER CUANDO ESTE LO PUSO EN LA CORTE. ¿ALGUIEN CON DOS DEDOS DE FRENTE PODRÍA IMAGINAR QUE NK PONDRÍA A ALGUIEN DECENTE EN ESE CARGO PARA QUE TERMINARA MOLESTÁNDOLO. CUESTIÓN DE RAZONAMIENTO NOMÁS, Y SIN EMBARGO ESA CORTE EN LA QUE HAY OTROS KIRCHNERISTAS QUE NO SON INDEPENDIENTES SIEMPRE FUE PRESENTADA POLÍTICAMENTE CORRECTO COMO UN GRAN LOGRO DE LOS K. CUANTA GENTE QUE NO PIENSA HAY EN ESTE LINDO PAÍS

  3. Marisa Astudillo | 29 mayo, 2017 at 10:42 am |

    Diego se alarma cuando dice que hay mucha gente que no piensa en este país y no quiero ser irónico pero también hay que temerle mucho a quienes sí piensan pero para hacer el mal

Comments are closed.