Las personas de más de 45 años atraviesan una complicada situación laboral en nuestro país

Esther Parietti

Entrevista con ESTHER PARIETTI, Directora de Sustentabilidad de ADECCO GROUP Argentina

Recientes estudios difundidos por el Grupo ADECCO de la Argentina, revelaron las complicaciones que tienen las personas mayores de tan sólo 45 años de edad, para la obtención o recuperación de un trabajo estable. Componen este grupo una cifra muy alta de compatriotas.

El estudio también destaca el valor laboral que representan distintos grupos relegados laboralmente.

Amablemente respondió a las preguntas de ENFOQUES POSITIVOS, la Directiva mencionada:

 ADECCO Argentina realizó un estudio sobre la situación laboral en el país, la que reveló la complicada situación de las personas mayores de 45 años de edad. ¿Puede hablarnos acerca del mismo?

“En la Argentina, las estadísticas muestran que hay aproximadamente 800.000 personas mayores de 45 años que no pueden volver al mercado laboral. Ello sucede al margen de si son o no profesionales, debido a lo cual dicha situación no se relaciona directamente con el grado de formación académica. Se trata de personas que quedaron al margen del circuito de empleo, despedidos de los lugares donde trabajaban, aventurados a buscar nuevos desafíos, o personas que dejaron de trabajar por algún motivo y desean o requieren volver al mercado laboral. Esto se da en un contexto donde se estima que el 80% de las ofertas de empleo son para menores de 45.

La metodología utilizada fue una encuesta online dirigida a 9.611 empresas del 18 de Agosto al 8 de Septiembre de 2017, de las cuales participaron un total de 420 compañías. De la muestra han participado mayoritariamente empresas grandes (47%), Pymes (46%) y en menor medida microempresas (7%). Son compañías que, en casi su totalidad (96%), cuentan con alguna persona +45 en su plantilla laboral. En las empresas grandes (98%) se da un porcentaje levemente mayor que en las Pymes (94%).

El estudio buscó indagar en la realidad actual y en las expectativas de empresas de diferentes tamaños con el objetivo de tener un panorama claro sobre la situación laboral de las personas mayores de 45 años en Argentina”.

¿Qué es la campaña “#TalentoSinEtiquetas”?

“Es una campaña de concientización, para la sociedad en general y para las empresas en particular, que busca resaltar el valor de diferentes colectivos laboralmente relegados, destacando sus capacidades y talentos que los hacen igualmente aptos para trabajar.

Los grupos que identificamos en esta oportunidad fueron los jóvenes de 18 a 24 años, los atletas y ex atletas, las personas con discapacidad, las mujeres en puestos no tradicionales y los mayores de 45 años”.

¿Qué actitud toman las empresas privadas ante los datos que muestran graves problemas de inserción laboral en las personas mayores de 45 años?

“Los resultados muestran que, para el sector privado, la edad de los postulantes a una búsqueda laboral es un factor relevante al momento de decidir la contratación. Quienes piensan así (63%) casi duplican a quienes no ven en la edad una variable de importancia (35%). Esta mirada crítica predomina más en el caso de las Pyme (66%) que en las empresas grandes (58%), y más en las que no tienen empleados +45 (67%) comparado con las que sí tienen (64%).

Las personas mayores de 45 no son percibidas como un grupo vulnerable con el cual se debe trabajar su empleabilidad. Son una minoría (22%) quienes los identifican como un colectivo en riesgo con el cual se debe trabajar de manera proactiva esta problemática. Estos valores se mantienen casi similares al comparar a las empresas grandes (21%) con las Pymes (23%). En cambio, se observa una gran diferencia entre quienes tienen este tipo de empleados (23%) comparado con quienes no cuentan con ellos (0%).

Esta percepción encuentra su correlato en la falta de políticas activas por parte del sector privado para impulsar la empleabilidad de este colectivo. Incluso cae a menos de la mitad (9%) quienes sí cuentan con este tipo de políticas, en comparación con el gráfico anterior (22%). Las empresas grandes (10%) superan levemente a las Pymes (7%).

La articulación entre los sectores público y privado aparece como una oportunidad para trabajar la problemática. De manera casi unánime (88%) se pronuncian quienes están a favor de que el Estado establezca incentivos para facilitar la incorporación de personas +45 al ámbito laboral formal. Esta alta valoración se mantiene tanto en las empresas grandes (87%) como en las Pymes (89%). Los valores se mantienen en niveles altos tanto en quienes emplean a este colectivo (88%) como en quienes no cuentan con ellos, donde se da una respuesta unánime (100%)”.

Desde la experiencia de ADECCO, ¿Pueden aportar algunas ideas para mejorar la situación por ustedes descripta?

“Algunos ejes de trabajo que sería importante implementar son los siguientes:

  • Poner en agenda en todos los departamentos de Recursos Humanos la importancia de brindar oportunidades de empleabilidad a personas +45. La edad estaría apareciendo como una posible barrera, sobre todo en el caso de las Pymes y entre quienes no tienen este tipo de empleados.
  • Ser conscientes que las personas +45 son un grupo vulnerable en materia de empleo. Este cambio de mentalidad se torna aún más importante en las empresas que no cuentan con ellos en su staff.
  • Desarrollar políticas activas desde el sector privado en favor de la empleabilidad de este colectivo, tanto en las empresas grandes como en las Pymes. La articulación con el Estado se presenta como un camino a recorrer para generar mejores condiciones de contratación.
  • Tener un enfoque empresarial basado en la diversidad que valore el gran aporte que hace esta franja etaria al entorno laboral, principalmente a través de la experiencia y el compromiso con el trabajo.
  • Generar instancias de capacitación para contrarrestar el desafío que presenta el manejo de la tecnología para este colectivo y la dificultad para adaptarse a entornos laborales cambiantes”.