La recuperación institucional sigue lenta y trabada. Hay razones atendibles. ¿También fuerte interés en acelerarla?

Fue en 2004 cuando Blumberg organizó concentraciones. La primera de ellas superó ampliamente la cifra de 100.000 concurrentes, según distintas fuentes

La ciudadanía pretende cambios rápidos, aunque existen varios argumentos útiles para responder a los ansiosos

 

El más a mano de esos argumentos, sería el que sirve para recordarle a la población que buena parte de ella ha tenido que ver con el proceso político que tanto daño causó al país, a todo nivel, a través del desinterés y la escasa participación cívica habida. También muy fácil de utilizar, y que obviamente también se ajusta a la verdad, es destacar el eficaz ataque contra las instituciones, en especial los recursos constitucionales destinados a ejercer un adecuado control republicano, que oportunamente aplicó el kirchnerismo,

Ello, más “el relato” con el que se confundió a muchos argentinos y permitió además el crecimiento impresionante de la corrupción en el país, y el empoderamiento del narcotráfico en todo el territorio.

Entonces, a modo de contención y para que no se generalicen las críticas, el Gobierno macrista debería aplicar el argumento mencionado, el que le viene fácil, y además es verdadero: Si durante más de una década buena parte de los argentinos toleraron la corrupción, y un avance totalitarista, a la vista de todos, ¿Por qué pretenden ahora que todo se solucione en menos de un año …?.

En realidad, probablemente la tarea titánica de poner orden en el país, llevará mucho más que un año, tal vez varios.

Los vicios y las mañas funcionando en el país durante tanto tiempo, implican una cultura especial, que no es posible erradicar fácilmente.

El lector podrá resistirse y exigir un cambio brusco con resultados inmediatos, pero para demostrar que no sería el mecanismo debido, ahí está la experiencia sufrida por JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN, el ex responsable de la Aduana Argentina, separado temporal y preventivamente de su cargo, cuando obrando como correspondía recibió fuertes ataques de parte de la mafia, la que hasta el momento logró su cometido, se supone que con la ayuda de figuras dentro del mismo Gobierno Nacional, que inocentemente, o no, se han prestado a un juego perfectamente diseñado.

No será tarea fácil superar todo lo malo recibido, pero sí es posible, aunque se requiere decisión política de hacerlo, y la utilización de las personas adecuadas en la misión.

Porque en realidad deben sumarse ahora al del título, otros interrogantes:

¿Los Funcionarios que hoy trabajan para el Gobierno son en su mayoría aptos para los cargos que ostentan?. ¿Son los más idóneos, especialmente probos y honestos …?.

Si las respuestas a estas preguntas fueren afirmativas se estaría más cerca de las soluciones a casi todos los desafíos que presenta la delicada situación política que vive el país.

Varias son las áreas oficiales expuestas al fracaso hoy en la Argentina, aunque tal vez la que ofrece el estado más crítico es la de la Seguridad, a nivel nacional y provincial.

El actual Gobierno ha mostrado hasta ahora imposibilidad de llevar adelante políticas dirigidas a localizar, enfrentar y vencer a la mafia. Encima, ha generado mensajes confusos y negativos para conseguir esos propósitos, los que no dejan de ser advertidos por la población en general, el periodismo, los jueces y los inversores. Repetidamente este Portal se ha hecho cargo, y puede verse en sus archivos, de señalar cada gesto oficial, en el aludido sentido.

Todo lo cual, el reconocimiento de las dificultades y las muestras de cierta confusión e inexperiencia de parte del Gobierno, lleva a plantearse, a través de más preguntas todavía, las siguientes situaciones para ser consideradas:

  • ¿Será imposible gobernar sin nada de corrupción?;

 

  • ¿Habrá que negociar y aceptar inevitablemente un sistema parecido al “roban pero hacen”, o algo menos burdo y ostentoso …?;

 

  • O por el contrario, ¿Podría mejorarse sustancialmente al final, esa trágica historia no sólo de la Argentina si no de buena parte de los países de la región …?:

Parece razonable, aunque no esté de acuerdo con las expectativas de la mayoría de los argentinos, que lo que se requiere es una adaptación gradual, tras tantos años del  flagelo de la corrupción, instalado culturalmente. Y difícil será la adaptación, pero nunca imposible si, como se señala, se la hace con los Funcionarios adecuados.

Lo dicho implica que habría que aceptar que no todo se puede, en muy corto tiempo, en un país desquiciado, donde habría que dar prioridad al restablecimiento de las funciones de los organismos constitucionales de control, mientras el Gobierno se esfuerce por mostrar los mejores ejemplos propios, de honestidad y transparencia, lo que no sería tan difícil si se asume con claridad el problema.

Para continuar luego con una fuerte campaña de incentivo a la participación cívica. Días atrás –y aún está en ejecución la iniciativa-, muchos argentinos prestigiosos se unieron para pedir el Juicio Político a un conocido, y mucho más sospechado, juez Federal, autor de sentencias que motivaron el rechazo de los juristas locales más reconocidos.

El precedente párrafo sirve para cerrar esta nota con un panorama alentador. Se trata de un muy positivo ejemplo, el que se verá acompañado, en los primeros días del mes próximo, de una concentración cívica frente al Congreso Nacional, la que promete ser multitudinaria, en la cual los asistentes exigirán a los Legisladores, cambios radicales destinados a mejorar la seguridad en la Argentina.

Si los organizadores de la mencionada concentración, continúan trabajando en su preparación, con la misma aplicación mostrada hasta ahora, el éxito lo tendrán asegurado, y hasta podría repetirse aquella famosa concurrencia que en su momento logró JUAN CARLOS BLUMBERG, lamentablemente malograda luego por errores atribuidos al propio organizador.

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

5 Comments en "La recuperación institucional sigue lenta y trabada. Hay razones atendibles. ¿También fuerte interés en acelerarla?"

  1. La nota está buena pero la cosa es que las respuestas que deberían seguir a esas preguntas tendrían todas que dar bien porque si no estamos fritos

  2. Leticia Ferrán | 13 Septiembre, 2016 at 5:46 pm |

    Blumberg con sus actitudes personales inentendibles desperdició una importante oportunidad de comprometer a las autoridades de ese momento

  3. Oportunidades que se han perdido estúpidamente y por desorganización no sólo de los gobiernos sino también de las entidades privadas que muy poco han hecho al respecto

  4. ROGELIO MIRANDA PAZ | 14 Septiembre, 2016 at 9:35 pm |

    Lo que por un momento hace dudar acerca de la vocación de Macri para acelerar el proceso de recomposición institucional es que se lo ve sin la experiencia y callosidad política que debiera tener este Presidente y que por falta de práctica y experiencia a ese nivel, no la tiene. Debe dejar de ser blando y ponerse firme ante la mafia y no dejarse engañar con sus maniobras

  5. NICOLÁS STENTOR | 15 Septiembre, 2016 at 10:12 pm |

    DE ESO SE TRASTA CREO DEL INTERÉS QUE HAYA EN LA RAPIDEZ EN RECUPERAR LAS INSTITUCIONES PORQUE ES LO MÁS URGENTE. ES COMO LA TRAMA DE CONTENCIÓN SIN LA CUAL EL PAÍS SEGUIRÁ DESINTEGRADO

Comments are closed.