¿La liberación del delito también es una Política de Estado?. ¿Qué moviliza en el kirchnerismo permitir semejante situación?

Un reclamo repetido en la Argentina ...

Ya no hay “zonas” liberadas, porque en realidad el país todo ha sido entregado al delito. Puede presumirse intencionalidad de parte del Gobierno, por ideología o perversidad …

 

Habría que ser ciego y sordo, o un gran distraído, para no advertir que las actitudes presentadas y mantenidas por el kirchnerismo en sus últimos años de Gobierno, aunque planificadas desde bastante antes de ese período, han mostrado con gran claridad la tendencia que en su dirigencia prevaleció, en cuanto a posibilitar la violencia civil en la Argentina. Generando políticas penales tendientes a liberar a la mayor cantidad posible de delincuentes, aún los más peligrosos; fomentar una aceitada relación y concederles inexplicables privilegios a los pocos de ellos que deben quedarse un tiempo en la cárcel, y en general no permitiendo una acción policial fuerte y decidida para combatir el delito. Facilitar, con equivocadas y burdas maniobras, el asentamiento de los cárteles de narcotraficantes más peligrosos del mundo, y así sumando medidas que han llevado a que hoy la población sana y trabajadora de la Argentina, no pueda alcanzar una seguridad y paz, merecida y protegida por las mismas leyes que el Gobierno procura debilitar …

El poder dado a los “Barra-Bravas”, la notable permisividad otorgada a los “trapitos”, el manejo discrecional del RENAR, a la hora de otorgar permisos de tenencia y de portación de armas, y una larga serie de hechos más, entre los cuales se destacan aquellos que configuran una especie de provocación oficial, a la hora de defender a los más crueles delincuentes por sobre la pacífica y desprotegida ciudadanía, figuran entre las respuestas que se encuentran a la hora de querer conocer el origen de esta triste realidad.

¿Qué otra cosa puede pensarse, ante la descripción que de la Argentina actual hacen los precedentes párrafos, que no sea algo diseñado como para debilitar a la población, atemorizarla y mantenerla, en lo posible, encerrada entre rejas, en cualquier lugar del país, tanto en zonas urbanas como en las rurales, espacios habitados por clases acomodadas o asentamientos precarios …?.

Una actitud dispuesta por el kirchnerismo con el apoyo “académico” de un par de figuras sin sentido común, que padecen cierto tipo de patologías dignas de encierro, para protección de la comunidad. No obstante, lejos de estar encerradas, se encargan de determinar ellas quién o quiénes son las víctimas y quiénes los victimarios, en la relación de la comunidad. Ni más ni menos cuentan hasta con esa facultad …

Los delitos más aberrantes quedan suavizados en las sentencias de los jueces “pseudos garantistas”. Homicidios, violaciones, atentados de todo tipo, cometidos con la mayor de las violencias, son minimizados a la hora de llegar a un Juzgado, cuando se cuenta con la suerte de que sus culpables son apresados, porque la Policía, ante una situación como la que se describe, se halla desmoralizada e inmovilizada. Ni siquiera son considerados, en los impresionantes hechos de tránsito protagonizados por alcoholizados o drogados, la condición de agravante para sus autores.

La Argentina –“allá en el Sur”, para las bandas criminales más peligrosas, especialmente las que se dedican al narcotráfico y proceden de México, Colombia y Perú-, es considerada como un lugar preferencial para delinquir, pues saben que no reciben castigo aquí, el reino de la impunidad.

Y lo peor de todo, casi ningún político encara esta temática en su campaña electoral. Sólo se han escuchado recientemente algunas amenazantes expresiones dirigidas hacia la delincuencia, que han sido tomadas como una sobreactuación proselitista, de parte de un candidato que ha visto descender sus posibilidades electorales.

Un triste y pesado panorama que lleva a renovar los interrogantes que componen el título y subtítulo de la presente nota.

Sólo una buena noticia por hoy, con relación a este tema:

Se ha tomado conocimiento de que está manifestándose una notable pérdida de poder de parte de quien hasta hace muy poco tiempo integró la Corte Suprema de Justicia de la Nación, EUGENIO ZAFFARONI, y fue uno de los impulsores de la nefasta y mal denominada corriente “Garantista” en el Derecho Penal. Falsamente llamada así por cuanto en realidad las garantías son para los victimarios, los delincuentes. Por otra parte, lo que persigue esa tendencia es directamente el abolicionismo de las leyes punitorias.

Esta información será ampliada en la próxima Edición de ENFOQUES POSITIVOS.

 

CARLOS CABANA CAL

ENFOQUES POSITIVOS

06 de MAYO de 2015

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

5 Comments en "¿La liberación del delito también es una Política de Estado?. ¿Qué moviliza en el kirchnerismo permitir semejante situación?"

  1. Marta Peroni | 10 Mayo, 2015 at 7:42 pm |

    Magnifica la nota y me alegra nuevamente poder recibir enfoques positivos

  2. Raquel Uriberti | 13 Mayo, 2015 at 9:38 pm |

    ¿No podríamos llamar a este proceso que tan bien describe esta página a algo así como una ingeniería del mal destinada a darle el golpe de gracia espiritual a la Argentina?. La decadencia de este país si bien es cierto que viene de hace más de una década, tuvo su mayor impulso o aceleramiento a partir del arribo del kirchnerismo al go bierno.

  3. MARCOS PERTINÉ | 13 Mayo, 2015 at 9:42 pm |

    No pretendo desmerecer el trabajo de quien escribió esta nota, sólo decir que es algo que está muy a la vista y sólo quien no quiera verlo diría que lo ignora. Ha sido un proceso devastador para el país que hoy llega a su cumbre (será la cumbre realmente?) con el ataque al juez Fayt quien en cuanto a moral e idoneidad está a años luz de cualquier integrante de este gobierno

  4. Franco Cichirielli | 19 Mayo, 2015 at 7:42 pm |

    ¿PARA QUÉ TANTO RUIDO HIZO SCIOLI CON LOS 10000 POLICÍAS NUEVOS QUE DIJO LARGARÍA A LA CALLE SI EL DELITO ENLA PROVINCIA ESTÁ CADA VEZ PEOR. AHORA SECUESTRAN COMO EN LOS SETENTA

  5. Igual que lo hizo Chávez

Comments are closed.