La Justicia sigue en la mira de la población. Su innegable participación en el proceso de degradación institucional

En distintos puntos del país muchos argentinos afrontaron las incomodidades y tuvieron una actitud cívica correcta

Históricamente será recordado. ¿Se hará algo  para castigar a los directos e inocultables responsables?

 

Era importante y oportuno que en la Edición anterior del Portal, este entrevistara a un respetable ex Juez considerando con el mismo puntuales temas que tienen que ver con la inseguridad en la Argentina. La distribución de esa Edición se realizó muy poco tiempo antes de llevarse a cabo la concentración pública frente al Congreso, para precisamente reclamar por la enorme inseguridad que afecta al país.

ENFOQUES POSITIVOS había advertido, desde el inicio mismo de la campaña informativa acerca de la citada marcha y concentración –allá en los comienzos de Septiembre -, que la misma sería exitosa, a la luz de la importancia y seriedad de sus organizadores, y del impresionante apoyo recibido por figuras reconocidas, provenientes de distintos sectores de la sociedad argentina. Y también advirtió el Portal, esto ya en su anterior entrega, que la reunión en la Plaza del Congreso del último Martes, marcaría un antes y un después en cuanto a los temas judiciales en el país, especialmente los referidos al complaciente y generoso tratamiento que recibieron en el país, en particular durante los últimos doce años, los peores criminales, a caballo de esa enfermedad -siempre se ha presentado así en estas páginas-, cuyos autores y promotores, obviamente también enfermos, denominaron falsamente “Garantismo”.

La concentración no reunió cientos de miles de adherentes, y tal vez fue así, paradójicamente, por lo bien organizada que estuvo, lo que ha hecho creer a muchas personas que automáticamente el éxito de la misma estaba ya asegurado, aunque no dejó de manifestarse además, la comodidad tan típica de los argentinos. Siempre es así, “que trabajen los demás”, “que se ocupen los otros…”.

No importa. Los miles que aún así concurrieron, y no sólo en Buenos Aires sino también en otras ciudades del interior, representan lo mejor de la ciudadanía de la Argentina. Ellos merecen los más importantes elogios, y a ellos habrá que agradecerles también, la toma de conciencia que han generado en el pueblo todo, acerca de la grave situación por la inseguridad, que atraviesa la Argentina. Asimismo consiguieron que el Gobierno se ocupe desde ahora, según lo que desde el mismo se ha prometido, de proteger a las víctimas, en algo que ningún ser razonable entiende cómo es que esa función del Estado se había abandonado. ¿Cómo puede decirse que la Argentina tiene un sistema de Justicia, con ese comportamiento oficial?

Pues bien, ahora es fácil embarcarse en este tipo de críticas a la anterior gestión, y sobre todo lo harán quienes viven atentos a los cambios de los vientos políticos para adaptarse a ellos, con prescindencia de su contenido moral. Así es que a partir de allí ya han aparecido notorias figuras criticando recién ahora al maldito “garantismo”, cuando convivieron silenciosamente con él, y hasta solían correr tras EUGENIO ZAFFARONI, en los lugares donde este se presentaba a explicar sus irracionales teorías, para saludarlo efusivamente en público. Quien esto escribe, el Director del Portal, puede dar fe de estos hechos, e identificar puntualmente a quienes así actuaron …

Ya que a ZAFFARONI se alude, en la entrevista citada, la que se publicó en la anterior Edición del Portal, realizada al doctor EDUARDO GEROME, hubo una pregunta que apuntó a saber si será o no posible “repatriar” a ZAFFARONI y enjuiciarlo aquí, junto a sus patológicos seguidores, acusándolos de los terribles crímenes que se han cometido en la Argentina, de parte de asesinos que al momento de haber actuado así, deberían haber estado presos, por la enorme y previsible peligrosidad que representaban. Al lector le será fácil y rápido dar con la respuesta del entrevistado, a dicha pregunta.

Volviendo a la repercusión oficial que generó el acto frente al Congreso, puede decirse que el Gobierno nacional y también el bonaerense, se acomodaron rápidamente a la situación que los reclamos populares generaron, intentando adelantarse  inclusive a las posibles críticas que recibirían. Porque no hay que olvidar que no pocos de los actuales Funcionarios han tenido algo de responsabilidad, por complacencia o tolerancia, con lo que se vivió. Lo que habrá que ver ahora es si todo quedará como un hecho aislado más, o de verdad, se tomarán las medidas que el caso requiere. Ineludiblemente, algo debe hacerse con los culpables directos de que hayan sucedido tantos homicidios en el país. Un elemental ejemplo de coherencia y razonabilidad lo imponen, y especialmente una necesidad de brindar algo de justicia -los muertos son irrecuperables pero al menos sus deudos necesitan, por la memoria del fallecido y para su propia salud física y mental, recibir alguna señal moralmente reparadora -. Y, de paso, habrá que eliminar definitivamente de los distintos Tribunales del país, a quienes han posibilitado las conocidas aberraciones, abarcando desde el más alto nivel -en donde hay instaladas  figuras de importancia involucradas en la aludida y descabellada corriente-, hasta quienes ocupen los más humildes cargos judiciales. No es lógico que hoy falten de sus hogares algunos padres o madres, hermanos o hijos, mientras ellos, estos innegables responsables, retornan a los suyos, debidamente resguardados, donde encuentran a toda su familia reunida.

Y hasta podría suponerse que duermen sin necesidad de tener que ingerir tranquilizantes …

6 Comments on "La Justicia sigue en la mira de la población. Su innegable participación en el proceso de degradación institucional"

  1. Viviana Solís | 17 octubre, 2016 at 2:25 pm |

    Mucho se habla de proyectos y de conseguir que las víctimas sean atentidadas por el estado pero hasta que no lo vea no locreo

  2. Francisco Porto | 17 octubre, 2016 at 3:02 pm |

    Me gusta el comentario lo veo con fondo, con argumentos muy razonables

  3. Viviana Astudillo | 17 octubre, 2016 at 3:49 pm |

    Lo bueno es que hoy sea como sea el tema de la justicia está claramente instalado en la Argentina en lo que también tiene que ver la prensa, no toda porque no hay que olvidar que hay medios y periodistas que son zaffaronistas pero ya tendrán su merecido cuando lleguen al primer anillo que relató el Dante

  4. habría que buscar entrevistar como ciudadanos a esos jueces para ver que responden ante cada caso concreto pero digan lo que digan lo cierto es que de acuerdo a lo que he leido en los diarios las muertes se dieron y eran evitables estando preso quien se suponía podría volver a delinquir

  5. Pedro B. Justo | 17 octubre, 2016 at 5:45 pm |

    Una cretinada el comportamiento de estos inservibles que además cobran como si fueran valiosos

  6. Si no se termina con los jueces que puso Cristina no se terminará tampoco con el problema de la inseguridad

Comments are closed.