La Justicia hoy como culpable de los dos más graves problemas de la Argentina: La corrupción y la inseguridad

Una relación que con vaivenes se mantiene. Hay versiones que hablan de un retiro forzado del cortista, para los próximos meses …

¿Qué habría que hacer para terminar con esta situación que tiene muy escasos antecedentes en el mundo …?

 

Cada vez que se quiera profundizar en la búsqueda de los orígenes de dos de los problemas más graves que padece la Argentina en estos momentos, como lo son la corrupción y la inseguridad, verdaderas calamidades, necesariamente se encontrará a la Justicia, por su mal funcionamiento e indebida preparación y disposición para el trabajo que muestra la mayoría de sus integrantes, a la cabeza de quienes son los mayores culpables de dichos flagelos.

Suena fuerte, dicho así, pero es una expresión que se basa en lo escuchado de parte de los especialistas de los dos fenómenos mencionados. Los que se ocupan de la corrupción, en especial la de origen político, no vacilan en apuntar con sus dedos acusatorios hacia un importante listado de jueces, particularmente federales, que han venido contribuyendo, con su acción u omisión, en la conformación de los casos terminados en verdaderos escándalos en la Argentina.

Y quienes se ocupan de observar y tratar de frenar la corriente tan fuerte de inseguridad que hoy se manifiesta en todo el país pero con mayor fuerza en el área metropolitana, son también concurrentes a la hora de mirar hacia los distintos tribunales desde donde hacen salir en libertad a los presos, a los pocos minutos de haber ingresado, aún con pruebas indiscutibles de su culpabilidad, en delitos muy graves.

Con el agregado de que, además de esa laxitud de los jueces y las ilegítimas e ilegales ventajas que se les concede a los delincuentes, la situación así descripta termina consiguiendo otro pésimo resultado para la Argentina, cual es el desánimo de las Fuerzas encargadas de combatir el delito. Allí hay quienes se juegan la vida, atrapan a los culpables de los hechos, aún a los involucrados con el narcotráfico, para que a continuación los jueces determinen su libertad, por lo que en la calle esos delincuentes siguen traficando, y matando.

O lo hacen desde las cárceles gracias a las ventajosas condiciones que asimismo los jueces, les permiten mantener detrás de las rejas. Y ello termina exponiendo a quienes cumplieron con la ley y con su trabajo, quienes cansados terminan diciendo: “Nunca más …”.

Muchos de estos integrantes de Policías o Fuerzas de Seguridad, reciben la muerte en cualquier circunstancia y en situaciones que parecen asaltos comunes, pero la multiplicación de esos hechos lleva a sospechar que son venganzas y a la vez mensajes para que no se entorpezca la labor de las bandas más fuertes y peligrosas.

Hubo algunos intentos, varios de ellos bien intencionados, de mejorar la situación de la Justicia en la Argentina, a través de una mejor preparación de sus integrantes y de una selección que no fuera tramposa. La Política arrasó con todo, en especial en esta última década, donde un grupo de corruptos “militantes” integrando una organización para nada independiente, denominada “Justicia Legítima”, insólita y hasta graciosa denominación, si no fuera un tema dramático, ya que es como decir que la salud es sana, tomó los organismos judiciales y terminó por echar todo a perder.

Hay todavía un sector dentro de la Justicia, con buenas intenciones. Podrá esperarse que consigan algo, pero mientras el Presidente MAURICIO MACRI se empeñe en jubilar y no enjuiciar políticamente a los corruptos, se pierde el tiempo y especialmente plata para los argentinos, ya que cada mes, a cada uno de ellos hay que seguir pagándoles, hasta su muerte, más de doscientos mil pesos …

Queda la pregunta: ¿Porqué tendrá estas actitudes MACRI, que caen muy antipáticas en la población y sirven además para crear las dudas acerca de si esas medidas no son la respuesta a alguna negociación encarada por el mismo?.

 

Carlos Cabana Cal

Enfoques Positivos

Febrero 12 de 2017

 

8 Comments on "La Justicia hoy como culpable de los dos más graves problemas de la Argentina: La corrupción y la inseguridad"

  1. SIN DUDAS APOYO EL TITULO DE ESTA NOTA PORQUE ES ALGO QUE PUEDE PALPARSE NO HACE FALTA SER UN GENIO COMO PARA DESCUBRIR LO QUE PASA CON LA MAYORIA DE LA GENTE QUE ESTA EN LA JUSTICA DESDE FISCALES SECRETARIOS JUECES ETCÉTERA, MUCHOS ADVENEDIZOS QUE NO PODRÍAN SOBREVIVIR EN OTRO TRABAJO PERO TIENEN FACULTADES PARA DAÑAR A MUCHAS PERSONAS CON SUS DISPARATADOS FALLOS

  2. Rafffy Daireaux | 13 febrero, 2017 at 11:33 am |

    Se lo ve cariñoso al presidente de la corte con el presidente de la nación. Dicen que él es cariñoso sólo con su novia o con personas muy importantes. Se supone que debería intentar serlo también con Elisa Carrió porque la diputada lo tiene en la mira y según se ha podido saber desde Santa Fe habría más de un motivo para que esté intranquilo este hombre

  3. Es frecuente ver noticias que hablan de coches a gran velocidad por el centro de la ciudad conducidos por sujetos alcoholizados que terminan haciendo desastres. Eso es consecuencia directa de la falta de prevención y de la aplicación de durísimas multas que deberían incluir necesariamente prisión. Se juega con la vida de los ciudadanos al abandonar una misión del Estado tan importante, y ni hablar del permisivismo que puede verse en la ciudad en personas violentas que buscan pelear por cualquier nimiedad. Eso es también debido a la tolerancia extrema de no hacer nada en ninguna circunstancia situación a la que se ha llegado también gracias al sistema que equivocadamente se le llama “garantismo” que sólo cuida a los delincuentes

  4. Si fuera conformista diría que cada país tiene la justicia que se merece, bien aplicada estaría el caso de la argentina pero es inadmisible que personas sin formación o con baches pronunciados en cuanto a los principios que debe tener un juez estén cobrando importantes cifras de dinero cada mes que se los paga la población para que finalmente termine perjudicándola

  5. GUSTAVO PLAZA | 14 febrero, 2017 at 1:34 pm |

    Y YA QUE ES GRATIS APROVECHO PARA DEJAR UN SEGUNDO COMENTARIO ESTA VEZ PARA LA NOTA PRINCIPAL QUE HABLA DE LA JUSTICIA. ES CIERTO QUE HAY MUY BUENA GENTE EN LA JUSTICIA PERO SI SE QUEDAN EN SILENCIO Y NO ACTÚAN NO NOS SIRVEN PARA NADA. Y SI SE SIENTEN AMENAZADOS O INSEGUROS QUE LO DIGAN Y SI NO QUE SE VAYAN

  6. Marisa Astudillo | 14 febrero, 2017 at 9:54 pm |

    En qué quedó la versión que circulaba diciendo que Lorenzetti no estaba en condiciones de manejar el día que chocó contra una moto y se murió uno de los chicos que iba en ese vehículo. Encima Lilita se encargó de advertir sobre esa posibilidad. Qué pronto se encaminan las cosas en este bendito país

  7. MARCELO de JESÚS | 19 febrero, 2017 at 10:37 pm |

    Me gustó el mensaje del artículo que vincula inseguridad y corrupción. Me gustaría aportar lo siguiente:
    1. la inseguridad en gran parte, es culpa de quienes eligen a los jueces; se seleccionaban, al menos hasta el 2015, a quienes veían a los acusados como víctimas y se olvidaban de los verdaderos perjudicados. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de votar ya que son elegidos por el Consejo de Magistratura de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires.
    2. si bien creo que muchos jueces son buenos y probos, falta autocritica de la justicia para depurar a los malos jueces. El silencio no ayuda para sacarse a los jueces corruptos.
    3. En otro artículo de este número, se alude a la ineficiencia de la justicia. La sociedad, ni los jueces, pueden conformarse con tener jueces honestos e independientes. Eso no basta. Deben ser tambien eficientes. Tener una justicia independiente paro tardía, lenta, no sirve a la sociedad. Tampoco sirve, como pretende Justicia Legítima, tener una justicia rápida pero al servicio de las ideologías.
    En suma, sin autocrítica (de la justicia por los errores de quienes la integran, y de la sociedad por haber votado mal a quienes desde el Consejo de la Magistratura eligieron mal) no nos vamos a superar

  8. MARCELO de JESÚS | 19 febrero, 2017 at 10:39 pm |

    En suma, muy bueno vincular la corrupcion, la inseguridad y la ineficiencia de la Justicia

Comments are closed.