La inquietud que crece sostenidamente: ¿A dónde fue a parar el dinero prestado por el FMI?

Imagen ideal para pulsar REPLAY y volver a comenzar todo nuevamente …, eso sí, con otras actitudes, todo más cristalino y controlado

Es probable que nadie pida investigaciones judiciales al respecto, porque son pocos quienes puedan mostrarse limpios

Especialmente en el ámbito de la Política, es donde los “limpios” no abundan, y lo que si sobra allí, son los casos de estafas y corrupción cometidos con dineros y bienes del Estado. Si llegada la situación de destaparse alguna “olla”, comenzaría a funcionar aceleradamente la máquina de impedir, en este caso imponiendo serias trabas al avance de las investigaciones.

Lo más usual en estos casos, son las conocidas “pisadas” de expedientes, desaparición de pruebas, o arreglos entre gallos y mediasnoches, sistemas implementados por los autores materiales o intelectuales de los delitos. A nadie en particular, se acusa desde este Medio, y menos aún en la presente nota, tratándose de tan delicada situación, que amerita conocer los resultados concretos y obtenidos con rigor profesional. Pero el silencio es total ante hechos tan fuertes, como los son las denuncias o sospechas, acerca de la virtual desaparición de varias decenas de miles de millones de dólares, en un caso casi sin precedentes, por el volumen de ese dinero, el que poco a poco fue “fumado”, según la expresión que utilizó en una entrevista en ENFOQUES POSITIVOS, el doctor AGUSTÍN MONTEVERDE, un Economista serio y respetable. Más bien que la situación amerita alguna denuncia y consiguiente investigación judicial.

Porque es triste que tamaña cantidad de dinero, el que fuera hecho llegar al país para su crecimiento y para la solución de los más acuciantes problemas, terminara convirtiéndose en deuda para los hijos y nietos de quienes hoy “la vieron pasar, pero no quedarse … (a la plata, claro)”. Serán en unos años, quienes sucedan a los actuales ciudadanos argentinos, quienes tengan que salir a pagar tan altas cifras, especialmente cuando nada se habla del destino que las mismas han cumplido hoy.

Ya sea bajo el cargo de “Mala Praxis” en la conducción económica del país, o a través de algún otro título que apunte precisamente a conocer en detalle el destino de los dineros que han sido, y son todavía, de propiedad de los argentinos, es que algún paso debiera darse para explicar a los genuinos y legítimos dueños del dinero, adónde este, fue a parar. No puede aceptarse semejante liviandad en el tratamiento del caso, de parte de la Justicia.

En otra nota de esta misma Edición se habla de la virtual inexistencia de la Justicia, lo que ha quedado a la vista bastante antes de los actuales tiempos en los cuales los más comprometidos delincuentes, autores de hechos muy graves y perpetuados a través de bandas organizadas al efecto, hayan quedado a la vista de ser los autores de la comisión de tales delitos, con innumerables pruebas. Sin embargo, como también aquí se menciona, las cárceles están siendo abandonadas por todos los responsables de tan impresionantes crímenes.

Es por esto mismo que habitualmente circulan versiones que comprometen a Empresarios, Políticos o Funcionarios de la Justicia, como involucrados en hechos de corrupción, parecidos o de igual origen a lo que se trata en el presente comentario.

Muchos de ellos quedan en evidencia por no poder justificar el enorme volumen y cantidad de sus bienes. El sistema prevé algunas salidas airosas de estas embarazosas situaciones. De hecho -vuelve a mencionarse-, las cárceles nunca llegan a completar sus espacios destinados al encierro de quienes delinquen. No, al menos, en los casos de la calidad y nivel de importancia social y económica, que trata el Portal en la presente nota.

En primer lugar, habría que convocar a los principales responsables de la conducción del Estado, durante los últimos años, en el que el país estuvo sometido a una verdadera sangría. Todos ellos hoy deberían estar dando explicaciones.

¿Llegará el momento en el que dicha escena podrá verse?. Ocurre que nadie consultó, y mucho menos avisó, hacia dónde iría a parar, una cifra tan impresionante de dinero … Y encima, habiendo quedado el país casi sin lo mínimo para desenvolverse, de ahora en más, dignamente.

3 Comments on "La inquietud que crece sostenidamente: ¿A dónde fue a parar el dinero prestado por el FMI?"

  1. Rufino Varela | 20 diciembre, 2019 at 4:01 pm |

    Entre bomberos no se van a pisar la manguera porque seguro que se hanpuesto de acuerdo vos no me investigás a mi y no insistís con las denuncias y yo tampoco te las hago a vos

  2. SERÍA FACILISIMO CONOCER DONDE ESTÁ ESA PLATA LO QUE POR UNA ELEMENTAL CUESTION DE TRANSPARENCIA Y RESPETO POR LA GENTE QUE COMO DICE AHI ES LA DUEÑA DE ESE DINERO DEBERÍA PUBLICARSE Y CON LOS MAYORES DETALLES

  3. Javier Robledo | 21 diciembre, 2019 at 11:42 pm |

    Una noticia de La Nación de hoy mencionó también que hay especialistas en seguimientos de hechos de corrupción dentro del nuevo gobierno que estarían estudiando cómo comenzar a acelerar las denuncias de corrupción del macrismo. Antes tendrían que ver las de ellos pero nadie debe ser corrupto así que si los Macri están metidos en negocios opacos que se la banquen

Comments are closed.