La Fundación ZAMBRANO y sus campañas para destacar la importancia de mantener la mejor salud visual

Licenciado Jerónimo Zambrano

El Portal entrevista al Director Ejecutivo de la entidad. “Se estima que el 80% de la ceguera se podría evitar …”

 

El licenciado JERÓNIMO ZAMBRANO, es el Director Ejecutivo de la Fundación ZAMBRANO (www.fundacionzambrano.org), entidad que viene realizando algunas acciones sociales vinculadas al cuidado de la vista. Son muy valiosas algunas actividades en ese sentido, tales como ayudas en el cuidado de la salud visual a comunidades desfavorecidas o a personas sin recursos. Vale la pena conocer con detalles, las mismas.

 

La más reciente de esas actividades, es la que motivó la presente entrevista con el mencionado Directivo, y que se transcribe a continuación:

P: La Fundación ZAMBRANO está realizando un concurso fotográfico denominado “Abrí los ojos”. ¿Podría decirnos a quiénes está dirigido y cuáles son los objetivos del mismo?

R: “El objetivo del concurso es llamar la atención sobre la importancia de una buena salud visual. La imagen como elemento cotidiano de comunicación para mucha gente está en auge, con los medios que hoy existen, como los smartphones con cámaras fotográficas de gran calidad y las redes sociales que están cada vez más visuales. Nosotros buscamos que la gente tome conciencia de que es imprescindible cuidar la salud visual, tener conductas preventivas, hacerse chequeos anuales, etcétera. Con los ojos pasa algo particular: se estima que el 80% de la ceguera se podría evitar. Eso es mucho. Y una de las causas principales es la falta de información: la gente no sabe que tiene que ir una vez por año al oftalmólogo, no sabe que si no controla sus ojos puede padecer alguna enfermedad que no presenta síntomas (como Glaucoma o Retinopatía Diabética) o incluso nos encontramos con casos de personas que sufren Diabetes y piensan que nada pueden hacer por evitar la ceguera. Por eso nosotros a través de las redes y los medios de comunicación buscamos informar y concientizar. Y el concurso fotográfico nos vincula de una forma divertida y participativa con nuevos públicos”.

P: En los últimos años se han conocido otras iniciativas de la Fundación con fines positivos para la comunidad. ¿Cuáles han sido y si evaluando los resultados hoy, consideran que los mismos han sido exitosos?

R: “La Fundación tiene dos programas en funcionamiento: el Ver para Aprender, mediante el cual brinda educación y salud visual a niños en edad escolar de comunidades desfavorecidas, y el Programa de Ayudas Quirúrgicas, para ayudar a personas sin recursos a que puedan realizar su tratamiento o cirugía. El VPA ha crecido en calidad y amplitud en estos últimos años, mejorando su aspecto educativo de la mano de Fundación Acindar y llegando a los rincones más alejados, de la mano de Fundación Ruta 40. Ese programa busca evitar que un problema visual sea un obstáculo en el desarrollo de los niños, dándole anteojos a aquellos que lo precisan, pero también educando y concientizando a toda la comunidad acerca de la importancia de cuidar la visión. Desde 2003, cuando el programa se inició, han participado del mismo 34.860 chicos.

El programa de ayudas quirúrgicas también registró un importante crecimiento en el último año, llegando a brindar 175 procedimientos de alta complejidad a personas que no contaban con los recursos para afrontar el tratamiento. Para ello utilizamos un sistema de subsidio cruzado, en el que aquellos con más recursos subsidian a los pacientes que no los tienen, bajo la premisa de que ningún paciente debe dejar de ser operado por una cuestión económica.   Este sistema resulta el más justo y más eficiente, y nos ha permitido brindar más de 1400 cirugías de alta complejidad a pacientes desde 2004.

Estamos muy satisfechos con los resultados de ambos programas, y el objetivo para 2017 es seguir incrementando el número de beneficiarios de los dos.”

P: ¿Cómo está la Argentina en cuanto a su salud visual, y cuáles son los sectores sociales más afectados, si los hay?

R: “Es difícil hacer un diagnóstico en un país en el que no hay estadísticas confiables. El nivel profesional de los oftalmólogos es excelente, pero a veces hay fallas en los sistemas de salud, que no facilitan el acceso de los pacientes a una atención adecuada. Existe un exceso de centralización en los servicios de salud oftalmológica pública, y eso hace que para la gente sea difícil a veces llegar al oftalmólogo. Lamentablemente, eso provoca que la gente no tenga el hábito de realizar controles preventivos, que no vaya al oftalmólogo a hacer un control anual sino cuando siente que tiene una urgencia. Y algunas enfermedades oculares muy dañinas no presentan síntomas, solamente se pueden descubrir con un examen oftalmológico. Obviamente esta falta de acceso y de información impacta mucho en los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad, al punto de que algunas de las personas que recurren a nuestra Fundación nunca han sido examinadas por un oftalmólogo.”

 

 

 

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS