“La corrupción mata, pero la injusticia también”. Acertada expresión de PAOLO MENGHINI, sobradamente probada

Paolo Menghini

Es el padre de una de las 52 víctimas fatales de la Tragedia de Once, hablando en la marcha denominada #3A

 

Como es por muchos conocido, el último Jueves se llevó a cabo la marcha y concentración frente al Palacio de Tribunales, la que fue denominada #3A, y que reunió a varios miles de personas que se sienten desamparadas ante la ausencia de verdaderos y honestos jueces que actúen contra la corrupción en la Argentina.

PAOLO MENGHINI, uno de los pocos oradores que tuvo la aludida concentración, por especial decisión de la organización de la misma, dijo, en un momento de su alocución, que “No solamente la corrupción mata, sino que la injusticia también mata …”. Esa frase conmovió a muchas personas, pero no es novedad para ENFOQUES POSITIVOS que conoce, y muy de cerca, a muchas personas que han terminado enfermas, y algunas mueren, ante el enorme dolor de sentirse desprotegidas desde la Justicia, sin llegar a mencionarse los casos de horrendos crímenes en los que los familiares de las víctimas siguen viendo pasear en su entorno a los responsables de los mismos, y hasta reciben provocaciones y amenazas de parte de ellos.

El trabajo profesional de este Portal, ha posibilitado al mismo conocer esos verdaderos casos de “re-victimización” en primera persona, cada vez que ha entrevistado a los sufrientes padres, hermanos o hijos de las víctimas principales. Porque, queda claro que en cada homicidio, violación, secuestro o cualquier otra agresión tan grave, todos los seres queridos de la víctima principal, sufren tanto o más, a veces, que ellas mismas. Y la lucha que le sigue a esos hechos luctuosos continúa para pedir algo que debería surgir espontánea e inmediatamente de parte del Estado, en atención a los sufrientes deudos, pero que no se manifiesta por la corrupción que ha venido carcomiendo al Poder Judicial, el de la Nación y el de las provincias, o por la impericia de buena parte de los jueces.

Especialmente los padres de las víctimas de violación seguida de muerte o de hechos de tránsito que también termina con la muerte de la víctima, mientras el conductor que conducía irresponsablemente sigue en libertad, y hasta algunos continúan manejando sus vehículos, en una especie de ostentación perversa, propia de individuos afectados por una gran enfermedad.

Pero no sólo los jueces y fiscales que actúan en hechos criminales provocan tanto daño a los que reclaman sin obtener justicia, sino que en otros ámbitos de la Justicia, como lo es el civil en general, el Comercial o el de Familia, tiene sus casos en los cuales se cometen enormes faltas durante los procesos judiciales, y ridículas sentencias que causan enormes daños al honor, irreparables e irreversibles a la salud de los afectados y muchas veces también a sus patrimonios. Con el agravante de que la misma corrupción en la Justicia hace que sus integrantes se defiendan entre si, en una clara actuación corporativa, por lo que imaginar un Juicio Político que ponga orden en la materia, es como perder el tiempo, en la Argentina de hoy.

Provocándose entonces daños que no tienen reparación y que han sido provocados por jueces ineptos o prevaricadores, lo que para el caso no tiene diferencias.

Es dudoso que lo que expresen con rabia y dolor muchos argentinos, como lo hicieron en esta última manifestación frente a los Tribunales, conmueva a alguien que tome la decisión de implementar profundos cambios en la Justicia y que inicie acciones para reparar esos daños que provoca la mala-praxis de jueces y fiscales. Pero, en la medida en que las protestas continúen, y el ánimo de la ciudadanía se exprese con mayor vigor, habrá que ver si los Políticos deciden o no, tomar algunas medidas al respecto.

Porque, no hay que olvidar que si bien la dirigencia Política procura eludir sus responsabilidades, hay ocasiones, cada dos años en la Argentina, en que los votos pueden hablar por lo que ellos callan.

¿Podrá llegar ese momento a nuestro país …?.

2 Comments on "“La corrupción mata, pero la injusticia también”. Acertada expresión de PAOLO MENGHINI, sobradamente probada"

  1. Susana Piedrabuena | 6 agosto, 2017 at 6:34 pm |

    Y aquí dejo otro comentario con el que también estoy de acuerdo y esta vez con el señor Menghini que tiene todo el derecho del mundo a quejarse de nuestra justicia

  2. Marisa Astudillo | 6 agosto, 2017 at 9:59 pm |

    Menghini y su mujer la tienen clara en esto quiénes con más derechos que ellos lo pueden hacer

Comments are closed.