La corrupción argentina: Reflexiones que sobre el tema permite extraer el relato de un acreditado Periodista local

Moro se llevó puesto a los corruptos más pesados. Habría que importarlo urgentemente a la Argentina …

Las conclusiones surgen sobre hechos manifestados en el exterior, muy útiles para entender los problemas locales

 

HUGO ALCONADA MON es uno de los Periodistas de investigación más prestigiados de la Argentina, en los actuales momentos, pero también ya reconocido en el exterior. Recientemente fue entrevistado a través de la versión televisiva del Diario LA NACIÓN, donde expuso sus ideas y experiencias habidas en los casos más resonantes de corrupción a nivel mundial.

De sus dichos pueden sacarse conclusiones interesantes, algunas de las cuales capaces de provocar sinsabores a determinado sector de argentinos, en especial a aquel que no muestre demasiado interés por el valor que representa un comportamiento ajustado a la ética, en cualquier terreno que el mismo se manifieste.

Obviamente que desviarse de las leyes –y la cultura local tiene mucho de transgresión a las mismas, un escaso apego, para decirlo de otro modo-, trae sus consecuencias. Quienes en los albores de la Patria contribuyeron a crear las leyes, muchas de las cuales siguen vigentes, o al menos lo están sus principios, actuaron de buena fe, pese a que por entonces también habría habido muchos criollos pícaros y corruptos. Triunfó la cordura, por sobre intereses personales o sectoriales, porque por entonces aún había condena social, y en esa época, y en ese estilo y modalidad de vida, las consecuencias eran muy duras.

A tal punto lo obtenido por entonces respondió a mentes ordenadas y bien intencionadas, que, cuando estas características comenzaron a desaparecer de nuestra dirigencia política, allí fue que también se iniciaron las desviaciones en los intentos de modificar las leyes. Los expertos saben que buena parte de las reformas constitucionales de los últimos tiempos tuvieron como propósito favorecer a determinado sector político o a los intereses de algún poderoso de turno.

La corrupción también mata, y esto no es un slogan, sino una fatídica realidad. El Periodista aludido, en la entrevista también mencionada, se refiere especialmente a dos hechos notorios de corrupción, a nivel mundial, como los son el caso “Mani Pulite”, dado en Italia a fines de los 80 y principios de los 90, y el actual, y que cada día presenta mayores sorpresas, denominado “Lava Jato”, que tiene como residencia central al país vecino, Brasil, aunque con consecuencias enteramente continentales, donde la Argentina obviamente tiene su lugar.

Cuando el entrevistador le preguntó a ALCONADA MON, si éxitos judiciales como los dos nombrados, los que terminaron, uno de ellos al menos con la derrota de la mafia italiana –el primero de los mencionados-, aunque temporalmente, pero con la visibilidad de hechos que años antes no podrían haberse expuesto, se podrían manifestar en la Argentina, el nombrado Periodista, para responder a la pregunta, relató una entrevista que tuvo en Buenos Aires con alguien que mucho tuvo que ver con el caso, como lo es el ex juez italiano ANTONIO DI PIETRO, por muchos años fiscal general en su país, autor de importantes libros sobre temas jurídicos, y asiduo colaborador de Medios de Comunicación importantes.

ALCONADA MON le preguntó a DI PIETRO cómo pudo darse el proceso de “Mani Pulite” y este le respondió que en ocasiones “se alinean los planetas”, es decir, se manifiestan los factores que se requieren para que un proceso de esas características pueda desarrollarse, y además con éxito. Y el ahora ex juez también mencionó especialmente a la presión ciudadana, como otro gran factor para alcanzar el logro señalado.

Pero, el Portal supone que por natural modestia, el ex juez DI PIETRO omitió deliberadamente, en su respuesta a ALCONADA MON, no aludir a la importancia que juega en un caso así, que el juez sea alguien no sólo valiente, sino fundamentalmente probo.

Como lo fue el mismo DI PIETRO en Italia, en cuanto a prestigio y preparación, y lo es hoy SÉRGIO MORO en Brasil, de quien este Medio consiguió los siguientes datos: Tiene 45 años de edad, obtuvo un máster y doctorado en Derecho por la Universidad Federal de Paraná, en Brasil, y en la actualidad es Juez Federal de Curitiba, también del Estado de Paraná. Pese al poco tiempo que le dejará libre el estar a cargo de la Operación “Lava Jato”, es Docente Universitario. Realizó importantes cursos de especialización en los Estados Unidos, uno de ellos en la prestigiosa universidad de Harvard. Autor de valiosas obras relacionadas a su carrera, y partícipe habitual en reconocidos Medios de Comunicación de su país.

Yendo nuevamente a ALCONADA MON en su entrevista, éste dice que “sólo un juez alejado del ´círculo rojo` y sin contactos con los empresarios y con el poder de su país, pudo conseguir el resultado de ´Lava Jato`, y que MORO se preparó para llevar adelante semejante investigación, a través de su intervención en otros resonantes casos de corrupción en Brasil, y estudiando además, el desenvolvimiento del caso “Mani Pulite”.

Vamos ahora a las principales reflexiones que pueden extraerse de lo relatado por ALCONADA MON, y una de las más importantes es que la figura del juez, su prestigio personal, su procedencia, su historia personal y familiar, y la educación recibida, y en qué ámbito, son de enorme peso, en estos casos. En la Argentina hay, en estos momentos, un importante Camarista muy cuestionado, y según lo que se escucha en los pasillos de Comodoro Py, tal vez el primer candidato a un Juicio Político que impulsaría el Gobierno en las próximas semanas. Alguien que ha mostrado un enriquecimiento vertiginoso el que no le resultaría fácil explicar. Proveniente además, de un ámbito social alejado del ambiente más propicio para el alto desempeño que se le asignó, por más que cualquier ciudadano puede ser juez, obviamente, y que tampoco da garantía alguna de probidad que el mismo provenga de respetables y conocidas familias y con antecedentes favorables en la Justicia, obviamente, por lo que lo comentado aquí es sólo una simple descripción de una situación particular. Aunque en la Argentina, las designaciones políticas de altos cargos en los Tribunales, ha de ser una las razones más importantes del descomunal desastre judicial que está a la vista.

Prueba de lo cual es que muchos altos funcionarios de la Justicia local presentan un perfil similar al recientemente descripto, con relación al Camarista que, según se dice, probablemente termine en Juicio Político.

Es destacable además, que el alejamiento de MORO del trato con quienes son partícipes de las causas más fuertes en cuanto a corrupción entre políticos y empresarios, facilita la independencia y clarifica la mente. Y especialmente logra que las presiones sean menos poderosas. Cosa que no se da en Buenos Aires, por lo menos, donde entre Comodoro Py y la Casa Rosada, habría como una especie de “corredores subterráneos secretos”, una figura literaria, en todo caso, presuntamente no real, que se le ocurre al Portal, como gráfica al respecto.

Otra de las conclusiones a tener en cuenta, para enriquecer las reflexiones aludidas, es la educación de la sociedad. En la Argentina hay un notorio desapego a las leyes, y, tal como le dijo días atrás a ENFOQUES POSITIVOS un conocido ex Legislador, habría en estos momentos en el país, importantes empresarios dispuestos a hacer fuerza –se desconoce de qué manera y en cuáles circunstancias, y especialmente si circula dinero o no para algún tipo de medida desestabilizadora contra el actual Gobierno-, para que vuelva un Gobierno del estilo del que precedió al actual, sencillamente porque en un escenario de desorden y corrupción, ellos hacen sus mejores negocios …

A esta altura hay que destacar que la indolencia e irresponsabilidad también se encuentra en buena parte de la población, la que celebra los errores del actual Gobierno –que no son pocos-, y hace todo tipo de comentarios negativos, los que por derivación pasan a acreditar a los candidatos políticos populistas. Es más, no faltarán asimismo, muchos ciudadanos que expresen abiertamente su total apoyo a los integrantes del Gobierno de la “década ganada …”.

El recientemente mencionado, es otro gran detalle con relación a los requisitos necesarios para que se manifiesten verdaderas explosiones positivas de parte de la Justicia, para enfrentar a la corrupción, y algo que difícilmente pueda expresarse, al menos hoy, en la Argentina.

Podría finalmente, considerarse un dato que a juicio de ENFOQUES POSITIVOS debería destacarse como interesante: Los dos jueces mencionados, tanto el italiano como el brasilero, provienen de familias ordenadas, y ellos mismos han desarrollado las suyas propias, en ese estilo. Y muy especialmente, no reúnen antecedentes escandalosos en cuanto a su persona, trabajo y orígenes de sus bienes. Ni siquiera hay sospechas publicadas. Pequeños y grandes detalles que de por si, aunque haya muy escasas excepciones, no se manifiestan entre los jueces federales de la Argentina. Una conclusión que puede ser tal vez, la más importante de todas las expuestas en la presente nota, a juicio del Portal.

Para que el lector no termine desalentado al leer la presente nota, debería recordar que siempre es posible lograr cambios importantes, aún sabiendo que los mismos son difíciles de implementar, y que las dificultades no son absolutamente insalvables ni definitivas. Además, y como suele escucharse, “No hay peor gestión que la que no se realiza …”.

 

4 Comments on "La corrupción argentina: Reflexiones que sobre el tema permite extraer el relato de un acreditado Periodista local"

  1. EDUARDO PASTOR | 5 marzo, 2017 at 5:36 pm |

    MORITO SE LLEVA LAS PALMAS QUE BUENO SERÍA QUE LO TRANSFIRIERAN UN PAR DE AÑOS A LA ARGENTINA. SE LO PODEMOS CAMBIAR POR RAFECAS O OYARBIDE CLARO QUE DESPUÉS LOS BRASILEROS NOS DECLARARÍAN LA GUERRA

  2. Tema para debatir acerca del origen de la falta de respeto a las leyes por pare de los argentinos algunos hablan de cultura otros de malos ejemplos pero lo cierto es que prevalecen actitudes mafiosas y hay mucha mentira

  3. En el caso de los jueces federales al menos yo no buscaría excepciones . A ver prueben si hay algún juez de ese sector que resista un archivo

  4. GUSTAVO PLAZA | 5 marzo, 2017 at 9:19 pm |

    He aquí un ejemplo de probidad y la sola presentación física de este juez ya dice mucho. Estamos cansados de mentirosos e ineptos que sólo dicen lo que a la gente le gusta escuchar. Tráiganlo a la Argentina que lo necesitamos y echamos a todos los malentretenidos como diría el Martín Fierro

Comments are closed.