“La Argentina está con una inflación crucero de 25 a 30 por ciento, desde hace 11 años …”

El Economista entrevistado

Entrevista con el Economista JOSÉ LUÍS ESPERT. Creador del éxitoso libro “La Argentina devorada”

En los últimos años el Economista entrevistado hoy por ENFOQUES POSITIVOS, ha venido mostrando un gran crecimiento en su exposición pública. Recibe una importante convocatoria de parte de los Medios en general, incluyendo las redes sociales. Este Portal ya lo ha entrevistado en algunas ocasiones, en especial cuando lanzó, en los últimos meses del año pasado, su libro “La Argentina devorada”, el que impresionó por la importante demanda que generó en el público, atribuible, probablemente, al estilo franco y directo que empleó este autor, logrando conmover a sus lectores.

A continuación las respuestas que él hace, a nuestras preguntas.

¿Cuáles son hoy las cuestiones económicas más preocupantes en la Argentina?:       

“Según las encuestas más recientes y que todos han podido conocer, la principal preocupación económica de la población, es la inflación. La segunda preocupación, pero que no es económica, es la inseguridad, y en tercer lugar vuelve a aparecer una preocupación económica, que es la de la falta de empleo. En cuanto a la inflación, siendo objetivos, fríos y realistas para el análisis, la Argentina está con una inflación crucero de 25 a 30 por ciento, desde hace 11 años. Desde el año 2007 que la Argentina tiene esta inflación. ¿Y por qué la tiene?: Porque la cantidad de dinero crece entre el 25 y 30 por ciento, desde hace 11 años. O sea que por más que supuestamente haya cambiado la manera de financiar el déficit, de emisión de pesos a deuda, como la deuda que está colocando es deuda externa, al final del día esos dólares que el Gobierno consigue de la deuda externa se terminan cambiando por pesos para poder financiar el déficit, que es del 90 por ciento en pesos.

Entonces, por más que el Gobierno esté colocando deuda externa, es lógico que con el déficit similar, la cantidad esté creciendo entre 25 a 30, ergo la inflación entre 25 y 30, y yo creo que este año 2018, la inflación estará también cerca del 25 por ciento, que es la misma del año pasado, y es más o menos el promedio de los últimos once años.

O sea que esto de la inflación del 25 al 30, no es una novedad. Es lo mismo que la pobreza. Mucha gente quedó impactada con los niveles de pobreza al inicio de la presidencia de Macri, pero la Argentina hace ya 30 años que está con niveles de pobreza de entre el 25 y 30 por ciento, también.

El año que viene, puede ser que si dejan de ajustar tarifas, tengamos dos, tres o cuatro puntos menos de inflación, pero va a seguir estando no sé si entre 25 y 30 pero sí entre 20 y 25. El Gobierno no va a poder cumplir con su meta de terminar su mandato con índices más bajos de inflación, comparables a los mejores a nivel internacional.

En cuanto al empleo, éste está creciendo a una velocidad que es la mitad de la cual crecen en otras economías. Cuando la Economía empiece a crecer, es razonable que, con la cantidad de empleo en negro que hay acá, lo primero que crezca sea el empleo en negro, y el empleo en blanco empezará a crecer en la medida en que el crecimiento se sostenga. Pero para mí lo del empleo todavía no es una preocupación, el empleo está creciendo, y lo hace a una tasa razonable”.

Y en cuanto al gasto público, escuchamos que se habla mucho de una protesta social organizada políticamente y que la misma puede afectar hasta la estabilidad del Gobierno, y que en ese marco se haría difícil tomar medidas drásticas desde el Estado para bajar el gasto, etcétera. ¿Es creíble este argumento:

“La Argentina en los últimos 60 años se la ha pasado de crisis en crisis, y no es casual que en esos 60 años prácticamente todo el tiempo –sólo cuatro años el país no tuvo déficit-, los 56 años restantes el Estado argentino tuvo déficit, y por culpa de esos déficits, la Argentina ha tenido crisis homéricas. O sea que, al revés de lo que la clase política le hace creer a la gente y la gente se lo cree -es una falsedad, es un cuento falso-, el exceso de gasto público y el déficit fiscal resultante es el que causa las crisis, y por lo tanto es la decadencia que la Argentina viene soportando desde hace 60 años.

Y la primer cosa que uno debería tener presente, como persona que quiere a su país, como intelectual, como persona independiente, es que acá hay un cuento absolutamente falso que la gente suele creer, es que los costos sociales se pagan cuando se quiere bajar el gasto público, cuando es exactamente al revés. Lamentablemente es un consenso equivocado, que dice que cuando tocás el gasto público todo explota. Lo que es interesante, y es el segundo punto, es que acá, cuando estamos viviendo con estas dificultades, con esta historia de las tarifas, ni siquiera se puede bajar el gasto público cuando la baja del gasto público la soporta el sector privado. Porque el aumento de tarifas que se está haciendo desde hace dos años, es para bajar los subsidios que el Estado otorga. Los subsidios son un gasto público, pero lo gracioso y ridículo en algún lugar de todo esto, es que ni siquiera se puede bajar el gasto público en la Argentina, cuando el gasto público lo gasta el sector privado, con más tarifas. Acá no estamos hablando de echar gente del sector público, sino bajando subsidios con el aumento de tarifas.

Pero, lamentablemente, tantas décadas de adoctrinamiento, han tenido sus frutos, por eso yo insisto siempre, y es un poco el leitmotiv de “La Argentina Devorada”, mi libro, que hay que evangelizar de nuevo a la Argentina, porque si no, estas corporaciones que nos devoran, como la política, nos van a seguir esquilmando como ha venido ocurriendo en las últimas siete décadas”.

Dos últimos y cortos temas para terminar: ¿Sólo los chinos están trayendo inversiones o prometiéndolas traer?:

“Lo que está entrando es plata para financiar el déficit fiscal comprando bonos y algún “negocito” financiero, como por ejemplo la expectativa de que la Argentina sea declarada en un mes o dos como país emergente de nuevo, luego de prácticamente un lustro de ser fronterizo. Pero “hundimientos de fierro” (*) no hay en la Argentina, los chinos son los únicos que están hundiendo algunos fierros. La inversión, de todas maneras, se está recuperando, merced a la obra pública, y de algo de importación de equipos que se ha hecho desde el campo, o de la producción petrolera … Pero no tenemos una economía que esté creciendo sobre bases sólidas, de ninguna manera. Ni mucha ni sobre bases sólidas”.

Y la final: ¿Son signos de recuperación una leve suba en las ventas en los Supermercados y algo más alta en los Shopings, según lo sucedido en los últimos meses?:

“La Economía ha comenzado un rebote, algunos lo llaman crecimiento, para mí es un rebote económico, que empezó en 2017, y ya van dos años, con 2018, y lo más probable es que 2019 sea el tercero. Y puede continuar ese rebote, por más insostenible que sea. Si es por cuestiones domésticas, la Argentina va a seguir creciendo. Hasta ahora el consumo venía muy asimétrico, el consumo de durables, es decir autos y motos, creciendo muy fuerte, y el consumo de no durables, es decir, el consumo masivo, creciendo poco. Pero hay tres tipos de consumo de no durables: El de los Supermercados y Shoppings, el de no durables en comercios minoristas, y el de los Supermercados mayoristas, donde está más barato todo. Hasta ahora el consumo de no durables venía muy flojo, y lo poco que crecía lo hacía a nivel Mayorista. En Minorista y Supermercados venían en territorio negativo. Lo que está pasando ahora, según los datos del INDEC, es que el consumo de no durables, el que se da en los Supermercados, está creciendo también. Lo que significa que los salarios reales están empujando un poco el consumo, por lo que creo que en este año tendremos un consumo creciendo también en Supermercados”.

 

(*): Expresión usual por parte del entrevistado, en relación a la instalación, a la construcción de edificios apropiados para cada actividad empresaria, en suelo argentino.

6 Comments on "“La Argentina está con una inflación crucero de 25 a 30 por ciento, desde hace 11 años …”"

  1. Rodrigo Varela | 26 abril, 2018 at 6:10 pm |

    Espert tiene una forma de comunicarse muy buena porque habla lo justo y en un lenguaje con el que todos lo entienden. Felicitaciones por la nota, muy buena

  2. RUBEN NEGRITTI | 26 abril, 2018 at 7:31 pm |

    NO VAMOS A BAJAR TAN FÁCIL DE UN TREINTA POR CIENTO PARA ESTE AÑO. YO EN LO PERSONAL Y POR LO QUE VEO EN LAS COMPRAS DE DISTINTOS ARTÍCULOS CREO QUE ESA CIFRA VA A SER SUPERADA, MAL QUE NOS PESE

  3. Patricia Sunter | 26 abril, 2018 at 7:45 pm |

    Lo dicho no sólo por este economista sino por otros también independientes es que pese al esfuerzo que se haga y con un congreso sin mayoría como para sacar determinadas leyes las inversiones seguirán sin venir a la argentina y me duele porque yo voté a Macri

  4. Sergio Almonacid | 26 abril, 2018 at 10:57 pm |

    ¿Cómo no era del 4 por ciento la pobreza, menos que en Alemania?. Hay que avisar a Anímal Fernández

  5. No soy especialista pero un 30 por ciento de inflación y un 30 por ciento de pobres no es para alardear. No lo hace Espert por cierto pero me refiero al gobierno que parece que estuvieran haciendo la plancha. Y dirán: También, teniendo en cuenta de lo que se salió cualquier cosa es buena

  6. Pimpi Arguyena | 28 abril, 2018 at 11:25 am |

    Me gustó la expresión del entrevistado de que hay que evangelizar de nuevo a la argentina y ojalá esto sirva para quienes no piensan y debieran hacerlo para darse cuenta cuanto daño se produjo de parte de unos desquiciados y cuanto tiempo ese daño quedará instalado en la cabeza de los argentinos

Comments are closed.