La Argentina atacada por un previsible “Golpe blando”. ¿Se buscará a sus responsables?

Cientos de palabras no podrían describir mejor el estado anímico actual del Presidente Mauricio Macri, que muestra esta imagen

Sería relativamente fácil la identificación de sus autores. Para casos como éstos está la AFI

El Estado argentino – sus ciudadanos contribuyentes -, sostienen económicamente a un costoso aparato destinado a la producción de inteligencia nacional e inteligencia criminal, en casos de delitos federales complejos.

El organismo en cuestión es la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la que funciona bajo la conducción política e institucional del Poder Ejecutivo de la Nación, y está regida por la Ley de Inteligencia Nacional 25520.

Hoy, y ante una clara agresión dirigida contra la Argentina toda, no sólo contra su actual Gobierno, se manifiesta la tal vez mejor ocasión para demostrar la eficiencia del sistema mencionado y que el mismo está al servicio de la Nación, y no sólo para encubrir a Funcionarios oficiales o amigos del poder de turno.

Hasta el momento han prevalecido las dudas al respecto, y están pendientes de una aclaración definitiva, clara y total, hechos que han comprometido aún al principal directivo del organismo.

Entonces, se trata esta de una ideal oportunidad para demostrar que la AFI es diferente a la SIDE camporista, que funcionó casi exclusivamente como apoyo de la ingeniería de corrupción kirchnerista.

La actual corrida bancaria más algunas claras operaciones de prensa, aparecen comprometidas en el diseño y ejecución de un plan destinado a la desestabilización política y económica de la Argentina, dicho más allá de la responsabilidad que le cabe al actual Gobierno, a raíz de la incapacidad y torpeza de algunos de sus integrantes.

Al fenómeno descripto hay que considerarlo como un ataque a la República, y evidentemente sus autores han de ser quienes gobernaron a sus anchas el país instrumentando la mayor corrupción que se recuerde haya sufrido el mismo, desde su creación. Y la motivación se la encuentra ante la cierta posibilidad de que todos ellos terminen en la cárcel, ante el cúmulo de pruebas delictivas en su contra. Habrá involucrados banqueros, operadores judiciales, financistas y empresarios y los nefastos periodistas siempre dispuestos a generar operaciones al servicio de las mafias o ideologías que han sustentado y aún sustentan, a las mismas políticas de terrorismo aplicadas por los enemigos de la Argentina, en los años setenta.

En todo tipo de delito, para descubrir a sus culpables, es elemental preguntarse quién o quiénes son los beneficiados por la comisión del mismo. Este sistema más una adecuada y rigurosa investigación general del caso, llevan inexorablemente a la resolución de cualquier hecho delictivo.

Hoy la Argentina, y no por obra de la capacidad del actual Gobierno, ha conseguido dejar plenamente al descubierto, la autoría de este tipo de hechos. De tal modo que su resolución judicial ha quedado prácticamente servida, casi lista para una rápida sentencia condenatoria. La cantidad y calidad de pruebas aparecidas en el actual momento, tal vez no tenga demasiados antecedentes en la historia de la Justicia local.

Es decir, que sería bastante fácil y rápido, en esta ocasión, descubrir quiénes son los autores de los ataques que el Gobierno Nacional, al margen de la ineficiencia y torpeza de sus integrantes más importantes, reciben de parte de quienes tienen una urgente necesidad de la señalada desestabilización, a fin de preservar su libertad ambulatoria futura.

Ninguno de los corruptos funcionarios oficiales de los anteriores Gobiernos al actual –algunos de los cuales siguen en actividad en el ámbito público o privado-, están dispuestos a terminar su vida encarcelados, y en sus maniobras de corrupción, han obtenido enormes cifras de dinero capaces de torcer la voluntad de los principales jueces y fiscales, en una conducta prevaricadora que en el ámbito tribunalicio argentino ya se ha naturalizado.

El Gobierno de MAURICIO MACRI se está quedando sin margen para cualquier tipo de maniobra que lo salve de una caída, para antes de la finalización de su mandato, o en el momento mismo en que se dé la posibilidad de una renovación del ciclo político, a manifestarse en las elecciones de Octubre de 2019. Le sería posible todavía reaccionar de un modo que sería sorprendente, habida cuenta de la pasividad y tolerancia que hasta este momento ha mostrado, el Presidente y sus principales colaboradores.

Pero debería hacerlo a través de una actitud valiente y decidida dispuesta a ordenar rápida y contundentemente las investigaciones que ayuden a descubrir y apresar a los responsables de las maniobras del “Golpe Blando” que puede observarse en estos momentos. Con ello, además de cumplir con su deber, el Gobierno podría devolver la credibilidad de la población en sus actuales autoridades.

Pese a las múltiples defraudaciones efectuadas por MAURICIO MACRI, a través del incumplimiento a las promesas de campaña electoral, se sorprendería el mismo Presidente cuando advirtiera que si él procede como debiera hacerlo, el pueblo lo acompañaría. Él se gasta la garganta pidiendo ayuda y acompañamiento al pueblo, cuando debería disponerse a iniciar la labor de recuperación de la Argentina, mostrando la firmeza y honestidad, que aún no ha manifestado …

2 Comments on "La Argentina atacada por un previsible “Golpe blando”. ¿Se buscará a sus responsables?"

  1. Roberto Antúnez | 2 septiembre, 2018 at 12:17 pm |

    Ojalá que la gente en general tome conciencia de que estos ciclos no pueden seguir repitiéndose en la argentina con los golpistas de siempre Los peronchos no están capacitados anímicamente ni intelectualmente de aceptar que hay personas más queridas por la población que ellos mismos y además tienen necesidad de detentar el poder para seguir robando. Si los argentinos asumen esta necesidad lucharían con mayor empeño para impedir ese trágico derrotero

  2. Marina Cuenca | 2 septiembre, 2018 at 1:10 pm |

    No va a ser fácil erradicar a esa mafia que dice ser peronista pero puede tener cualquier otro nombre. No tienen cultura del respeto a la ley y son muy brutos y corruptos todos

Comments are closed.