Jueces que no deben estar un día más en sus cargos, y tendrían además que pagar los daños provocados

Este es el Fiscal Javier De Luca

Habría una cantidad importante de ellos, en todos los fueros. Ideología, corrupción o patologías varias …

 

Si alguien se tomase el trabajo de confeccionar un listado compuesto por los Jueces y Fiscales deleznables, esos que en la Argentina de los últimos años han cometido hechos verdaderamente ruines, mezquinos y codiciosos, lograría un documento bastante extenso. Claro que, no corresponde hacer esta mención, sin destacar a los otros muchos también, que honran sus cargos.

 

Los malos, los que tanto daño provocan al país y a su población, se mantienen en sus cargos porque hay quienes los sostienen políticamente, por necesitarlos para quedar impunes de sus fechorías. La Argentina puede presentar varios ejemplos al respecto.

 

Uno de los casos recientes que ha provocado un gran rechazo en el ambiente judicial, fue protagonizado, nuevamente, por el Fiscal JAVIER DE LUCA. La información que casi no fue difundida por los Medios en general –sí, por INFOBAE el 28 de Septiembre último-, mostró un extraño comportamiento del Fiscal aludido, que así relata, en su parte principal, el mencionado Medio:

 

El fiscal De Luca copió los argumentos del abogado defensor y pidió que se libere a un narco.

El vocal de Justicia Legítima volvió a dictaminar a favor de un delincuente arrestado con cinco kilos de marihuana. Opinó que la policía no tenía derecho a demorarlo para identificarlo.

Dos de los tres jueces de la Cámara Federal de Casación Penal lo advirtieron: usó los mismos argumentos que el abogado defensor … En otro expediente había dicho que es “inhumano” exigirle a la novia de un preso que no le lleve droga a la cárcel a su pareja y que 28 porros es “casi nada” …

 

Este tipo de actitudes recuerdan algunas de las más groseras que ha tenido el inspirador e ideólogo de DE LUCA, EUGENIO ZAFFARONI, cuando en un caso de “Fellatio” determinó una condena muy favorecedora a su autor –hecho cometido contra una menor de edad-, por haber practicado el mismo con la luz apagada. O cuando relativizó la sustracción de un automóvil porque el vehículo estaba estacionado en la calle, y él consideró a ese hecho, como abandono, también para favorecer al malhechor.

 

La reflexión a la que nos llevan estos casos, implica reconocer que puede haber algún tipo de patología especial en sus autores. Como mínimo, se tratan de atentados contra la cordura. Resoluciones que con una simple mirada se descubren como insostenibles en el tiempo.

 

Además de estar los involucrados, al margen de la ley, porque no hay que olvidar que participan activamente en política partidaria, es decir, politizan a la Justicia, y con su conducta están llevando al país a la ruina en materia de seguridad, y especialmente promoviendo el narcotráfico. Mientras perciben altos ingresos e importantes beneficios, que les otorga la comunidad, y que esta paga de su bolsillo …

 

Habría que formularse el siguiente interrogante:

 

¿Es posible técnica y legalmente, implementar algún tipo de examen o pericias psiquiátricas o psicológicas destinadas a que la sociedad se asegure de que quienes trabajen en la Justicia sean personas no sólo conocedoras de las leyes y que además comprendan el sentido que las mismas tienen para el normal y adecuado desenvolvimiento de un pueblo, sino que asimismo estén dotados de un criterio saludable y razonable, que sean sanos además, física y mentalmente, y que no aparezcan condicionados bajo algún tipo de fuerte presión a la que los someta la vida, por sus historias personales, o tendencias de cualquier tipo, desordenadas y anti-naturales?.

 

Los expertos deberían ponerse a trabajar en estas cuestiones, y proponer ideas inteligentes a los Legisladores. Si así no se hace, la Argentina quedará expuesta a las barbaridades que hemos visto en los últimos años, aunque más especialmente, y de manera muy profunda, durante el kirchnerismo. ¡¡¡ Cuándo no !!! …

 

Por último: Para hacer esas evaluaciones o selecciones de los futuros Jueces, sugeridas, ¿Acaso no sirven de nada, a esta altura, las advertencias que daban hace ya más de cien años, los grandes estudiosos del criminalismo, tales como, entre otros, CESARE LOMBROSSO o ENRICO FERRI, poniendo su acento el primero en aspectos tales como la genética, los rasgos fisonómicos del postulante, aspectos sociales y referidos a la educación, posición económica, valores religiosos y demás, o también, en el caso de FERRI, la mayor importancia a los factores sociales y económicos …?

 

“Naaaa, dirían algunos lectores … Es demasiado pedir en la Argentina actual …”. Y así nos va …

 

 

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS