Importante aporte de una Filántropo suiza a la Argentina. Ayuda a una escuela para hijos de Cartoneros

Renata Jacobs, en la escuela beneficiada

El Portal la entrevistó en Buenos Aires, ocasión en la que ella explicó los motivos de su generosa decisión

La obra cuenta con la participación de una fundación local, la Embajada de Suiza y conocidas figuras locales y de esa nacionalidad.

RENATA JACOBS, una conocida y muy importante empresaria suiza, dueña de una gran fortuna, obtenida como empresaria del ámbito chocolatero, entre otras actividades, ha logrado materializar una gran ayuda comunitaria, en un sector carenciado del conurbano bonaerense.

Mediante la Fundación Cartoneros y sus Chicos (www.cartoneros.org), y en su carácter de Vicepresidente de la misma (Es presidida por HERVÉ POLLET, ex ADECCO y tiene como Director Ejecutivo a DIEGO GUILISASTI, ex Director Institucional de la Asociación CONCIENCIA), más otros importantes colaboradores locales y extranjeros, dan la energía y recursos suficientes para el funcionamiento de una escuela destinada a los hijos de los Cartoneros que regularmente trabajan en la ciudad de Buenos Aires, adonde llegan desde su radicación en el Partido de Pilar, en la Provincia de Buenos Aires.

Entre estos colaboradores se encuentra la Embajada de Suiza; los artistas Milo Locket, Marta Minujin, Daniel Genovesi, entre otros; los deportistas Lionel Messi, Roger Federer y Jonás Gutierrez; la modelo y conductora Alejandra Maglietti; la actriz Martina Guzmán; el neurocientista Facundo Manes; el presidente de River Plate Rodolfo D´Onofrio; los empresarios Walter Steiner, Gregorio Werthein, Carlos Spadone, Federico de Achával, y muchos más.

La entidad da respaldo académico por fuera de la escuela pública, a los hijos de estos Recicladores Urbanos, conocidos en la Argentina con el simpático apodo de “Cartoneros”.

Integran estos, la Cooperativa “Las Madreselvas”, y la obra es muy importante en cuanto a la contención de tantos niños en edad escolar, que reciben no sólo educación en la escuela sino el acompañamiento imprescindible y el lugar para sacarlos de la calle, con los enormes riesgos que hay en ella, en niños que de otro modo serían muy vulnerables.

Por sus aulas ya han pasado, en los últimos años, más de 600 niños, de entre 6 y 14 años de edad, lugar donde encuentran apoyo de asistentes sociales, educadores y profesores, mientras sus padres realizan confiadamente sus trabajos en la ciudad.

A RENATA JACOBS la llaman el “Hada madrina de los cartoneros”’ por esta obra que realiza, y la escuela se halla ubicada en el Partido de Pilar.

A continuación se expone un breve diálogo mantenido por ENFOQUES POSITIVOS con la señora JACOBS, en su reciente paso por Buenos Aires:

¿Cuál fue el factor primero, el inspirador, para que usted tomara la decisión de brindar esta gran ayuda a niños argentinos?:

“Hace muchos años yo leí acerca de LIDIA QUINTEROS, fue en 2001 cuando leí que, cuando muchas personas habían perdido el trabajo, ella, que no ha estudiado nada, salió adelante con su trabajo, formando un grupo de trabajadores para hacer frente a la situación. Y luego, unos cinco o seis años después, estando en Buenos Aires, un amigo suizo me dijo que iría a ver a los Cartoneros, y le pregunté de qué se trataba, y eso fue lo que me contactó con LIDIA QUINTEROS, y hablé con ella y me habló de la necesidad que tenían aquí, de contar con elementos para mejorar su trabajo. De vuelta en Suiza yo hablé con mis amigos y todos estuvieron de acuerdo en organizar una compra para solucionar el problema que había aquí. Cuando estuve en la Planta de trabajo yo vi a muchos chicos, en situación algo precaria y me dije que con ellos se debería hacer algo y vino la idea de hacer una escuela para mandar a esos chicos. Hubo que superar algunas dificultades y estudiamos el caso con mi Gerente de Proyectos, quien me sugirió trabajar con la Cooperativa “Las Madreselvas”, y entonces tuve una reunión con algunos de los integrantes de la entidad, y surgió lo que hoy día ya funciona muy bien, y ahora hemos inaugurado el nuevo edificio de la escuela, por la que yo estuve luchando por siete años, y tenemos en este momento a 150 chicos, y yo pienso en la responsabilidad que tenemos todos nosotros en ayudar a las personas que no están en una buena posición”.

¿Han tomado ustedes conciencia de la maravillosa obra que realizan, devolviéndoles la seguridad y contención a estos niños …?:

“Sí, es claro que los niños están protegidos de los peligros que les representaría estar en la calle, las drogas, la prostitución. Nosotros tenemos una muy grande Fundación internacional en Suiza, y por ello es que estoy un poco en este tipo de cosas, y me interesan los chicos, yo amo a los chicos, y pienso que hay que ayudarlos, a todos los chicos, de todo el mundo”.

ENFOQUES POSITIVOS AGRADECE A LA PERIODISTA NORMA DOMÍNGUEZ POR SU PROVISIÓN DE DATOS UTILIZADOS PARA LA CONFECCIÓN DE LA PRESENTE NOTA.

3 Comments on "Importante aporte de una Filántropo suiza a la Argentina. Ayuda a una escuela para hijos de Cartoneros"

  1. Conocí este caso hace poco por una casualidad creada por un familiar que tiene vinculación con Suiza pero lo lamentable es que veo que este tipo de noticias no se publican y sí hoy está lleno de información sobre los políticos corruptos los periodistas corruptos y los jueces corruptos lo que no está mal que aparezcan pero lo triste es que los argentinos es lo unico que podemos ofrecer

  2. JOSÉ LUIS | 9 marzo, 2019 at 11:52 am |

    NO ES COMÚN ENCONTRARSE CON CASOS ASÍ HAY MUCHA GENTE NECESITADA Y POCOS EN CONDICIONES DE AYUDAR ADEMÁS MUCHO ENOJO POR PARTE DE QUIENES VEN QUE EL GOBIERNO SE DEDICA A GASTAR PLATA EN PAVADAS Y EN COSAS AJENAS A NUESTRA CULTURA EN VEZ DE ORDENAR BIEN LA AYUDA SOCIAL QUE TERMINA CAYENDO EN LOS BOLSILLOS DE LOS VAGOS Y HASTA DE LOS INTERMEDIARIOS Y NI HABLAR DE LA AYUDA QUE ESTÁN RECIBIENDO LOS EXTRANJEROS Y NO LOS ARGENTINOS

  3. Dolores Monti | 10 marzo, 2019 at 5:20 pm |

    La argentina entre muchas necesidades tiene la de la contención de los niños para que se corte esta seguidilla de crisis que terminan con chicos en la calle abandonados sin educación y sin alimentación adecuada. Las iglesias hacen lo que pueden pero la situación del desempleo agravado en los dos últimos años complica más la cosa con relación a la comida. Quiera Dios que aparezcan soluciones aunque no hay nada ni nadie a la vista con la seriedad que estos temas necesitan.

Comments are closed.