ESCRIBEN LOS LECTORES: Un prestigiado Artista plástico milanés, se refiere al monumento a JUANA AZURDUY

Franco Petrosemolo

Pretende fomentar un debate crítico estético, este especialista además, en Historia del Arte, con obras publicadas

El Artista plástico italiano FRANCO PETROSEMOLO, formado en el viejo Continente, quien pese a sus pocos años de residencia en la Argentina ya ha realizado interesantes exposiciones, dirigió una carta a ENFOQUES POSITIVOS mostrando una genuina preocupación.

La obra a la que se refiere el lector, fue aportada por el pueblo de Bolivia, desconociéndose qué trámite de consulta al respecto, aplicó el Presidente de ese país, que se presenta como el donante, aunque los dineros sean del Estado. ¿Su costo?: Un millón de dólares. ¿La razón del cambio de un monumento a CRISTOBAL COLÓN por el de JUANA AZURDUY?: La indicación (¿exigencia?) al respecto, que HUGO CHÁVEZ le formulara a la Presidente argentina CRISTINA KIRCHNER.

A continuación se transcribe la carta aludida:

“Cómo historiador del arte y como extranjero huésped de este país, por lo tanto sin ataduras a las confrontaciones políticas que lo caracterizan, aporto mi contribución crítica al monumento a Juana de Azurduy recientemente inaugurado en el lugar donde se hallaba emplazado el de Colón.

Intento hacer algo similar a una carta abierta con el propósito de estimular a una reflexión crítico-estética y abrir así un debate cultural, no ideológico.
Miro en la obra una serie de características que me llevan a decir, tristemente, que me desagrada.

Inicio mi análisis, desde el zócalo (base) donde, quizás, la intención del autor fue revivir la majestuosidad de las incaicas construcciones de piedra del Alto Perú, pero que aquí sólo se ha solucionado como un pavimento vertical.
Se quiere, una vez más, confundir conceptos.
La monumentalidad de una estatua no está dada solo por su tamaño.

Cuando fui estudiante mis profesores me enseñaron a entender la diferencia entre grande y monumental.
El gigantismo métrico de las estatuas, como se encuentra a veces en la historia del Arte, es el solo parámetro constantemente presente en los regímenes totalitarios.
No son las dimensiones las que engendran la monumentalidad sino la verdadera sensibilidad del artista capaz de saberla trasladar desde lo pequeño a lo mayor.
Agrandar un boceto, y esto sólo lo saben hacer los verdaderos Maestros, es una operación compleja.
Lo que no es solucionado en los pocos centímetros del modelo se transforma dramáticamente con el cambio de relación en metros. La complejidad se expande proporcionalmente.
El artista debe saber afrontar y solucionar con su sensibilidad y creatividad las nuevas superficies que se han producido.
Puede observarse un ejemplo claro en las realizaciones en bronce de Igor Mitoray quien supo transmitir al boceto plenamente la monumentalidad de la obra terminada, sin tener luego ningún problema.

¡El espíritu heróico que la compleja maqueta quiere representar no se soluciona simplemente con el gesto del paso adelante y la espada alzada al cielo!
Estas posturas teatrales se tienen que ennoblecer por la gracia del dinamismo y de la ligereza, que sólo el verdadero artista sabe infundir pero que, desafortunadamente, aquí están ausentes.

El modelado es pesado y grosero, más cercano a la estructura de una carroza de Carnaval que a las exigencias estéticas solicitadas por un monumento de valor histórico, situado además en un sitio de importancia simbólica.
Toneladas de bronce desperdiciadas. ¡Una verdadera lástima!

Sería apropiado que la clase política, en su totalidad, se educara sobre los valores que la Historia del Arte contiene y enseña. En este caso, evidentemente, completamente desconocidos.

Hallamos monumentos policromos de resina diseminados en la ciudad de Buenos Aires, ciertamente pintorescos pero que transforman una capital internacional más en un parque al estilo Disneylandia que en una ciudad con excelentes piezas de escultura artística.

Nos encontramos muy lejanos, no sólo en el tiempo, del espíritu de Torcuato De Alvear, por ejemplo, que quiso hacer de Buenos Aires la París de Sudamérica. Él miraba la exquisita tradición artística de Europa y particularmente la de Francia; no tanto a una América del Norte, más basada en artificios y materiales sintéticos.

Profesor Franco PETROSEMOLO
1676 Santos Lugares – Provincia de Buenos Aires
ARGENTINA
cel: (0054 11) 5733 1789
tel: (0054 11) 4757 0681
mail: franco.petrosemolo@yahoo.com.ar “.

1 Comment on "ESCRIBEN LOS LECTORES: Un prestigiado Artista plástico milanés, se refiere al monumento a JUANA AZURDUY"

  1. Raúl García Serán | 27 julio, 2015 at 2:10 pm |

    Profesor conocí sus pinturas en sangrella creo que se llama su técnica en color rojizo y me gustaron mucho y en cuanto a lo que dice sobre el cambio de Colón por Azurduy lógicamente estoy de acuerdo

Comments are closed.