ESCRIBEN LOS LECTORES: Cada vez es más común escuchar que los argentinos asumen su propia culpa

Néstor Kirchner disfruta imaginando lo que hará a continuación …

Ya no es el kirchnerismo, sino quienes le abrieron la puerta, y lo toleraron. Toda una ciudadanía cómplice por acción u omisión. Y encima, la historia puede repetirse …

 

 

La lectora CRISTINA FEENEY, hizo llegar a esta Redacción la siguiente carta, titulada “La culpa es de todos”:

 

“La historia nos ha dado infinidad de lecciones que no supimos aprender. Miles de millones murieron en aras de “recuperar la soberanía”, de “preservar la cultura nacional”, del “no te metas porque no es nuestro problema”, de “la situación no es tan grave, esperemos”, de “tengamos paciencia, ya les queda poco tiempo”, de “si los mataron por algo será”, y muchos otros “de” ….

 

Dejamos que fanáticos y corruptos, que amenazan nuestra forma de vida y nuestra tranquilidad, avancen sin ningún impedimento, porque gracias a nuestra pasividad e indiferencia, van ocupando, día a día, más espacios de poder que no les corresponden y que no están dispuestos a resignar.

 

Desde esta situación hay solo un paso hasta la violencia. Si vemos ejemplos contemporáneos como en la China de Mao, en la Rusia soviética, en Ruanda con sus luchas étnicas, en la Segunda Guerra Mundial con la Alemania nazi y Japón, en Vietnam, Camboya y Laos, y lo más reciente en Somalia, Libia, Irak, Siria, Nigeria y otros tantos ejemplos donde los sobrevivientes, cuando pueden hablar, refieren que la culpa fue de todos, comenzando por un grupo minúsculo que ansiaba poder y, casi siempre, dinero, y de la mayoría de la población, indiferente y pacífica, que, con su actitud, colaboraron con ellos, para hacer realidad sus deseos …

 

Hoy vemos como grupos fundamentalistas islámicos avanzan, sin miramiento ni escrúpulo alguno, sobre poblaciones indefensas. Pensemos que esos grupos comenzaron siendo unos pocos que fueron lentamente incorporando jóvenes a sus filas, desbordantes de resentimientos y ansiosos de poder y dinero, y así se van apoderando, poco a poco, de grandes extensiones de territorios donde se incluye gente apática e indefensa, que va a ser muy difícil de liberar.

 

Vemos también como, grupos minúsculos de narcotraficantes se van moviendo de territorios (Ejemplo: Sur a norte de México) y de países (Colombia a México, México a Argentina), en connivencia con autoridades políticas, de seguridad, judiciales, religiosas, etcétera, destruyendo jóvenes y familias, sin que la sociedad actúe, a veces por temor, a veces con indiferencia, a veces con ineptitud.

 

No olvidemos a los traficantes de personas y de armas que trabajan en las sombras

 

Todos mienten a sabiendas, en especial los políticos. Salta a la vista el enriquecimiento desmesurado de los mismos, no habiendo relación entre lo que perciben y la vida fastuosa que llevan. Hacen uso de información privilegiada para conseguir ventajas ilegitimas (Recuerden a NÉSTOR KIRCHNER comprando dos millones de dólares, días previos a una devaluación).

 

Los jueces encubren y fallan, absolviendo a funcionarios políticos cómplices. Los jueces y empresarios son funcionales al poder de turno. (¿Recuerdan a Oyarbide?).

 

Hoy muchos pronostican violencia extrema, tanto en el mundo como en nuestro país. Esperemos que no se cumpla, y en caso de que así sea, reflexionemos acerca de la responsabilidad que nos toca.

 

El Kirchnerismo no va a retroceder, no va a abandonar el poder, no tiene escrúpulos ni decencia ni ética, no velara por los derechos de todos, no le importa nuestra forma de vida ni nuestra tranquilidad, y tampoco le interesa nuestra vida, que nos la puede hacer perder en cualquier momento. Se asociara con quien sea (¿Narcotraficantes, países corruptos y violentos?) y como sea para mantenerse en el poder, lo que le garantizaría impunidad.

 

Somos nosotros, con nuestra pasividad, indiferencia e irresponsabilidad, que estamos permitiendo cumplir sus deseos de poder, dinero y eternidad.

 

No olvidemos que la corrupción de nuestra fuerza gobernante facilita el tráfico de drogas y de personas, y el lavado de dinero que están destruyendo a la familia argentina.

 

Pensemos antes de que sea demasiado tarde, no nos queda mucho tiempo”.

 

1 Comment on "ESCRIBEN LOS LECTORES: Cada vez es más común escuchar que los argentinos asumen su propia culpa"

  1. Marta Peroni | 4 junio, 2015 at 2:51 pm |

    Muy buena la carta y completamente de acuerdo pero la respuesta es ¿ COMO HACEMOS..? la denuncia se anula, la presencia en actos de repudio se ignora y la comodidad de los medios nos aniquila con Tinelli, fútbol para todos y telenovelas que justifican cualquier desvío moral.Personalmente creo que solo rogando a Dios y no perdiendo la Fe podremos subsistir

Comments are closed.