Entrevista con la hija del Coronel JORGE ROBERTO IBARZÁBAL, asesinado por el ERP

Silvia Ibarzábal

Acaba de cumplirse un nuevo aniversario del triste episodio. Cada vez generan mayor interés público este tipo de hechos

 SILVIA IBARZÁBAL mantiene viva la memoria de su padre, quien fuera secuestrado apenas comenzado el año 1974, y asesinado tras 10 meses de cautiverio, por la organización guerrillera denominada ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), en ocasión de ser descubierto su lugar de cautiverio, por las fuerzas legales.

Para la fecha de su secuestro, IBARZÁBAL, Coronel (Post Morten) del Ejército Argentino, se desempeñaba como jefe del Grupo de Artillería Blindado 1, con asiento en la guarnición militar de la ciudad de Azul, en la provincia de Buenos Aires.

SILVIA, quien ya conoce a ENFOQUES POSITIVOS por anteriores entrevistas realizadas en los últimos años, mantiene una fuerte actividad recordando las acciones criminales de quienes terminaron con la vida de su padre. Él fue retenido en condiciones inhumanas como prenda de futuro canje, en el inicio mismo de la guerra que fuera promovida por el terrorismo internacional en la Argentina.

Estas son las respuestas de SILVIA IBARZÁBAL a las preguntas del Portal:

Recientemente se conmemoró un nuevo aniversario de la muerte de su padre provocada por los terroristas que generaron una guerra en la Argentina en los años setenta. La fecha recibió bastante espacio en los Medios, especialmente en las Redes Sociales. Lamentamos tener que pedirle que nos recuerde los datos más importantes de ese asesinato, para información de los lectores:

“En el año 1974, en pleno gobierno constitucional del General PERÓN –y aclaro lo de “constitucional” porque su condición de militar puede crear confusiones acerca del tipo de gobierno-, la Unidad Militar más poderosa del país es atacada por la Organización armada Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Fue en Azul, Provincia de Buenos Aires. Su objetivo: llevarse las armas.

Este fue uno de los ataques más sangrientos  provocando así el discurso más duro del General Perón, expresándose acerca de los atacantes como: “el reducido número de psicópatas que va quedando, sea exterminado uno a uno para el bien de la República”.

Los terroristas, digo así porque es exactamente como hay que llamarlos, ingresan vestidos de militares, en micros y camiones pintados como los de ejército, en un número de 230 aproximadamente y fuertemente armados.

Algunas de sus armas: Fusiles FAL y FAP, fusiles ametralladores Madsen, ametralladoras MAG, lanzacohetes, granadas para ser lanzadas con fusil y granadas de mano, pistolas ametralladoras PAM. En fin, esas solo son algunas de sus armas …

Muy poco personal en el cuartel por vacaciones anuales y época de pases (Enero).

El autor ideológico fue MARIO ROBERTO SANTUCHO, y comandó la operación ENRIQUE GORRIARÁN MERLO.

Fue una noche de fuego intenso. Mataron al Coronel CAMILO GAY y a su esposa, NILDA CAZAUX. Mataron también al Soldado DANIEL GONZÁLEZ (Centinela de Guardia), para poder ingresar al predio, y a mi padre se lo llevaron secuestrado durante 10 meses exactos.

Quien lo mató a mi padre fue SERGIO DICOVSKY, el que hoy aparece homenajeado en el Parque de la Memoria.

No querían dinero por él. Buscaban canjearlo por terroristas que estaban detenidos a disposición de la Justicia, por ejemplo HERNÁN INVERNIZZI, quien en el año 1973 entregó el Comando de Sanidad a sus compañeros erpianos provocando un par de asesinados. Quiero destacar que durante el gobierno kirchnerista, INVERNIZZI se desempeñó en la Defensoría del Pueblo. Dato curioso e insólito, por cierto.

Se insistió muchas veces, y en una oportunidad se pidió por todos los que estaban detenidos por ese ataque, entre ellos estaba EDUARDO ANGUITA, quién desde hace años goza de libertad, cargos públicos, recorre canales de televisión dando entrevistas o con programa propio, algo que también suena a insólito.

El ERP mata a mi padre en un control de ruta en momentos en que lo cambiaban de “Cárcel del Pueblo”, como llamaban los guerrilleros a estas guaridas para mantener a sus secuestrados. La orden era no entregar a los secuestrados con vida, de no haberse cumplido con sus exigencias”.

¿Cree usted que a partir de la caída del Gobierno kirchnerista, ha quedado más expuesto el falso relato que el mismo implementó, con la única razón de la venganza por haber perdido la guerra, y para evitar la prisión?. ¿Nota alguna manifestación al respecto, entre el público en general?:

“Sí, el relato estuvo cargado de odio, venganza y revancha. Creo también que fue una forma de construir poder y tuvieron todo los recursos para alimentar ese relato, con una gran complicidad de la Justicia y el silencio de gran parte de la sociedad.

Hay un cambio leve en los medios de comunicación, en dónde han comenzado a dar lugar a las “otras víctimas”,y  a hijos de militares detenidos, debates acerca de la luctuosa década, debate por el número de desaparecidos, fuertes declaraciones de algunos miembros de las organizaciones armadas. Mea culpa al día de hoy con las condiciones  de precariedad en que se encuentran las Fuerzas Armadas y gran cantidad de bibliografía acerca del tema”.

¿Qué puede decirnos acerca de los más de dos mil Presos Políticos que aún están en la cárcel en condiciones ilegales e inhumanas, y de los muchos que ya han fallecido, en esa situación?:

“Es una deuda que tiene la dirigencia política para con ellos y sus familias.

Lejos de curar heridas, estos abusos e ilegalidades, cometidos desde el Estado y que se presentan con el declamado afán de “reparación histórica”, violentan severamente el orden jurídico y la verdad.

Han fallecido alrededor de 450 detenidos políticos. Hay 26 detenidos de más de 90 años. Como argentina siento mucha vergüenza e impotencia que esté ocurriendo esto. Aquí es donde entra a jugar lo mencionado en la pregunta anterior: Justicia complaciente  e ideologizada.

Han pasado casi 50 años desde el inicio de la guerrilla, y 40 de la finalización de las acciones armadas y aún HOY, estamos enfrentados por los acontecimientos. Enfrentamientos que impiden la verdad, y por ende la concordia, la paz”.

¿Podría creerse que en algún momento – y es de esperar que el mismo se manifieste con prontitud -, aunque sea por vergüenza, las nuevas autoridades de la Argentina pondrán justicia sobre este caso y enjuiciarán a los verdaderos culpables de la guerra fratricida que sufrió el país?:

“No, no creo que se resuelva con prontitud, le tienen mucho miedo a los Organismos de Derechos Humanos. Tampoco creo que se enjuicie a los culpables. Los derechos humanos “son selectivos”. Prueba de ello es el caso Maldonado y el de los tripulantes del ARA “San Juan”. Por los submarinistas no circuló un solo comunicado de solidaridad. Podría dar cantidad de ejemplos”.

¿Advierte más público, con relación a pocos años atrás, que expresan ahora mayor conocimiento sobre este caso o al menos más libertad como para tratarlo?:

“Claro que sí. Fundamentalmente noto que no hay más miedo en la sociedad como para expresarse con total libertad.

El problema son las generaciones más jóvenes que durante décadas han recibido información sesgada desde sus mismos institutos de educación, la prensa, cultura, etcétera”.

 Recuérdenos por favor, y por último, qué puede saberse hoy con precisión, acerca de la estrategia que se usó para la victimización de los terroristas, y qué mentiras utilizaron estos, para mantener la impunidad y encima cobrar cifras muy altas en concepto de una falsa indemnización.

“Se crearon escuelas de testigos para presentar en los juicios de lesa humanidad: mentían, falsos testimonios.

La Secretaría de Derechos Humanos se presentaba como querellante llevando alumnos al desarrollo de los mismos.

Se obliga a mentir acerca del número de desaparecidos, como si fuera menos importante un número menor.

Esto hizo que, según fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos, el Estado, hasta el año 2015, haya dispuesto 2.200 millones de dólares en indemnizaciones.

Indemnizaciones que “pagamos todos los argentinos” en muchos casos por terroristas que no existieron y en otros, por terroristas que murieron en enfrentamientos, siendo entregados a sus familias después.

Inventaron números de niños apropiados, incurriendo en grandes errores, tal el caso de la Señora De Noble. Hay más ejemplos.

Aún no queda claro el tema del nieto de la señora de Carlotto, y qué actitud se llevará adelante con “sus padres de adopción”.

Se prohíbe llamar “Guerra” al conflicto, aún cuando ellos (los guerrilleros) usaban uniforme y publicaban sus partes de guerra.

Muchas veces me pregunto qué pasa por la cabeza de esa gente que mata en nombre de falsos ideales.

Con qué valores educaron luego a sus hijos?.

Vender la sangre de sus parientes es lo más bajo que puede caer un ser humano. El negocio es obsceno”.

2 Comments on "Entrevista con la hija del Coronel JORGE ROBERTO IBARZÁBAL, asesinado por el ERP"

  1. Será posible que tantos casos como estos queden sin penalizarse y que los culpables terminen muriendo sin conocer el justo castigo que se merecen?

  2. Agustina Gerbón | 29 noviembre, 2017 at 9:30 pm |

    Este tipo de relatos como el que hace la señora Ibarzábal fueron prohibidos por los kirchner en todos los años de sus gobiernos y paralelamente impulsaron los suyos propios. El resultado está a la vista, miente, miente, miente que algo quedará. Ejemplo más claro que este del sistema utilizado por Goebbels en el nazismo, no creo que haya

Comments are closed.