Entrevista con el doctor JULIO MARÍA SANGUINETTI, ex Presidente de Uruguay

Julio María Sanguinetti

Con su reconocida solvencia, responde sobre temas vinculados a la relación entre su país y la Argentina, y el acercamiento de Estados Unidos y Cuba, entre otros

 

Presidió su país, Uruguay, en dos oportunidades. En el mandato comprendido entre 1985 a 1990, y de 1995 a 2000.

JULIO MARÍA SANGUINETTI además de Político es Escritor, Historiador, y Periodista. Desempeñó también otros importantes cargos gubernamentales.

Siempre se ha caracterizado por su juicio sereno y profundo, por sus respuestas medidas y precisas. Un demócrata respetado en todas las partes del mundo en las que es conocido. Y no son pocas …

ENFOQUES POSITIVOS le agradece que haya respondido a las siguientes preguntas:

P: Los argentinos siguen considerando a Uruguay como un país que supera al propio, en cuanto al agradable clima del trato de sus ciudadanos, el respeto por las leyes, y la seguridad de su sistema bancario, pese a la experiencia de tipo populista que ese país acaba de experimentar. ¿A qué atribuye usted el mantenimiento de esa diferencia?

R: “En la Argentina en términos generales se nos sobrevalúa. Es humano. Como decía Montesquieu, no es tan difícil ser razonablemente feliz en la vida, pero a condición de no compararse. En la Argentina hay una sobredosis de comparación, de la que salimos beneficiados por nuestra mayor estabilidad, nuestra mejor institucionalidad; hacemos menos ruido, simplemente. La Argentina, sin duda tiene una institucionalidad con grietas, pero su sociedad tiene mucho más brío e iniciativa que la nuestra. Creo que el mejor país posible sería nuestra institucionalidad con el empuje de la sociedad argentina, que en la cultura, en la agricultura, en la moda, en la ciencia, sigue mostrando individualidades brillantes y respetables realizaciones”.

P: La región aparece hoy conmovida por dos acontecimientos importantes: Las gestiones entre los Estados Unidos y Cuba para modificar el tipo de relación mantenido en los últimos años; y las que el Presidente colombiano JUAN MANUEL SANTOS lleva adelante con los ejércitos irregulares de su país, para conseguir una definitiva pacificación. ¿Considera usted sostenible cualquier medida que se tome al respecto, y para ambos casos, que no contenga una clara señal docente a favor de la democracia, consistente en el castigo a quienes nunca respetaron este sistema, ni las leyes, ni la libertad, ni siquiera las vidas humanas …?

R “Cada conflicto tiene su propia lógica. El que enfrenta a EE.UU. con Cuba es ideológico, son dos sistemas enfrentados, y es notorio que lo de Cuba es un totalitarismo obsoleto y –además- anacrónico. Que EE.UU., sostén de ese ineficaz y contraproducente embargo comercial, hoy abra un diálogo me parece saludable. Debería también levantar esa medida que solo ha beneficiado al régimen para abroquelarse con una bandera nacionalista, de repercusión en todo el hemisferio. Con el tiempo, esperemos, confiemos, en que el régimen evolucione hacia una mayor libertad como pasó en todo el fracasado mundo comunista. Lo de Colombia es distinto, es un quiebre dentro de la propia sociedad colombiana, que luego de años de violencia, sería la primera y gran beneficiada de la paz. Naturalmente, la paz tiene costos. Y allí deberá sopesar por donde pasan y hasta donde llegan las condiciones necesarias para que el país pueda trabajar sin la carga de atentados y violencia, que por más que hoy están reducidos, siguen pesando. ¿Hacer justicia, aunque no se logre la paz, es un buen camino? A la inversa, la paz, ¿ sin un desarme total y absoluto, es aceptable?. Cada sociedad debe dirimir esos conflictos según su propia sensibilidad y conveniencia. Pero que quede claro: no hay transición posible sin alguna concesión. Y lo que importa es el interés general”.

P: ¿Ve usted posible, doctor SANGUINETTI, que con la nueva gestión del doctor VÁZQUEZ en Uruguay, y un posible cambio de signo político en la Argentina, la relación comercial entre nuestros dos países pase a ser no sólo más cordial sino también más efectiva y racional …?. ¿Y qué papel le cabría a Brasil en esa relación, país este que no pasa hoy por el mejor momento, en los aspectos económicos y políticos …? 

R: “Con Argentina, las relaciones de los dos últimos gobiernos, han sido muy malas. Hay que confiar en que el nuevo gobierno argentino, gane quien gane, tenga otra moderación, otro estilo más constructivo y podamos avanzar. Tampoco podemos seguir así, indefinidamente, en el Mercosur, y allí entra el rol del Brasil, que por su peso específico es  dominante en la región. Brasil no ha ejercido ese rol, desgraciadamente, y ha permitido que las instituciones no funcionen, que Argentina establezca condicionantes arbitrarias al flujo comercial y por supuesto que no se avance nada en la coordinación macroeconómica. Hoy mismo lo estamos sufriendo todos con estas devaluaciones que alteran los términos de competencia. Siempre habrá buenos y no tan buenos momentos en cada país, pero su proceso de integración, su institucionalidad, no puede estar subordinada a esos vaivenes. Se precisan leyes, normas, acuerdos permanentes. De lo contrario, estaremos siempre dependiendo de los buenos o maloshumores de los gobernantes, o de sus conveniencias políticas de momento. Con esa idea fue que se construyó en su día el Mercosur, que vivió ocho años de expansión, y a partir de la devaluación brasileña de 1998, se alteraron sus equilibrios. Hace falta un sinceramiento real, porque ya no es aceptable que se hagan hermosas declaraciones y luego terminemos que al menor inconveniente interno, privilegiemos lo nacional a lo regional, que es lo que desgraciadamente ocurre”.

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

2 Comments en "Entrevista con el doctor JULIO MARÍA SANGUINETTI, ex Presidente de Uruguay"

  1. esteban durañona | 13 Mayo, 2015 at 11:38 am |

    El doctor Sanguinetti es un gran señor que demuestra por si solo, con su presencia y personalidad, lo distinto que es a quien gobernó su país ultimamente y me refiero a Mujica un tupamaro que hizo de las suyas

  2. Moisés Bucchiarelli | 15 Mayo, 2015 at 12:09 am |

    Uruguay también ha pasado de las suyas y allí los tupamaros cuyo fiel representa es Mujica y no el último,dejaron un desagradable y triste recuerdo. El nuevo intendente de Montevideo también es un representante algo más cuidadoso de los “Tupas”. Tan capaz de cometer hechos de gran violencia como lo hizo Mujica. Lo que no se sabe si aún mantiene esa capacidad o reflexionó. Pero nunca ninguno de estos terroristas tanto en la Argentina como en el Uruguay pidieron perdón y mostraron su arrepentimiento con acciones concretas como la de sacar dignamente a un país adelante explicando que la violencia es un error que jamás debiera repetirse

Comments are closed.