En el mundo sobran capitales para invertir. Lo que falta son buenos proyectos. Gran oportunidad para la Argentina

Mejor "onda", imposible ...

Los gestos de OBAMA en Buenos Aires, en ese sentido, son alentadores. Promesas que podrán materializarse, pese al cambio de Gobierno en Washington

 

Y esto sucede justo cuando los datos marcan que la participación de los Estados Unidos en el comercio exterior de la Argentina es la más baja en 80 años. De modo que si bien serán alentadores los primeros cambios, no habrá que olvidar que también ayudará el efecto rebote.

Los números negativos en la relación comercial bilateral, dejaron cifras muy duras para la Argentina durante el kirchnerismo. A esto hay que remarcarlo, y son del orden de casi 30.000 Millones de dólares, durante ese período.

 

Diferencias difíciles de revertir en el corto plazo, pero, habida cuenta de la situación que describe el título de la presente nota, se puede ser optimista, rezando para que los deseos manifestados por Empresarios estadounidenses importantes, presentes en los encuentros durante la visita del Presidente estadounidense a la Argentina, no desfallezcan de ahora en más. Sólo hay que esperar que se genere la confianza, y agradecer que han surgido proyectos no sólo durante el viaje de OBAMA a la Argentina, sino mediante algunos acuerdos comerciales que ya venían estudiándose. No hay que olvidar que mientras estuvo el kirchnerismo gobernando la Argentina, no resultaba sensato ni siquiera intentar algún acercamiento. Por otra parte, así como ha empezado a suceder en los últimos dos años con respecto a Brasil, de parte de las grandes empresas internacionales, en cuanto a una notoria baja en el interés de invertir en ese país, esa misma actitud ya la había sobre la Argentina, con la diferencia de que quienes tienen en observación a Brasil, manifiestan un mayor optimismo en que allí los problemas se resuelvan a corto plazo. Esa confianza la genera la fortaleza institucional que el país vecino ha sabido conseguir, por sobre la gran incertidumbre que se creó en la Argentina con un Gobierno tan o más corrupto que el de Brasil, pero con el agravante de su debilidad en los controles constitucionales.

 

De cualquier modo ahora, y con el cambio de Gobierno en Buenos Aires, hubo datos sugestivos en la reciente visita presidencial norteamericana. Entre los más destacados figura la cantidad y calidad de hombres de negocios que conformaron la comitiva oficial de ese viaje. Y otro dato al respecto fue presentado por el Presidente de la AmCham, la poderosa Cámara de Comercio de los Estados Unidos de Norteamérica, JUAN VAQUER, quien dijo que esos hombres de negocios prometieron invertir aquí 16.100 Millones de dólares, lo que, a juicio del mismo VAQUER, eso generaría 18.300 puestos de trabajo en el país, en 4 años.

 

También suena alentador para el sector ruralista, tan castigado en los últimos años, el informe que la Sociedad Rural Argentina hizo llegar a los Medios, explicando las razones para potenciar la agroindustria a partir del comercio con los Estados Unidos.

 

País este, que tendrá sus elecciones presidenciales el próximo 8 de Noviembre, la número 58 en su sucesión cuatrienal. A la fecha no hay certezas de quien será el sucesor de BARACK OBAMA, en un proceso electoral particular, donde muchos estadounidenses no están conformes con quienes van presentando triunfos parciales, ya sean Demócratas o Republicanos, situación que los mismos ciudadanos comunes atribuyen a un fenómeno sucedido repetidamente en la Argentina: No hubo importantes candidatos para ser elegidos.

 

La política estadounidense se caracteriza por su continuidad en la mayoría de los rubros que en la misma intervienen. Esto no significa que quien suceda al actual inquilino de la Casa Blanca siga rigurosamente con los proyectos en curso que reciba, pero hay aspectos en los que se logran consensos en el Parlamento. A Estados Unidos le conviene que a la Argentina le vaya bien y que este último país no sufra nuevamente procesos que atenten contra el desarrollo económico y social, como los que recientemente el mismo ha atravesado.

 

Este simple razonamiento es lo que puede fortalecer la esperanza de que las promesas que muy seriamente dejó OBAMA en la Argentina, se mantengan y puedan cumplirse, en tanto y en cuanto, claro, la Argentina- no sólo su Gobierno sino su pueblo todo-, esté de acuerdo en eliminar para siempre ideologías alocadas sostenidas por grupos mafiosos que tanto afectaron al país recientemente.

 

 

5 Comments on "En el mundo sobran capitales para invertir. Lo que falta son buenos proyectos. Gran oportunidad para la Argentina"

  1. Bueno, me deja más tranquilo ahora con lo que dice la nota, espero que podamos creerlo con el paso del tiempo

  2. Daniel Pujol | 1 abril, 2016 at 11:21 pm |

    No deja de darme temor que una vez mas aparezcan las frustraciones en la Argentina. Veo que hay funcionarios muy jovenes y que al lado de los viejos politicos parecen nenes de pecho. Se los van a comer crudos

  3. Justiniani Raúl | 1 abril, 2016 at 11:48 pm |

    Me alegra un poco de relajamiento sonrisas y cordialidad después de tantas peleas que hemos padecido con los locos adams-kirchner

  4. Pedrito Ruibolt | 2 abril, 2016 at 10:19 pm |

    Si, todo muy lindo pero hay que remarla hermano

  5. Raulo Cepeda | 5 abril, 2016 at 11:22 am |

    Vamos a ver ahora como justifica lo de Panamá el presidente

Comments are closed.