En 1960 el pueblo cubano fue obligado a abandonar la fe cristiana, por disposición de un Dictador, loco y asesino

Viejo dicho aquí en la Argentina: “Amigos, son los amigos …”

¿Cómo podríamos querer los cubanos, al Papa Francisco?
El Papa, Obama, Fidel y Raúl Castro, y un triste plan

Fidel Castro decretó en 1960 en la declaración de la Habana el carácter socialista y ateo de la revolución cubana. Desde entonces ha intentado apartarnos de la Iglesia Católica a todos los cubanos de fe.

¿Como podríamos querer los cubanos al Papa Francisco?

Es imposible quererlo luego de que avala y pretende que terminen impunes quienes han sometido al país por más de medio siglo a los más grandes atropellos, a asesinatos masivos, a decenas de años de cárcel solo por pensar diferente, a la separación de miles de familias y a la riesgosa huída del país, en la que en muchos casos también provocó la muerte de los involucrados.
¿Donde quedó para nosotros los cubanos aquella frase de Francisco tan celebrada por el mundo:

“Mi palabra no es la de un enemigo ni la de un opositor. Solo me interesa procurar que aquellos que están esclavizados por una mentalidad individualista, indiferente y egoísta, puedan liberarse de esas cadenas indignas y alcancen un estilo de vida y de pensamiento más humano, más noble, más fecundo, que dignifique su paso por esta tierra”.

¿Porque aún en estos mismos momentos, muchos cubanos siguen escapando como pueden de la isla? Esto significa que quienes conocen el verdadero castrismo, no el que vende el Papa, saben que las libertades seguirán siendo imposibles en nuestro país.

Pocas semanas atrás, en un torneo deportivo internacional, fueron varias decenas, quienes “fueron tumbando” (Expresión que usamos los cubanos para señalar que se abandona un lugar a las corridas o escondiéndose) y escaparon del control de sus vigiladores que siempre los acompañan, para seguir recordándole al mundo que no somos ni seremos libres por ahora.

También por la misma fecha tres dentistas que estaban estudiando en los Estados Unidos, por un intercambio con el gobierno castrista, se quedaron en “La Yuma” (Así nombramos los cubanos a los EE.UU, entiendan que muchas veces o la mayoría de ellas debemos hablar en clave para hablar de ciertos temas, sino, corremos el riesgo de ir presos en el mejor de los casos). Hay muchos otros casos en distintos lugares del mundo….

En este contexto nos preguntamos: ¿Qué sentido tuvo que el candidato oficialista argentino, a la presidencia de su país, Daniel Scioli, hiciese una visita única al exterior, al menos en estos momentos, para dar un abrazo a Raúl Castro? ¿Habrán tomado en cuenta los argentinos lo que este mensaje representa?. Scioli también frecuenta al Papa Francisco y me ha hecho llegar el dato, un matrimonio de amigos argentinos, que fue este religioso quien le pidió que hiciera ese viaje. Es sabido que entre los protegidos de Francisco está también la actual presidente Argentina. Como cubano latinoamericano y defensor acérrimo de las libertades humanas no puedo dejar de advertirles del gran temor que me conmueve.

¿Y este payasesco y no creíble proceso de amigamiento entre los Estados Unidos y Cuba? Que no queden dudas que fue pensado y puesto a andar por el Papa Francisco, haciendo posible así la impunidad de sus amigos, los Castro, luego de las atrocidades que cometieron durante toda su vida. Una cuestión ideológica inconcebible en quien dirige la iglesia, y no debemos pasar por alto que en su reciente gira por Latinoamérica el Papa mantuvo varias reuniones con los más comprometidos jerarcas de los movimientos guerrilleros y asesinos de los años setenta, a quienes alabó en todo momento, dejando mensajes inadmisibles ante los fieles, muchos de ellos confundidos ahora por la falsa información que dio el Papa. No hay que olvidar además, que los hermanos Castro fueron los principales aleccionadores y sostenedores de esos movimientos terroristas en la región.

Un Papa que falsea la verdad en función de una ideología particular que se contradice enteramente con los principios del cristianismo es, cuanto menos, poco querible y creíble para la mayoría de los cubanos.

RIGOBERTO VALENZUELA (Nombre irreal puesto sólo como formalidad para evitar represalias en mi querido país, Cuba)

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

2 Comments en "En 1960 el pueblo cubano fue obligado a abandonar la fe cristiana, por disposición de un Dictador, loco y asesino"

  1. el estado de ánimo de los cubanos se entiende lo que no se entiende es porque ha hecho lo que ha hecho el papa

  2. Rolo Temple | 22 Agosto, 2015 at 10:45 am |

    ¿En serio, no entendés Marcelo? ¿No serás uno más de los que lo tienen a este papa idealizado?. Abrí los ojos

Comments are closed.