Empresas y RSE: Programa para concientizar acerca del respeto a las normas de tránsito, de Fundación ANDREANI

Uno de los talleres, en plena actividad

Entrevista a los Voceros de la Fundación. Acción dirigida a alumnos de quinto grado, sus familiares y Maestros

 

 

De gran utilidad práctica es la iniciativa que lleva adelante la Fundación ANDREANI con un Programa de Educación Vial, cuando en la Argentina las consecuencias que provocan los hechos de tránsito, conforman uno de los índices más altos de muerte y graves daños en la población.

 

Responden a las preguntas de ENFOQUES POSITIVOS, quienes actuaron en la ocasión como Voceros de la Fundación mencionada: MILAGROS VELASCO, Coordinadora del Programa Cultural de la Fundación ANDREANI, y MIGUEL ROMERO, Coordinador del Programa de Tránsito Seguro, del Grupo Logístico ANDREANI.

 

A continuación la nota obtenida:

 

P: ANDREANI se encuentra en plena tarea de llevar adelante su Programa de Educación Vial con 50 talleres para niños de 5° grado. ¿Podría ampliarnos esta información con los detalles que le sean posible? 

 

R: “Milagros Velasco: Desde la Fundación Andreani lanzamos la primera edición del Programa #AndreanixlaEducaciónVial, una iniciativa que nos permite visitar escuelas y educar a los niños sobre las normas de tránsito y la necesidad de respectar ciertas pautas para alcanzar una circulación más segura.

 

Apuntamos a la enseñanza de estos temas desde temprana edad y entendemos que las actividades lúdicas son la mejor manera de llegar a los niños. Esperamos que realmente absorban todos los conocimientos e implementen buenas pautas de comportamiento en la vía pública diariamente.

 

Estos talleres recreativos se dictan en escuelas tanto públicas como privadas, de Capital Federal y GBA, cercanas a las plantas de Andreani, como Benavidez, Barracas, Avellaneda, Florida, Malvinas Argentinas, entre otras.

 

El objetivo de las jornadas es enseñar a los niños pautas de tránsito y seguridad que les sean útiles en la vida cotidiana, desde cómo llegan a la escuela, cómo ejercer sus funciones y responsabilidades como peatones, hasta como deben comportarse sus padres conductores.

 

Luego del taller se llevan material para reflexionar en familia; además de llegar a los niños, también apuntamos a alcanzar a su entorno.

 

Estamos muy contentos con los resultados al momento y nos es gratificante ver cómo los chicos se entusiasman con los juegos, se involucran y se divierten aprendiendo”.

 

 

P: ¿Qué fue lo que los movilizó para hacerse cargo de esta tarea? ¿Acaso la experiencia cotidiana que advierten los choferes de la Empresa, en el comportamiento de los conductores argentinos?

 

R: “Miguel Romero: Esta iniciativa en las escuelas es parte de un programa integral que tenemos desde hace varios años y que tiene que ver con la responsabilidad que asumimos desde Andreani en relación al tránsito seguro, y que incluye varias acciones orientadas a distintos públicos.

 

El programa integral se llama “Tránsito Seguro”; ya lleva  9 años y nació en principio con acciones orientadas a transportistas de larga distancia. Después fuimos creciendo en evaluaciones a transportista y postulantes con exámenes médicos y de manejo, siempre apuntando a la profesionalización del sector.

 

Posteriormente fuimos ampliando hacia otras áreas. Y nuestro próximo objetivo para este año es avanzar más en acciones en el interior. Además, paralelamente, estamos trabajando con conductores de motos, que consideramos un terreno importante en los tiempos que corren.

 

Estas iniciativas están dando resultados efectivos, los transportistas están alineados con la educación vial a través de capacitaciones. Están totalmente capacitados; también hay un plan que tiene que ver con conducción racional y defensiva, y otros conceptos de primeros auxilios.

El programa incluye también gestión ambiental”.

 

P: ¿Entienden ustedes que será fácil lograr esa concientización que todos esperamos, en cuanto al respeto que se merecen las leyes de tránsito?

 

R: “Miguel Romero: Es un proceso, pero estamos trabajando hace tiempo con iniciativas, tanto para dentro de la compañía como hacia la comunidad.

 

La acción “Andreanixlaseguridadvial”, que es la que apunta a escuelas, la comenzamos a desarrollar desde hace un año junto a Foro 21, referentes en proyectos educativos.

 

Milagros Velasco: Apuntamos a niños pequeños (de 9 ó 10 años) porque en esa edad en particular tienen la capacidad de aprender las reglas y respetarlas a rajatabla, entonces es un modo de educar pensando a futuro. Incluso los chicos tienen la posibilidad de trasmitirlo a sus familiares y de reflexionar con ellos, ya que no sólo ellos mismos respetan las normas, sino que tienden a persuadir a su entorno a cumplirlas.

 

Nuestro objetivo también es que los niños entiendan que no sólo los que manejan representan la seguridad vial, sino que los peatones también intervienen y son claves en la dinámica de la educación vial”.

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS