“El síndrome del converso”. Artículo del doctor GUSTAVO IGOUNET. Figuras de la Argentina hoy afectadas

Gustavo Igounet

“En política y en los juegos de poder, el converso es el más brutal enemigo y hasta verdugo de su pasado oculto”, dice un párrafo del presente trabajo

El autor es Abogado penalista y constitucionalista, Oficial del Ejército, especializado en estrategia y análisis de Inteligencia. He aquí su trabajo:
“EL SÍNDROME DEL CONVERSO

Este síndrome consiste en lo que los Psicólogos detectan en quienes embanderados en una ideología radical, se ven forzados a abandonarla y, para que no se note aquella vieja identidad, se transforman en los peores y más acérrimos detractores del status quo que antes predicaban hasta fanáticamente” (el estudio que tomé de ejemplo, se puede leer en la web, “el Síndrome del Converso”, por Guillermo Fariñas Hernández, un cubano que analiza la ferocidad de los conversos que antes apoyaban al régimen y ahora se ven forzados a ocultar aquellas simpatías estigmatizantes).
Este síndrome que se ha manifestado a lo largo de toda la historia de la humanidad y siempre se caracterizó por el encono conque los conversos persiguen a sus antiguos conmilitones o correligionarios, es el que va a afectar a Martín Lousteau. Lousteau es un traidorzuelo liberal que ofició de funcionario del gobierno K y hasta participó de medidas políticas nocivas para la economía regional, a sabiendas que dañarían las potencialidades industriales del país. Su formación y su naturaleza lo emparentan más bien con el espacio que lidera Macri que con el de Recalde. El Frente para la Victoria, derrotado olímpicamente en Capital Federal y muy temeroso del auge del PRO, decidió apoyar a su ex funcionario en este balotaje PASO. Es sabido que el izquierdismo, que carga también por naturaleza con una pesada mochila de resentimiento y odio, hubiera votado a Drácula (como ejemplifica con gracejo e ingenio, el analista Fernández Diaz en La Nación), con tal de acotar el vuelo de su oponente liberal. Tan liberal como posiblemente lo sea Lousteau a pesar de su declamada posición “socialdemócrata” (de valor meramente enunciativo y especulativo, con afán de sintonizar de un modo más armónico con su socia, la UCR). La izquierda radical y militante es altamente disciplinada. Jamás se hubieran ido de vacaciones si de hacer daño al oponente se trata. Así, a su 25% anterior, Lousteau se vio beneficiado por el 22% obediente del Frente Para la Victoria. Es decir, su buena performance, no es suya, sino que la obtuvo mediante otra traición, esta vez en perjuicio del acuerdo “CAMBIEMOS”.
Esta circunstancia lo empujará inexorablemente al “síndrome del converso”, pues deberá demostrar que él es la oposición del kirchnerismo, no su aliado ni su empatizante. Deberá demostrar y convencer a todos que él es “CAMBIEMOS”, es decir, morderá furioso la mano de quien le dio de comer, con tal de recuperar su identidad opositora, que es la que lo parió …
Lousteau va a ser más anti K que Rodríguez Larreta. Y Mauricio Macri se equivocaría nuevamente si se corre a la izquierda, pensando que va a lucir mejor en una vidriera ecléctica. Porque entonces, el “converso” es quien se va a constituir en el faro de todos los que quieren que el kirchnerismo desaparezca para siempre de la faz de la tierra y resurja la República, con sus instituciones eficaces, pero impolutas (calidades que no son excluyentes). Según yo lo veo, Lousteau y su sector, va a ser la peor pesadilla del kirchnerismo. Traicionar de nuevo, le cuesta poco …, y zurdito no es. Yo lo describiría como un economista liberal, de Barrio Norte, con escasa definición ideológica y anticomunista, aunque digan que en él no se puede confiar por provenir del Frente Para la Victoria. Es cierto que no es confiable, pero no por su procedencia funcional, sino por su tendencia a traicionar y a ocupar espacios en los que no cree.
Los “conversos”, en la España medieval, fueron más papistas que el Papa. En política y en los juegos de poder, el converso es el más brutal enemigo y hasta verdugo de su pasado oculto. Sin ir más lejos, veamos el ejemplo de Zaffaroni, juez del Proceso y autor jurídico de doctrina pro militar en la que sostuvo que “matar era constitucional” y, luego, traicionando sus juramentos y para ocultar su origen, militó en el bando abolicionista y se transformó en el más acérrimo enemigo y ejecutor de todo lo que representó durante el Proceso Militar”.

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

4 Comments en "“El síndrome del converso”. Artículo del doctor GUSTAVO IGOUNET. Figuras de la Argentina hoy afectadas"

  1. HUGO ALTAMIRA | 24 Julio, 2015 at 12:16 am |

    ME GUSTÓ MUCHO LA NOTA PORQUE DEJA EN EVIDENCIA A ZAFFARONI QUE AHORA PASÓ A GANAR MÁS PLATA TODAVÍA ROBÁNDOLE A LA OEA

  2. 11Marta Peroni | 26 Julio, 2015 at 2:55 pm |

    Dr IGOUNET incomparable su nota, no pude ver en niángun comentario del pasado balottage un retrato mas perfecto del ambicioso losteau y lo pongo en minuscula porque no merece ni siquiera escribirlo como apellido. FELICITACIONES!!

  3. Mariana Alfonsin | 27 Julio, 2015 at 2:08 pm |

    Está clara la nota del doctor Igounet pero lo que relata no es solo aplicable a Lousteau sino a la gran mayoría de los políticos. Hay que verlo también en el PRO donde hay una diputada que vino volando zitzagueando y cayó allí. Hasta ahora es disciplinada pero nunca se sabe

  4. Ja, ja, ja, me río de solo pensar cuantos “conversos” hay en la política de la argentina y también en las ideologías. Hay zurdos que se han convertido y mal, porque de tan confundidos que han estado cayeron en otro lugar más o menos igual. es como cuando se dice pasar de Guatemala a Guatepeor

Comments are closed.