El Portal viaja al interior del país. Un candidato de lujo en Tucumán

Doctor Marcos Aníbal Rougés

Provincia muy atacada y sometida por lo peor de la Política, durante muchos años

Sus habitantes muestran signos de querer quitarse de encima el sometimiento que le provocó el sector de la Política que dominó el escenario local. El mismo estilo que durante el Gobierno kirchnerista condujo al país, se asentó en Tucumán, como en otras provincias argentinas.

ENFOQUES POSITIVOS ha decidido entrevistar a quien, sin llegar desde la Política hoy aspira a un importante cargo político electivo. Aire fresco y sano para los tucumanos.

El Portal lo presenta, como el mismo protagonista lo hace: “Soy Marcos Aníbal Rougés, tucumano, abogado y padre de familia”. Y aquí se agrega: Se trata de un respetable abogado del lugar, miembro de una muy antigua y prestigiada familia tucumana. La Argentina no es sólo Buenos Aires, y la provincia de Tucumán es dueña de una historia y cultura excepcionales. La califica así, también, el Escritor ABEL POSSE, casualmente entrevistado en esta misma Edición del Portal.

Seguidamente se transcribe el diálogo mantenido entre EP y el doctor MARCOS ANÍBAL ROUGÉS:

Doctor, nos enteramos de su arribo a la Política. Cuéntenos, por favor, si cuenta ya con alguna experiencia en puestos de Gobierno, y a qué cargo apunta su candidatura actual:

 “Muchas gracias por su pregunta, Carlos. Actualmente estoy postulado para Legislador. Pero sí tengo una vasta experiencia en la Función Pública. He sido Secretario y Juez en Tribunales. Pero aparte de eso he sido Consultor y Asesor de muchos organismos públicos como la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones de San Miguel de Tucumán, el Directorio de Nación Fideicomisos S.A., la Corporación Buenos Aires Sur S.A. (en este caso específicamente para la confección de Pliegos de Iniciativa Privada para la formación de lo que hoy es el Centro Metropolitano de Tecnología), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, y el Ministerio de Gobierno”.

Acerca de su alto prestigio personal y profesional, nos han hablado varios tucumanos. ¿No teme acaso que ese tan buen concepto, seguramente obtenido con mucho esfuerzo personal, se vea afectado hoy al ingresar usted a un escenario tan repudiado y con altos índices de corrupción?. Ojalá nos tape la boca con su respuesta:

“Sinceramente es un problema que debí considerar con toda objetividad. Tanto la maledicencia como también quizá la tentación van a estar a la orden del día. Pero la honestidad es algo que se practica y no solamente se declama. Si uno tiene la oportunidad de poner sus muchos o pocos talentos a disposición de la comunidad, y no lo hace por miedo a involucrarse, y terminará siendo deshonesto hacia los demás, al perder la autoridad moral para criticar a quienes sí se involucran. Desgraciadamente si mucha gente buena evita involucrarse en la política por esos motivos, y conforme al concepto de que “una mancha más qué le hace al tigre”, la política terminará convertida en un espacio reservado a quienes no tengan honra ni prestigio que defender. Con lo cual se generará una “profecía autorrealizada” y la política se convertirá casi en un espacio reservado a gente dudosa”.

Sí, doctor ROUGÉS, efectivamente nos tapó la boca …

Muchos lectores, la gran mayoría, cuando toman contacto directo con esta Redacción, nos dicen que están totalmente confundidos y que no encuentran candidatos creíbles y coherentes para las próximas elecciones, sea cual fuere su lugar de votación, en todo el país. ¿Qué puede decirnos al respecto?.

“Creo que por un lado existe una discusión incorrectamente planteada acerca de quién es el dueño de los votos. Algunos dicen que el voto pertenece al candidato, y otros dicen que el voto pertenece al partido. Yo creo que los votos pertenecen siempre a los votantes, en el sentido de que la conducta tanto de los candidatos como de los partidos debe regirse por los mandatos implícitos de los votantes. La falta de confiabilidad deriva de ese divorcio entre el votante, el partido y el candidato.

Es que existe un gran divorcio entre los temas que preocupan a la gente y los diversos discursos de los políticos. Aparentemente ellos carecen de empatía hacia los problemas ajenos y se ven como amos de la gente y no simplemente como representantes de sus votantes, y por ende consideran que son ellos los que imponen a los votantes qué temas deben tratar y qué temas no. Un representante genuino –por ejemplo un abogado- que pretendiera imponer a su cliente qué problemas deben importarle y qué problemas no, se quedaría sin clientes. El cliente busca soluciones, no que le nieguen los problemas ni que le digan qué debe preocuparlo y qué no. Pero los políticos pretenden imponer a sus votantes sus propias condiciones. Con la Seguridad, la gente clamaba por la inseguridad y se le contestaba que era una “sensación”. Con el aborto, se juntaban millones de personas para oponerse, y los políticos –tanto oficialistas como opositores- decían que no era un tema importante. Lo mismo ocurre con la inflación, con las subas de precios y tarifas, con la inestabilidad del dólar, etcétera. Si algo es importante para la gente, es de por sí importante justamente por ese motivo. La negación voluntaria de la realidad por los políticos genera confusión al momento de votar, porque la gente no sabe qué van a hacer los candidatos que omiten siquiera considerar los temas que a ellos les interesan, o peor aún, que para no perder votos no dan respuestas claras.

Por mi parte, para evitar que se diga que huyo de las definiciones, aclaro que soy definitivamente pro Vida, habiendo promovido Amparos para destacar la aberración constitucional que significa que se trate en la Legislatura temas que están ya incorporados en la Constitución Nacional, que ya ha dado una respuesta categórica. Aparte de eso, estoy fuertemente preocupado por la Inseguridad y por la falta de justicia (tengo escritos dos libros sobre ese tema), y también estoy convencido de que se debe tener más consideración por la víctima que por el victimario. Admiro la civilización occidental y cristiana en que vivimos, y soy un convencido tanto del valor de la individualidad, como de que la misma se desarrolla mejor dentro de marcos de contención que permitan su mejor crecimiento, que son básicamente la familia y la patria”.

¿Cree usted que en los últimos años se ha manifestado una corriente dentro de la política de las provincias, tendiente a erradicar definitivamente los feudos que gobiernan en varias de ellas y así abrirlas a la democracia?:

“Los feudos en las Provincias son un grave problema que viene desde los albores de nuestra organización nacional, y efectivamente algunos partidos políticos buscan modificar eso, aún cuando a mi juicio resultaría exagerado considerar a esas tibias manifestaciones como una corriente. Los feudos y el clientelismo constituyen la manifestación de un problema más general, que es el dirigismo y su consecuencia inevitable, la falta de trabajo. Eso solamente se puede resolver generando alternativas superadoras. En un país próspero y libre en el que resulte sencillo armar cada uno su propia empresa, los clientelismos desaparecerían naturalmente. Pero mientras el Estado sea un obstáculo casi insalvable al desarrollo de la iniciativa privada, desgraciadamente seguirá existiendo el clientelismo y por ende los feudos. Son en definitiva un subproducto del estatismo, que hace que resulte más rentable aceptar ser un cliente favorecido, que ser un emprendedor libre”.

 

Nota de la Redacción:

 Direcciones del doctor Marcos Aníbal Rougés:

Facebook: marcosrougesok . Instagram: @marcosrougesok

1 Comment on "El Portal viaja al interior del país. Un candidato de lujo en Tucumán"

  1. RUBEN NEGRITTI | 30 mayo, 2019 at 8:57 pm |

    TAL VEZ ESTA SEA LA FORMA, PERSONAS INTELIGENTES Y PREPARADAS PERO QUE NO ESTÉN CONTAMINADAS CON EL AMBIENTE SUCIO Y DE BAJO NIVEL DE LA POLÍTICA. LOS ARGUMENTOS QUE DA EL DR ROUGÉS CUANDO CUENTA QUE MEDITÓ ACERCA DEL RIESGO DE LA CONTAMINACIÓN TAL VEZ SEAN INSUPERABLES, POR LO VERDADERO, COHERENTE Y EL SENTIDO PATRIÓTICO QUE ESAS RAZONES ENCIERRAN

Comments are closed.