El libro que rescata la presencia de alemanes en la Argentina, desde hace 500 años

Regula Rohland de Langbehn

Fue presentado en el curso de la presente semana por la Profesora REGULA ROHLAND (*)

El acto se desarrolló en la sede del Club Alemán en Buenos Aires, con la magnífica vista que se tiene de la ciudad, desde el lugar. Contó con la presencia de una importante representación de la comunidad de habla alemana, a nivel social, cultural y empresarial, y estuvo presente el Embajador de Alemania en la Argentina, JÜRGEN CHRISTIAN MERTENS.

REGULA ROHLAND* fue la traductora de una obra anterior escrita en alemán, que requería ser actualizada. Un trabajo de investigación muy importante fue realizado en la ocasión, por esta Profesora que posee importantes antecedentes profesionales, según podrá verse al pie de la presente nota.

Ella misma se prestó a una entrevista con ENFOQUES POSITIVOS, la que se transcribe a continuación:

500 años de presencia en el país, de parte de la comunidad alemana, es una enormidad. Es posible imaginar cuántos sucesos, positivos y negativos, encierran esas relaciones. En primer lugar, ¿Qué impresión, a su juicio, causará al lector tomar contacto con esa intensa y extensa realidad?:

“Los conocimientos sobre los alemanes en la Argentina suelen limitarse a lo sumo a los doscientos años de la República desde que Rivadavia permitió una inmigración europea amplia. Los trescientos años anteriores no se toman en consideración, porque no vinieron más que contados individuos que no procedieron de España. Lo interesante en este libro es, que hace ver la riqueza de las relaciones tempranas entre los reyes españoles, los Austria, con su país de procedencia, el Imperio Alemán, que no tuvo una parte significativa en la conquista de América, pero estaba a punto de participar a partir de las concesiones dadas por Carlos V a las casas comerciales de las familias Fugger y Welser. Surge así un panorama amplio de la historia de América en el que se muestran los ocasionales actores germanos, tal como el conocido Ulrico Schmidl, cronista de la conquista, como un grupo numeroso de jesuitas y como algunos tempranos científicos que participaron de la exploración de este continente. Lo que logra el libro es, sacar del olvido y reunir en una sola historia estos aislados sucesos, lo que lleva a una percepción de continuidad referida a los rasgos individuales de las personas retratadas: su tenacidad, su fuerte personalidad, su capacidad de manejarse en situaciones límite. El libro constituye así de entrada como carácter alemán, un carácter que no es el común y silvestre, sino el de individuos privilegiados y excepcionales, lo que predispone muy favorablemente al lector para la historia de los inmigrantes de los siglos XIX y XX. No se advierte tan fácil que, llegando en números cada vez más grandes, los inmigrantes germanos en realidad constituyen otra realidad, menos heroica”.

¿Cuál ha sido la más fuerte inclinación de los alemanes en la Argentina?. ¿Prevaleció el trabajo, la vida comunitaria y ordenada, la responsabilidad social, la solidaridad …?: 

“Una característica de varios emprendimientos alemanes es el espíritu paternalista que los llevó a proveer para sus obreros y empleados barrios habitacionales dignos y convenientes, ejemplos se pueden ver en Quilmes, hubo un barrio en Olavarría construido por Carlos von Bernard, hubo el de Mercedes Benz en González Catán, ya desmantelados. El libro insiste especialmente en la calidad de realización de los alemanes, más que en su carácter emprendedor o organizador. Lo limpio, lo ordenado, la buena calidad del trabajo realizado. También, la idea de transformar el país elegido en un país que tuviera un carácter como el propio, previsible, democrático, con fuertes apoyos sociales”.

Algo ya adelantó en respuestas anteriores, pero tal haya más acerca del carácter emprendedor de los alemanes, y en cuáles rubros actuaron aquí …

“El libro atribuye a los alemanes un carácter emprendedor en muchos sentidos. Luego de los participantes de la conquista, de indudable capacidad emprendedora, a partir del siglo XIX muestra pioneros en diversos rubros de actividades: la introducción de razas de animales de cría, la explotación ordenada de la tierra, la exploración y explotación minera. Algunas ramas del comercio, como el de la lana tenían actores alemanes relevantes. Durante la primera mitad del siglo XX en la Argentina hubo grandes capitales alemanes trabajando en infraestructura y grandes estructuras, y organizando emprendimientos fabriles y comerciales de todo tipo. Las universidades argentinas absorbieron numerosos científicos alemanes, geógrafos, ingenieros, topógrafos, exploradores de montañas. Este aspecto es muy trabajado en el libro (cap. VIII)”.

¿Cuántas familias de ese origen son nombradas en la obra?. ¿Hay muchos apellidos que resistieron el paso del tiempo con su presencia en la Argentina? 

“Se nombran más que mil apellidos en el libro, casi todos alemanes de gente que hizo su vida en la Argentina y trajo o formó familia. Desde luego son un porcentaje muy pequeño de los muchos miles de alemanes que llegaron a estas costas. Muchos de los que encontramos en la lista de nombres fueron absorbidos en la sociedad argentina, incluyendo la capa más rancia de la sociedad, como las familias Frers o Niebuhr, habiendo perdido después de la segunda o tercera generación la conexión cultural y la lengua. Entre los individuos que hoy son líderes en la colectividad de habla alemana encontramos muy pocos mencionados en el libro, como la familia Alemann, de procedencia suiza, de la que se nombran siete individuos. Dueños del diario Argentinisches Tageblatt, los actuales dueños pertenecen a la cuarta generación y sus bisnietos forman la séptima. Se pueden rastrear muchos otros individuos importantes entre las familias de extracción alemana de largo arraigue, solo mencionaré a los Stegmann, antiguos estancieros, tienen todavía descendencia conocida; mencionaré que hay profesionales de la familia Vernet (de Hamburgo) cuyo ancestro fue gobernador de las Islas Malvinas antes de la ocupación por los ingleses, y el hecho de que se leen algunas notas culinarias de Francis Mallmann, de cuyos antepasados, comerciantes, se nombran tres en el libro. Muchas familias todavía están. Pero en cuanto los individuos líderes de ahora se constatará que no pertenecen a estas familias de largo arraigue, sino que son hijos o nietos de inmigrantes más recientes. Es que no se ha formado entre los alemanes o hablantes del alemán una élite permanente local: los individuos de mayor perfil se integraron en la capa social superior, compuesta mayormente por familias argentinas de otro origen, y así en todos los niveles sociales”.

¿Cuál otro dato considera usted que pueda dar una idea más acabada acerca de la importancia de este libro?. 

“El libro invita a completarlo y a discutir con él. Mencionaré unos pocos puntos:

La cultura alemana es un importantísimo acervo histórico del que cierta parte repercute muy sensiblemente en la Argentina. La música clásica, ante todo, algunos escritores, la filosofía alemana. En cuanto a la música, a mediados del siglo XIX se realizaron varios famosos conciertos –ante todo, La Creación, de Haydn, fue un gran evento social en Buenos Aires a mediados del siglo XIX– realizados por asociaciones de canto y de música alemanas, en las que participaban personas de gran relieve en su profesión como comerciantes o dueños de empresas, como David Krutisch y su mujer. La tradición de cantar en coros, ante todo la de coros masculinos, sigue viva, aunque rara vez produzca un evento de alto vuelo. Pero más tarde, los exiliados alemanes volvieron a tener un papel de gran importancia en la vida musical argentina, cuya repercusión, ante todo en la música clásica, persiste hasta el día de hoy.

Otro punto de importancia es la introducción de un movimiento socialista –causado por la expulsión de disidentes de izquierda en la era de Bismarck– en las dos últimas décadas del siglo XIX. El socialismo argentino tiene fuertes raíces alemanas que están siendo estudiadas en el país por importantes historiadores. El libro no desconoce estos méritos, pero no le merecen mayores comentarios.

Un tema que se podría agregar a este libro es el de la actuación de las congregaciones católicas alemanas en el país. Ejemplos son el padre redentorista Federico Grote, que en 1892 fundó los Círculos de Obreros Católicos; los padres de Verbo Divino que, aparte de su labor en Esperanza, Santa Fe, donde fundaron un colegio más que centenario, realizaron una gran labor misionera y educativa en Misiones; diferentes congregaciones fundaron escuelas en Buenos Aires, como el colegio Mallinckrodt, de las Hermanas de la Caridad Cristiana en 1905 y varios colegios de la Congregación del Verbo Divino. Se suele estudiar la iglesia evangélica alemana por su larga historia en la colectividad y como sostén de la cultura alemana en el extranjero. Por el contrario, la iglesia católica tendió más a abrirse a la población de habla hispana, privilegiando sobre los aspectos culturales étnicos su trabajo misionero”.

 

* “Regula Rohland <rrohland@gemail.com>. Dr. phil. Profesora Titular Consulta, UBA, estudió traductorado y letras románicas en la Universidad de Heidelberg. Se especializó en literatura española del tardío medioevo y comienzos del Renacimiento. Escribió los libros La unidad genérica de la novela sentimental española de los siglos XV y XVI (1999) y ‘A dos Luces’. El feminismo de la picaresca femenina hasta Defoe (2012). Fue Profesora Titular en la Universidad de Buenos Aires en la Cátedra de Literatura Alemana y Adjunta en la de Literatura Europea Medieval (Profesora Adjunta). Tradujo y editó libros y revistas académicas. Cofundadora del Centro DIHA. Tradujo con sus colaboradores de la cátedra de Literatura alemana de la UBA tratados históricos de teoría literaria, entre ellos la extensa correspondencia entre los poetas J. W. Goethe y F. Schiller, y obras dramáticas excelentes pero desconocidas en el ámbito hispánico (autores: Nestroy, Grabbe)”.

AGREGADO DE LA REDACCIÓN:

El libro “Los alemanes en la Argentina. 500 años de historia”, Biblos 2017, se puede conseguir en librerías Jenny y Cúspide, y en Centro DIHA (Centro de Documentación de la Inmigración de Habla Alemana en Argentina), Catalina de Boyle 3111, San Martín (Llamar a señora Mónica 15 5906 3924, o enviar a centrodiha@gmail.com. El precio actualizado es de 690,00 pesos.

3 Comments on "El libro que rescata la presencia de alemanes en la Argentina, desde hace 500 años"

  1. Fernando D´Amici | 26 abril, 2018 at 7:15 pm |

    Ha de ser interesante esta obra por cuanto la comunidad alemana y la de habla alemana en general ha dejado siempre buenos recuerdos en la Argentina

  2. Guadalupe Barcia | 26 abril, 2018 at 7:29 pm |

    Son una persona mayor y tuve en mi juventud muchos amigos de la comunidad de habla alemana que me dejaron gratísimos recuerdos, Me tocó trabajar con ellos

  3. La seriedad y formalidad con las que trabaja esta gente es envidiable. No hay empresas argentinas que copien los estilos de trabajo de los europeos y las diferencias entre las de alli y las de acá terminan siempre quedando a la vista. Y a través de los resultados también

Comments are closed.