El feriado que fue ignorado por muchos argentinos. ¿Una espontánea y genuina reacción en contra del populismo?

Macri necesita continuar en campaña casi permanentemente …

Asoma una mayor conciencia acerca de qué es lo que le conviene al país, y que, de una vez por todas, hay que trabajar …

 

Cierto es que la notable falta de acatamiento al feriado del último Viernes, contó con el componente de la necesidad material de los comerciantes y los cuentapropistas que decidieron no prestar su adhesión al mismo porque tenían que llegar a cubrir los gastos del mes. Y porque además se trataba de una fecha muy cercana al Día del Padre, lo que no se podía desperdiciar. Pero también se percibió una reacción negativa a la idea del feriado en sí, el no trabajar, el perderse ventas … El extenso feriado fue criticado por muchas personas, lo que representó un cambio importante frente a lo que sucedía en años anteriores, cuando tanto se festejaban esos largos fines de semana. Tampoco se manifestaron tantos viajes ahora, como era entonces. Habrán influido tal vez, los altos costos de los traslados -los pasajes y el combustible-, el gélido clima, los días tan cortos o la ausencia del sol, pero hubo malestar demostrado por quienes se resistían a volver a los años anteriores, con medidas tan demagógicas que al final perjudicaban a casi todos los argentinos.

¿Es legítimo creer que las expresiones contenidas en el precedente párrafo, ya se están manifestando en la Argentina?.

El Portal tomó en cuenta lo escuchado en su entorno y en la calle en general, en los mismos comercios donde sus responsables procuraban justificar la apertura en esa fecha, para que la situación no fuese interpretada como una falta de respeto al prócer homenajeado. Pero casi nunca faltó la referencia al hartazgo por tantos feriados que en definitiva debilitan la economía del país y fomentan la vagancia.

Es uno de los varios signos que se están advirtiendo, que podrían constituir la base para importantes cambios, tal vez a corto plazo. Algo que pareciera no tener en cuenta el Gobierno, con su reciente decisión de declarar feriado el Viernes 8 de Julio, para que la población cuente con otro fin de semana largo

Hay otras manifestaciones de parte de los argentinos que parecieran ir hacia una corriente de cambios, las que se expresan a través de quejas escuchadas en distintos ámbitos, aunque simultáneamente también aparecen ahora elogios hacia actitudes supuestamente exitosas del actual Gobierno, como las del apresamiento de sujetos que fueron buscados, o se simulaba hacerlo, durante todos los últimos años, sin lograrse aprehenderlos.

Es decir que, pese a tantas críticas, surgen, todavía algo tímidamente, reconocimientos a determinadas acciones gubernamentales, destacándose entre estas las referidas a la transparencia, al buen trato hacia quien piensa distinto –  entre estos las atenciones a los Gobernadores que no pertenecen a CAMBIEMOS-, y una prometida campaña a corto y mediano plazo, de realización de obras públicas, ya que el país necesita urgentemente reformular su infraestructura vial, de transportes y de seguridad física y jurídica.

Sin contar con la enorme demanda de trabajo que esas obras requerirán …

La mayoría de las quejas de los argentinos, sobre las necesidades que tiene el país, no pueden ser dirigidas todavía al macrismo. Sí, como suele señalarse en este Portal, el actual Gobierno se ha demorado en temas importantes, y en otros en los que además de la demora ha mostrado ineficacia y una cierta confusión en cuestiones de fondo. Tal, como lo es el caso de mantener inalterable la “Política de Estado” (RICARDO LORENZETTI dixit) de tener presos a los Militares que defendieron al país de un intento de ser este convertido en una dictadura similar a lo que hoy es Cuba o Corea del Norte.

Todavía puede decirse que la gestión de MAURICIO MACRI cuenta con un crédito de buena parte de la ciudadanía, pero el límite para perder el mismo no está lejos. Tendrá que seguir haciendo, el todavía nuevo Presidente, la mejor letra posible, y sumar soluciones a temas muy ásperos para el país y para una verdadera justicia, de tanto adoctrinamiento absurdo que la población menos preparada para descubrir las mentiras, y con escasos frenos para actuar fuera de la moral y de la ley, terminó naturalizándolo.