El especial enfoque de un calificado experto, en un tema de enorme importancia para la actualidad y el futuro del país

Siguiendo las entrevistas del Portal acerca de la deuda argentina (¿El kirchnerismo la amplió más?), hoy es el turno del doctor JUAN JOSÉ GUARESTI (n)

El autor del trabajo expuesto hoy, es Abogado, ex Director del Banco Central de la República Argentina (1983-1985), ex Profesor adjunto de “Análisis Económico Financiero” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, ha colaborado aproximadamente en 80 diarios y periódicos de la Capital Federal y de otras capitales y ciudades (La Nación, La Nueva Provincia, La Ley, Periódico Económico Tributario, La Gaceta de Tucumán, etcétera). Asimismo tiene una larga trayectoria en Radio y Televisión, Medios en los que actualmente participa, y en los que suele responder a cuestiones constitucionales y económicas.

Es también, Productor agropecuario.

Los lectores de ENFOQUES POSITIVOS habrán seguido en los últimos meses, la serie de entrevistas realizadas aquí a destacados Economistas de la Argentina, a quienes se les formuló especialmente una concreta pregunta, referida a, como lo anuncia el título de la presente, el endeudamiento del país, luego de tanta alharaca que hace la Presidente CRISTINA KIRCHNER y sus principales Voceros, cuando hablan de una disminución de dicha deuda, durante su gestión, y la de su marido NÉSTOR KIRCHNER.

Estas notas, o entrevistas, dadas por especialistas respetados por su conocimiento y trayectoria, han venido desmintiendo la aseveración del Gobierno.

El Portal pudo conocer la aparición, recientemente, de un trabajo del doctor GUARESTI, que hacía alusión al tema en cuestión, por lo que poco se tardó en solicitarle una nota especial para este Medio, a este calificado estudioso, y mucho menos tardó el mismo, por su conocida cortesía, en responder afirmativamente, y el que sigue es el texto recibido:

“Las reservas en dólares del Banco Central, no son reales”

Nuestro Gobierno miente en las estadísticas que emanan del INDEC con el objeto de estafar a los acreedores del Estado que tienen créditos que se actualizan mediante el índice de precios al consumidor. También defrauda a los acreedores que tienen sentencias judiciales firmes contra el Estado Nacional apelando a otro ardid que realiza el Ministerio de Economía: Multiplica el monto que surge de la decisión de los Magistrados que se debe pagar en bonos, por un coeficiente menor a la unidad y paga el saldo. Si, por ejemplo debe 10.000 bonos, lo multiplica por 0,80. El resultado son 8000 bonos, que es lo que les paga. Ya hay resoluciones judiciales contrarias a esta tramposa operatoria. No podemos ocultar que cuando se solicitó la colaboración del Cuerpo de Contadores de la Corte Suprema en una causa judicial “Albano , Carlos Alberto y otros c/ Dicon Difusión Contemporánea S.A. s/cobro de pesos”, Expediente 9914/88” que tramitó en el Juzgado Nacional del Trabajo Nro.33, quién dictaminara en nombre del Cuerpo de Contadores mintió alevosamente, y sostuvo que la operatoria descripta era correcta. Luego de las denuncias que se le hicieron a la contadora que había producido ese dictamen, no tuvo mas remedio que renunciar a seguir actuando y la Señora Juez a cargo terminó haciendo el trabajo y le dio razón a la actora. A la funcionaria del relato no le pasó nada, ni siquiera un tironcito de orejas.
Vista la generalizada impunidad, el Banco Central de la República Argentina ha adoptado tan lamentables ejemplos y también engaña al público diciendo que tiene 33.850 millones de dólares de reservas. No aclara, lo que es esencial, que la mayoría de esas reservas no están realmente disponibles porque son dólares prestados, o directamente son fondos ajenos depositados en el Banco Central o son títulos públicos del mismo gobierno. Esas reservas no pueden ser utilizadas para enfrentar una corrida cambiaria salvo que sus dueños lo autoricen o en el caso de títulos públicos, la gente los acepte en pago. La tesis de este trabajo es que el Banco Central tiene escasas reservas disponibles para pagar las deudas oficiales vencidas o a vencer.
El artículo de ALCADIO OÑA, del Domingo 19 de Julio:
Este prestigioso periodista económico publicó en la edición de Clarín de esa fecha, un trabajo titulado “A los manotazos con el dólar paralelo” en el cuál desmenuzó la situación de las reservas contabilizadas del Banco Central y demostró que en el cálculo oficial figuran como “reservas” la deuda con la República de China por 7.300 millones, depósitos privados, o sea ajenos al Banco Central, por 7000 millones, pago de bonos retenidos por 2000 millones (estos son cupones de deuda pública no pagados a los acreedores del Estado Argentino por orden del doctor Griesa de la Justicia Federal de Nueva York, porque no se ha cancelado la deuda con los “hold outs”), Letras del mercado por 1700 millones que son títulos públicos, 800 millones fruto de créditos con el exterior y 600 millones de cedines cuya contabilización por tratarse de títulos públicos también es inexplicable. El total de lo que NO son reservas disponibles da 19.400 millones de dólares. Restando estos 19.400 millones de dólares de los 33.850 millones de dólares que son pretendidamente “reservas” quedan 14.450 millones de dólares disponibles.

– LAS “RESERVAS” DISPONIBLES SE TIENEN PORQUE NO SE HONRARON DEUDAS QUE DEBIERON SER PAGADAS Y NO LO FUERON, CON GRAN DESCRÉDITO PARA LA REPÚBLICA ARGENTINA
Esas deudas no se pagaron porque en su oportunidad la Tesorería General de la Nación no las honró, y ,por ende, tampoco lo hizo el Banco Central. Si se hubieran cancelado con reservas del Banco Central y dado que la Tesorería no tiene como enfrentar ese pasivo, los 14.450 millones de dólares a los cuáles hemos aludido mas arriba no estarían. En realidad asistiríamos a un hecho insólito: La cesación de pagos del Banco Central porque su pasivo excedería a su activo. Esta situación inaceptable tiene origen en una política económica desastrosa, una de cuyas manifestaciones es no terminar pleitos perdidos o no entregar divisas para cancelar operaciones con el exterior, a las cuáles nos referiremos enseguida. Desde luego que el hecho inconcebible de desalentar las exportaciones industriales y agropecuarias pese a sus sólidas relaciones en los mercados mundiales, que lleva a cabo nuestro gobierno, figura al tope de las actividades contra el país que viene realizando desde hacen doce años.
a) Pleitos con sentencias desfavorables con sentencia firme: La nave enseña de los mismos es el pleito resuelto por el doctor Griesa, Juez de la Justicia Federal de Nueva York, en contra de nuestro Gobierno cuyo resultado fue confirmado por el Tribunal de Alzada. El pleito llego a la Corte Suprema quien rechazó la petición de ocuparse del asunto, el que quedó firme, desde hacen un año y dos meses aproximadamente. El monto del mismo no es inferior a los 1600 millones de dólares, cifra que aumenta día por día. Está impago desde la fecha indicada y mientras siga en su puesto la presente Administración, no se va a pagar.
b) No cancelar ese juicio de inmediato tuvo algunas consecuencias gravísimas en el ámbito económico: Para obligar a nuestro gobierno a abandonar su postura recalcitrante, se resolvió por el tribunal neoyorquino que hasta que no cumpliera con la sentencia judicial, la República Argentina no podía pagar los servicios de su crédito a los acreedores que habían aceptado las condiciones leoninas fijadas unilateralmente por nuestro Gobierno para salir del default. La consecuencia de su obstinada desobediencia, fue que quiénes se avinieron a ser pagados con moneda de quiebra, tampoco están recibiendo nada, lo que agranda el perjuicio que han recibido por confiar en la seriedad y la credibilidad de nuestros líderes. La segunda es que, después de este fallo, por el prestigio del Tribunal que lo emitió, va a ser muy difícil que se puedan ganar otros litigios que están tramitando en otros países. La tercera consecuencia es posiblemente más onerosa: El hecho de no pagar una sentencia judicial dificulta enormemente toda negociación pública y privada de extranjeros con nosotros porque existe este precedente del que se deduce que ni aun con un litigio perdido ante un Tribunal de renombre internacional, se obtiene que nuestros mas encumbrados funcionarios, hagan honor a los compromisos contraídos.
c) Existen distintas estimaciones de lo que puede deberse a quienes no ingresaron en el arreglo Kirchner- Lavagna pero, optimísticamente, digamos que se deberían 15.000 millones de dólares. Esa cifra es superior a la de las reservas disponibles del Banco Central que alcanzan, según hemos visto a 14.450 millones de dólares.
d) Cepo cambiario: La imposibilidad de hacer frente a los pagos a realizar en moneda extranjera llevó a nuestro gobierno a disimular su insolvencia financiera estableciendo una barrera a la remisión de utilidades y regalías a las empresas de capital extranjero instaladas en nuestro país, a sus matrices, pese a ser capitales de insospechable origen. Además se prohibió la compra de divisas a los particulares y se estableció un régimen burocrático difícil de sortear, para adquirir bienes y servicios provenientes del exterior. Se pensó, irresponsablemente, que esa novedad conocida popularmente como “cepo cambiario” detendría la persistente huida de capitales al extranjero con el consiguiente drenaje de divisas. Como es obvio, lo único que se hizo es desalentar la inversión extranjera porque nadie invierte en un país que no permite a sus dueños retirar las ganancias limpiamente obtenidas, por una parte, y por la otra dificulta la producción local. En un mundo globalizado es difícil encontrar un bien o un servicio que no requiera algún componente importado. La medida ha sido directamente suicida porque ha desalentado la exportación de productos nacionales, el desenvolvimiento de las empresas con lo cual también ha afectado el nivel de precios, y desatado un aluvión de protestas internacionales.
En lo que concierne a este trabajo, el cepo cambiario ha generado deudas en divisas impresionantes porque las empresas han solicitado al Gobierno remitir sus dividendos y no se los dieron pese a tener derecho a obtenerlas. Esas deudas hay que pagarlas como hay que pagar las originadas por las importaciones que no se pudieron hacer con moneda extranjera cuya provisión fue negada por el Estado. Esas deudas existen pero el Gobierno no las menciona.
DANIEL FERNÁNDEZ CANEDO, otro periodista económico de fuste, en Clarín del 19 de Marzo pasado, cuantificó en un trabajo titulado:” El cepo y el dólar entraron a la campaña”, los perjuicios ocasionados por el “cepo cambiario”: Según consigna en su artículo la industria reclama atrasos de 4000 a 5000 millones de dólares por piezas y componentes de la producción. Lo que viene ahora, surgido de la misma pluma, impresiona todavía mas: A la cantidad arriba expresada habría que adicionarle unos 14.000 millones por utilidades y dividendos que no se pudieron enviar a las casas matrices … porque el Gobierno lo impidió.
EL 3 DE OCTUBRE PRÓXIMO VENCE EL BODEN 15 POR 6262 MILLONES DE DÓLARES MAS 3,5% DE INTERESES QUE SON UNOS 220 MILLONES DE DOLARES ADICIONALES.
¿Cómo los va a pagar nuestro Gobierno? Es posible que siguiendo la política de la actual Administración queden a cargo de las futuras autoridades …

– LAS CIFRAS DEL BANCO CENTRAL SE SIGUEN CAMUFLANDO:
El Banco Central inventó una forma de discutible legalidad de actuar en el mercado “blue”: Vende a los particulares que los piden, “dólares ahorro” a un precio “promocional”con la esperanza que los adquirentes los enajenen posteriormente en el “mercado paralelo” y de esa manera influir para que su precio no suba. Así ocurrió durante un tiempo pero parece que desde hace algunos días, los beneficiarios se los guardan y eso es lo que hace acrecentar el valor del ”blue”. Esas salidas de dólares ahorro se han incrementado al extremo que en Julio de 2014 se gastaron algo mas de 200 millones de dólares y en Julio de 2015 el triple: Unos 680 millones de dólares, según el artículo de GUSTAVO BAZZAN aparecido en Clarín del Jueves 6 de Agosto. Este trabajo dice algo más, también muy interesante, porque al parecer esta pérdida neta de reservas de dólares con existencia física, por el motivo apuntado y otros requerimientos, contablemente se las camufla con la traducción a “dólares” de yuanes chinos. Estos últimos, por la cantidad de unos 8500 millones de dólares, han sido contablemente sumados a las reservas del Banco Central para llenar los claros que dejan los dólares que se entregan, según los especialistas PEDRO RABASSA y NICOLAS DUJOVNE a quiénes cita el articulista.
Por supuesto, lector, que el suscripto ratifica que tamaña cantidad de “dólares” que no son tal cosa sino, en realidad, “yuanes”, no son de “libre disponibilidad” o sea no son aptos, por ejemplo, para enfrentar una corrida cambiaria … No deberían figurar como reservas. Las monedas de “reserva” son el dólar, el yen, la libra y el euro.”

(Lo resaltado en negrita pertenece a la Redacción del Portal)

FUENTE: ENFOQUES POSITIVOS

4 Comments en "El especial enfoque de un calificado experto, en un tema de enorme importancia para la actualidad y el futuro del país"

  1. ROLO BOUTIER | 20 Agosto, 2015 at 12:25 am |

    Un poco larga la nota pero ha de ser la única forma de entender un problema tan complejo. Cómo mienten en el Gobierno !!!!!!

  2. MECHI CARRIZO | 20 Agosto, 2015 at 12:26 am |

    ¿Como van a hacer en el gobierno para entregar el banco central si es que no va a tener plata? Yo no puedo entender que si es otro que no sea de los kirchner no haga problemas al recibir un banco vaciado

  3. Duilio Cindrade | 20 Agosto, 2015 at 12:28 am |

    Muy buen trabajo del doctor Guaresti son pocos los que se animan a hablar tan claro

  4. Rolo Temple | 22 Agosto, 2015 at 10:43 am |

    Gracias doctor Guaresti por aclararnos y alertarnos de tantas monstruosidades a las que nos someten

Comments are closed.